viernes, enero 04, 2008

Primary Colors (XXIII): Iowa

Tras meses y meses de anticipación, quinielas, campaña y nervios, millones de dólares gastados y mucho tiritar y crujir de dientes, tenemos resultados en Iowa. La compleja, barroca maquinaria electoral que decidirá en los próximos meses los candidatos a la presidencia del país se ha puesto en marcha, y tras dos o tres horas de votación y recuento (lo de los Caucus es rápido) ha producido los primeros resultados.

Y hubo sorpresas, vaya si las hubo. Y hay mucho, mucho que contar.

Vaya por adelantado que los resultados son importantes, pero no son ni de lejos cruciales. Es un primer paso, corto, pequeño, en un estado con un sistema electoral bizarro y que no es ni de broma representativo de la diversidad del país. Iowa es un estado blanco blanquísimo, rural, conservador y muy, muy vacio; apenas tres millones de habitantes en un territorio de la superficie de Inglaterra. Aún así, lo que ha pasado hoy es grande. Muy grande. Y puede traer grandes cambios.

La primaria demócrata:

Barack Hussein Obama, senador por Illinois, de 46 años, negro, ha ganado las primarias en Iowa. Un tipo de padre Keniano, madre de Kansas, liberal moderado, carismático, brillante, ha ganado con un 38% de los delegados, sacando 8 puntos al segundo clasificado, John Edwards, y 9 a la tercera, Hillary Clinton. Lo ha hecho en Iowa, un estado que tiene un 95% de blancos. Y la verdad, aunque llevara diciendo desde hace días que Obama no era una broma, el tipo se ha salido.

La candidata inevitable, la gran favorita, miembro de la familia que controla todo el aparato del partido se ha llevado un sonoro repaso. No es una sorpresa, pero esto no hace la victoria menos significativa. Especialmente si uno tiene en cuenta cómo ha sido la campaña, lo que decían los candidatos, y lo que dicen las encuestas.

La encuestas a pie de caucus dicen que un 52% de los votantes buscaban, sobre todo, cambio. Obama ha basado todo su mensaje en estas elecciones en decir que Hillary, la Hillary esposa de un expresidente, es de hecho un producto del pasado; un miembro de una clase política que ha polarizado el país, obsesionada con debates políticos de tercera. Lo que ofrece es algo que ya he dicho que hemos visto en España: talante, consenso, romanticismo, mirar lejos. Y repito, aún con sus problemas (que los tiene; ya digo que mi preferido era Richardson), Obama no es un candidato flojo ni de lejos. Sabe de lo que habla, es listo, y tiene ideas sólidas.

De nuevo, esto es una sóla elección en un estado que no es representativo en unas elecciones a las que aún les queda muchísimo recorrido, pero creo que las sospechas que tenía el 2006 después de las legislativas poco a poco se confirman. Un 57% de los menores de 30 años han votado por el candidato que pide cambios. Hay algo nuevo en el aire.

¿Qué debemos esperar ahora?. Bueno, queda muchísima campaña. Un horror. Edwards ha sacado un resultado aceptable, pero está muy corto de fondos; aún peor, no tiene buenos números en la mayoría de estados que vienen (New Hampshire). Puede que su segundo le de aire, pero sigue en un lugar complicado.

Hillary en cambio tiene el dinero ($100 millones en el banco) pero se ha quedado sin discurso. Ya no es la favorita, la candidata inevitable. No es la candidata del cambio; Obama la ha masacrado en ese aspecto. Y por mucho que diga tener experiencia, parece que el electorado realmente no está interesado en ver una repetición de la presidencia de 1992 al 2000. Para hacer las cosas aún más difíciles, Obama tiene a la prensa hechizada, el tipo tiene tantos fondos como ella, y todos los estados que vienen son muy, muy competitivos. Si Obama no comete errores, Hillary tiene que sacarse algo de la manga rápido para evitar que esta derrota se convierta en la primera de muchas.

Tres notas al margen. Chris Dodd, Joe Biden y Mike Ravel lo han dejado tras sus patéticos resultados en Iowa. Y un servidor, politólogo cínico y que se ha tragado todo, confiesa haberse emocionado un poquito con el discurso de victoria de Obama. El tipo como orador es un auténtico monstruo. Oh, y la participación un 82% mayor que en el 2004. Hay entusiasmo.



Las primarias republicanas

El país está cambiando, y los republicanos parecen haber "captado" el mensaje. En Iowa han dado la victoria a un pastor baptista, religioso sólido y tozudo, simpático, encantador, mal informado y con la experiencia de haber gobernado un pequeño estado del sur. Mike Huckabee, antiguo gobernador de Arkansas, ha sacado un 34% de los votos, por encima de Romney (25%), Thompson (13%) y McCain (13%).

Sí, un tipo que tiene credenciales ser religioso sólido, conservador compasivo/ populista y más que simpático. Algo parecido a lo que hicieron en el 2000, y mira lo bien que les salió. Huckabee ha ganado gracias a la masiva participación de los evangelistas en las primarias republicanas; un 60% de los que se han acercado a los caucus lo eran. Iowa es un estado conservador con mucha gente que mira sólo "los valores" o la religión del candidato en las elecciones primarias antes de salir a votar. Huckabee es un candidato cercano, cálido y más que agradable, muy sociable y locuaz; una dosis de conservadurismo cubierto de Josebonismo buenista telegénico.

¿Sorpresa? Muy relativa. Romney, el gran perdedor, es un candidato más que aceptable pero con una desgraciada tendencia a cambiar de opinión constantemente; su recién descubierta vena antiabortista (sumado al hecho que es mormón) no ha colado con los votantes de Iowa. McCain y Giuliani (3%) apenas han hecho campaña en Iowa; Fred Thompson es vago de solemnidad y ha acabado por autodescartarse. Su victoria no era esperada por la prensa, que adoraba a Romney, pero no es muestra alguna de cambios tectónicos profundos.

Por mucho que digan, Huckabee aún lo tiene muy complicado. En New Hampshire no tiene casi nada que hacer; el Nueva Inglaterra hay bien pocos antiabortistas. En Carolina del Norte tiene un oponente duro (McCain) que le dará sopas con honda en New Hampshire la semana que viene, en Florida se enfrenta a Giuliani en un estado donde sí ha hecho campaña, en Michigan se enfrenta a un Romney (que es de ahí) aún con dinero y un público poco receptivo.

Los republicanos pueden acabar el mes con cuatro primarias y tres o cuatro ganadores. Todo sería decidido el 5 de febrero, cuando votan 26 estados, y donde Giuliani (que ha hecho campaña en todos) tendría las de ganar. Parece relativamente claro que Fred Thompson está bastante muerto y Romney lo tiene muy, muy chungo, pero Huckabee aún tiene que medirse con los dos candidatos más serios, McCain y Giuliani, y hacerlo fuera de estados receptivos a un tipo religioso simpático.

En resumen: a ellos también les queda mucho partido. Muchísimo. Y, curiosamente, aún con todo, han votado por el candidato más "nuevo" de los que habían. Otro buenista Zapateril. Quizás si hay cosas que están cambiando.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hillary Clinton es la “niña mimada” del CFR , la predestinada a ganar . En principìo Obama era un “relleno” , destinado a dar idea de democracia , de modo que se vea lo “progres” que son los demócratas , pues daban a elegir entre un negro y una mujer . El CFR , es la agrupación de la oligarquia estadounidense . Si Hillary no va adelante , esto si que va a ser una novedad . Sobre esta tema puede informarle Daniel Estulin en sus textos sobre Bilderberg , y el mas reciente “Los Señores de las Sombras” . Mi dirección de correo electrónico es limpisimo@hotmail.com , si alguién quisiese escribirme , sería bienvenido . En todo caso tengo mis dudas de que la situación se les vaya de las manos , no por ahora Por cierto ¿ que le parecería si boicoteasemos a “El Pais” ?
Veo mucha ilusión entre los progresistas , ¡ viene el cambio ! El cambio del recambio . Parece que no sabem lo que son las máquinas electrónicas de voto . Son unos cacharritos que le han dado dos victorias a los republicanos , los cuales nunca ganaros las dos anteriores presidenciales , pero esas maquinitas hacen milagros . Y no solo eso . Ya veremos en que va a parar la cosa , Que no se carguen a Obama , al confundirlo con el terrorista Osama .

Egocrata dijo...

¿Un poco errático el comentario, no?

No creo en conspiraciones; esto del CFR y el malvado robo y fraude electoral la verdad me parece una bobada.

Sobre que se carguen a Obama... mi mujer decía ayer cuando oía el discurso que Obama estaba empezando a recordarle a Robert Kennedy. Espero que no sea tan gafe. :-(.

FeraFerotge dijo...

Perdona mi ignorancia, pero desconozco por completo el sistema electoral yanki.

¿Quien vota a los precandidatos? Los propios militantes, ¿o la ciudadania estadunidense?

Si es así no se puede dar el caso de que voten al que les puede parecer más malo del rival para que gane el suyo?

No se, a mi si me dan a elegir entre Rato y Rajoy, me quedo con el primero, pero para fastidiar al PP y pierdan votaria hasta a Acebes.

judas dijo...

Egócrata, acabo de ver el video y la verdad es que el tipo sbe hablar...

Uno no es amigo de naciones ni similares, pero reconozco que me ha emocionado un pelín.

Egocrata dijo...

Feraferotge:

Como todo en EUA, depende del estado. En algunos estados (Iowa, New Hampshire) votan los militantes (aquellos que se registran como miembros; no hay cuota) y los independientes que quieran, pudiendo votar en una de los dos primarias. En otros estados sólo votan los militantes. En Iowa un tipo registrado en un partido puede votar en las primarias del otro si así lo prefiere, si no vota en la suya.

Y sí, lo de registrarse en el partido contrario o votar para fastiar se hace a veces. En estados poco competitivos muchos miembros de un partido cambian de acera al partido dominante para votar en las primarias al candidato menos malo, por ejemplo.

Julian dijo...

Buen orador, pero no me gustó mucho el discurso. La sopa de siempre para los tomadores de sopa de siempre.

Blah, blah, freedom, blah, blah, America, blah blah, liberty, blah, blah, America, etc.

Que querés que te diga?

Jorge Galindo dijo...

Me acabo de comer dos discursos de Obama vía YouTube: uno con contenido y otro sin él, el de la victoria en Iowa. Y no es "la sopa de siempre para los tomadores de sopa de siempre" y a la vez sí lo es. Si lo miramos desde fuera, claro que lo es. Pero desde dentro creo que la mujer del autor tiene razón: recuerda a Bobby. A los Kennedy en general, y esa es su intención (y parece que su obsesión eprsonal y no sólo una estrategia, aunque a saber). Realmente uno, siendo ajeno a todo esto, viviendo a miles de kilómetros, pued ellegar a oler, literalmente, a respirar su discurso en ciertos momentos. No quiero ni imaginar lo que pasará con los estadounidenses, la verdad.

Ya en un plano más formalico, en RealClearPolitics.com me he leído un artículo en el que comentan que el sistema de elección de candidatos demócrata está en parte diseñado para que el candidato más moderado gane en el sur en caso de que perdiese por arriba (a no ser que dos candidatos moderados se neutralicen como ocurrió en 1988 dando la victoria inesperada a Dukakis), con lo que Hillary, como su marido, remontaría más adelante. Sin embargo, también decían que claro, que esto se suponía que sería así si no hubiese nadie recogiendo victorias antes, es decir: si no se tratase de un uno contra uno, sino de varios candidatos igualados y un moderado que al final gana. Pero las cosas están en un uno contra uno, ahora mismo. Y, además, Obama es más moderado en bastantes aspectos que Hillary. OK, no con Irak y cuestiones similares, pero sí con el resto.

Poniéndome ahora un poco más informalico, que no es el CFR. Son los Skull & Bones los que manejan las papeletas mariposa. He dicho.

Jorge Galindo dijo...

Añado dos cosas:

Uno, respecto al tema de "votar para joder", el sistema de caucus puede que sea realmente caótico, sí, pero me parece lo más "normal" del mundo que uno pueda elegir el candidato de un partido con el que en principio no simpatiza. Primero, porque si ese tío gana va a gobernar (y por tanto trabajar) también para quien no le vote. Segundo, porqe yo puedo simpatizar con IU pero con un candidato X que pueda salir igual prefiero votar al PSOE, o puedo simpatizar con el PSOE y con un candidato Y que yo ayude a que salga, preferir votar a ese señor del PP. Claro, el problema es nuestra concepción de las candidaturas y las estructuras de partido que tenemos en este santo país. Eso, y esa cosa que no existe en realidad, que es en teoría una gilipollez que se inventaron Almond & Verba e Inglehart (cada uno a su manera) pero que en realidad tenemos todos (aunque nadie sepa definirla) y se llama "cultura política".

Dos, y verdadero motivo de poner otro comentario tan seguido, he encontrado el miniartículo de RealClearPolitics al que hacía referencia: a quien le interese, aquí está.