sábado, diciembre 03, 2005

Avancemos todos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional

El PP ha desarrollado con el paso de los años una curiosa adicción a la constitución, hasta la devoción a toda prueba que muestran en jolgorios y manifestaciones ultimamente. La de hoy en Madrid, que como todas las que llevan a cabo no es nunca en contra de nadie (recordad que no estaban contra los homosexuales, ni la escuela laica, ni los catalanes en las anteriores tampoco), pero no ha sido el habitual reguero de espantajos y fantasmas de los últimos meses.

El tema es la defensa de la constitución, que está siendo atacada por algo, se supone. Los nacionalismos, claro. No es contra el proyecto de reforma del estatuto catalán, sin embargo, como han repetido una y otra vez; entiendo en consecuencia que han cambiado de opinión y no consideran la reforma una amenaza, o un ataque al texto. Me alegro que me den la razón de vez en cuando.

La cuestión entonces es por qué narices se pasan el rato hablando de la indivisible unidad de la nación española, qué pretenden derrotar con sus gritos y qué derechos del individuo dicen defender. Está en la constitución, vamos. Tampoco entiendo a qué se refieren con eso de los ¨soberanismos¨. Será que quizás sí están haciendo lo de siempre, enviar a parir el estatuto, y no celebrando nada.

Mira, me parece muy bien que se esté en contra de la reforma del estatuto. Ya he dicho que hay cosas que no me gustan de él y que son mejorables. Lo que no me parece tan bien es primero ocultar una crítica a un texto que aún está en negociación tras una hipócrita cortina de adoración constitucional, equipararse uno mismo al verdadero espíritu de España, y llamar a todo el mundo que esté fuera irresponsable y feo. Ya puestos, defender la nación española, ente colectivo, como garante de los derechos individuales, mientras se dice que todo colectivismo e invocación a otras naciones es opresión me da la risa floja. Defender derechos es sólo legítimo en nombre de una nación, parece. Están listos en el resto del mundo.

Una de las cosas que más admiro de Estados Unidos es su capacidad de estar orgullosos de su país y de sus libertades sin tener que invocar en ningún momento naciones o construcciones culturalistas. No sienten aprecio por una ¨nación americana¨, sino orgullo por pertenecer a la land of the free. Dentro de ella, tu puedes amar a tu terruño y cultura tanto como quieras, pero lo que aprecias es que seas libre de hacerlo sin imposiciones, en un país que es tan tolerante que ni siquiera tiene lengua oficial.

¿Tánto costaría en España aspirar a esto? Con tanta alergia de unos a la diferencia, y tanta obsesión de otros por hacer de ellas una causa política, andamos listos. Sólo Zapatero, Maragall y algún que otro socialista cree que lo importante no es tanto ser, sino poder serlo.

8 comentarios:

Leucipo dijo...

La comparacion con Fernando VII no se si es un poco exagerada. Los del PP todavia no han descuartizado a nadie en plena plaza de La Cebada.

Egocrata dijo...

Un poco de ironía no les iría mal, por eso. Rajoy ha perdido el sentido del humor.

Citoyen dijo...

lo de maragall me parece precipitado. Estoy de acuerdo en las construcciones nacionales basadas en el principio de ciudadanía y en los derechos individuales, pero maragall hace mucho tiempo qeu invoca la catalinidad com diferencia y tal y cual... yo pediría un estado, mas que multicultural, acultural. igual que otros piden un estado laico, yo pediría una laicidad en materia de culturalidad... Ojo, no significa que la lacidad me pareza bien: la libertad de creencias es infinitamente mas importante que la libertad de sentirse parte de una cultura o de otra luego el estado debe intervenir.

Topgun dijo...

Un patriota, un Idiota

Alex Guerrero dijo...

No vanaglories tanto EEUU, que si no tienen lengua oficial, es porque, por la fuerza del mercado, se autoimpone.

Y para un liberal de esos que pululan por tu yale, seguro que es la land of the free, pero me gustaría hacerle un test a un granjero de Misouri, a ver qué construcción mental tiene sobre su nación... :P

Eugenio Martínez Sierra dijo...

El título de este hilo es para quitarse el sombrero.

derriba españa dijo...

Lo que resulta de coña es lo de que España es una nación de ciudadanos libre e ¡iguales!, no se lo creen (ni lo quieren) ni ellos mismos. Yo literalmente si españa no es una nación de naciones me cago en españa y recuerdo unos versos que me recitiba mi abuelo, no sé quién fue su autor:
Me cago en Prim y en Topete
en Serrano y Castelar
y en todo peninsular
desde Madrid a Albacete
también me cago en el Papa
, y en toda la gente guapa
y para cagarme en conjunto
me cago en el mismo punto
que ocupa españa en el mapa

Tito el Elfo dijo...

Pues más patriotas que hay en Red Liberal, Topgun...