miércoles, febrero 06, 2008

Primary Colors (XXXV): unos acaban, otros empiezan

Una serie de breves sobre las primarias de ayer supermartes. Miraré de escribir más esta tarde, que hoy voy un poco tarde.

Republicanos
:
  • McCain lo tiene prácticamente en el bote. Ha ganado un montón de estados, con victorias convincentes en Nueva York, Illinois y California. En el sistema mayoritario de este partido, su ventaja de delegados se refuerza considerablemente, colocándole en una posición difícil de batir.
  • Eso no quiere decir que todo son buenas noticias para el senador. Para empezar, no ha ganado en casi ningún estado en el sur; Romney y de forma bastante sorprendente Huckabee le han robado la cartera.
  • Curiosamente, McCain ha ganado en todos los estados que el partido republicano no ganará en noviembre ni harto de vino. ¿California? ¿Nueva York? ¿Connecticut? Dioses. Es un candidato que gusta a los republicanos de los estados que no votan republicano. No me extraña que le tengan tirria.
  • Romney está prácticamente muerto. Huckabee anda postulándose para vicepresidente, pero tiene el lastre de 1. ser creacionista y comebiblias de forma excesiva para unos generales, 2. es demasiado populista en lo económico para los conservadores. Como complemento al candidato McCain no es realmente la mejor opción, me parece, aunque nunca se sabe.
Demócratas:
  • No hay absolutamente nada decidido, como de costumbre. Obama ha ganado trece estados (aún falta alguno por cerrar), Hillary ocho. En delegados aún andan contando, pero la diferencia será probablemente muy pequeña
  • Hillary ha ganado en California por 10 puntos, tras estar 25 por delante en las encuestas. En Massachusetts lo ha hecho por 16, tras estar a 30, en Nueva Jersey pasó de estar a 20 a estar a 10. El patrón en general ha sido que Obama ha pasado de estar de distancias estelares a estar a tiro en casi todas partes, sacando delegados que nadie esperaba que obtendría. Obama también ha ganado algunas elecciones increíbles, como Missouri y Connecticut, y en algunos estados con enormes poblaciones latinas, caso de Nuevo Méjico.
  • Eso no quita que Obama ha ido muy, muy lejos, pero no ha ganado del todo. A falta de acabar la cuenta de delegados, ha empatado o ha perdido por poco, manteniéndose a tiro. Hace dos semanas esto era impensable; estaba a una distancia estelar en casi todos los estados que votaban ayer. Su campaña ha cerrado la distancia, ganado un buen puñado de elecciones que nadie esperaba (y arrasando en todos los estados que eran caucus) y sigue en posición de ganar esto.
  • ¿Quién ha votado a quién? Pues con la excepción de los afroamericanos (donde Obama ha sacado un 80%) la cosa ha andado bastante pareja. Obama ha ganado hombres blancos, perdido latinos por 16-20 puntos, perdido en mujeres por un margen parecido, y arrasado en menores de 45. Tengo que mirar más encuestas, pero con la excepción de afroamericanos, parece que las diferencias se han cerrado muchísimo.Más que origen o color de piel, parece que la edad y nivel de renta (ingresos bajos para Hillary) está separando los votantes de ambos por encima de todo.
  • Al menos en este caso, los dos candidatos han ganado tanto en estados cláramente demócratas como en estados cláramente republicanos, con Hillary siendo marginalmente más efectiva en estados liberales. El partido no sabe a quién votar, pero al menos no parece que una mitad odia la otra.
  • Volvemos ahora a un patrón de campaña más lento, con estados votando en grupos pequeños o individualmente. Obama tiende a sacar mejores resultados cuando puede concentrarse en pocos estados; de hecho parece que los efectos de una "visita" de Obama son mucho más pronunciados que una de Hillary. Donde Obama ha hecho campaña estas semanas las distancias se han cerrado muchísimo o ha ganado.
  • Conclusión: todo sigue en el aire. Es hora de mirar calendarios, ver el orden de las primarias que vienen, y contar como si se empezara de cero. Washington, Louisiana, y Nebraska como Iowa 2.0, Maryland, Washington DC y Virginia como New Hampshire segunda parte. Por primera vez en muchos años, parece que sitios como Texas y su primaria van a contar para algo. Dioses.
  • Les doy 50-50 a los dos candidatos; quizás 55-45 a favor de Hillary. No hay nada decidido en esta carrera, y ahora es cuestión de a ver quién corre más en organizarse en sitios dónde nunca nadie se había organizado. En eso puede que Clinton tenga algo de ventaja, ya que conserva los contactos de cuando era presidente su marido, pero la campaña de Obama ha demostrado ser muy eficiente en las distancias cortas en el pasado. Veremos.

8 comentarios:

zarevitz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zarevitz dijo...

De cara a las elecciones generales, a quién ves con mejores posibilidades, ¿a Clinton o a Obama? He oído que Obama incluso atrae votos entre los republicanos, mientras que Clinton está estancada con los demócratas.

Egocrata dijo...

Creo que cualquiera de los dos le puede dar sopas con honda a McCain (yo ya estoy para empezar a hacer el troll con rumores e infundios sobre su frágil salud y crisis nerviosas... Muuuaaahaaahaaaa); aún así, veo Obama como un candidato más atractivo cara unas generales.

Jorge Galindo dijo...

Eso mismo me estaba preguntando yo hace un tiempo, y también hoy mismo. Con el ruido que se está liando en torno a la campaña y a las primarias demócratas, los pobres republicanos parece que no cuenten. Al menos en Europa se plantea sin decirlo que la decisión Obama-Hillary es la decisión de quién será el próximo Presidente. Es un fenómeno curioso, supongo que provocado porque son mucho más atrayentes y vendibles para los medios. Y aquí, sobre todo en cierto ámbito progre, que pensamos que USA = Retrógrados medio locos, llama la atención.

(Siento seguir el offtopic. Muy buen análisis. Pero como muestra: me he leído antes la parte de los demócratas, y con más interés, que la de los repunlicanos).

Daniel Rodri­guez dijo...

Más que crisis nerviosas, lo que le pasa a McCain es que es un cabezón y tiene mal carácter. En realidad, no creo que sus posturas se alejen mucho más que las de otros candidatos de las bases del partido, pero como tiende a insultar a quienes se le oponen, cae muy mal entre muchos republicanos y muy bien en los medios progres.

Creo que el mejor ticket que podría llevar sería alguien más joven que él (60 como muy máximo, mejor menos de 50) que tenga unas credenciales impecables para las bases republicanas. Huckabee cumple en lo de la edad, pero en cuanto a sus credenciales, son peores que McCain para la derecha no evangélica.

Clinton, por otra parte, no creo que le dé sopas con onda a McCain. La principal debilidad de éste es su desconexión con la base y que habrá quien prefiera no votar antes que votarlo a él. Pero esa misma base aborrece a Clinton lo suficiente como para pasarlo por alto. No sucede lo mismo con Obama.

Egocrata dijo...

Daniel, tienes razón que Obama es mejor candidato contra McCain que Hillary.

Sobre su cabezónería, también de acuerdo, con matices. McCain no ha sido nunca un conservador estricto. Es muy moderado en inmigración, bastante ecologista, no odia la redistribución de renta y y ha dicho más de una vez que los evangélicos son unos intolerantes de cuidado. Siempre ha sido un moderado, un republicano a la antigua de igualdad de oportunidades y el gobierno fuera de mi bolsillo y mi dormitorio.

Sin embargo desde hace un par de años lleva jugando a ser amigo de toda esta gente, pero con poco éxito.

Su gran problema, me temo, es la edad. En un país que está harto de como han ido las cosas con Bush, presentar un tipo de 72 años que lleva toda la vida en política como un agente de cambio es un idea absurda.

Un Romney hubiera sido mejor candidato, la verdad. Especialmente el moderado de Massachusetts, no el tipo que juega a ser conservador de ahora.

Daniel Rodri­guez dijo...

Bueno, es la vieja teoría de la movilización vs. el voto del centro. McCain no moviliza a los suyos, pero contra Hillary se llevaría los votos del centro y posiblemente los suyos se movilizaran de todos modos pero CONTRA Hillary. Obama probablemente movilizaría a los suyos, desmovilizaría a los contrarios y quizá se llevase también el centro.

E, insisto, el problema de McCain con los conservadores no es tanto su posicionamiento ideológico, que también, sino lo mal que lleva que le lleven la contraria. Y como con frecuencia quien se la lleva son conservadores, peor aún. Es más fácil votar a alguien con quien tienes desacuerdos que a alguien que te ha insultado por haberte opuesto a alguna posición suya.

No obstante, es cierto que la gente está cansada y quiere cambio. Eso favorecería a Obama. Pero, pese a la edad, favorecería a McCain frente a Hillary. McCain será mayor, pero no ha sido presidente, Hillary sí ("dos al precio de uno", decían). Los americanos, creo, de l que están hartos es de tanto Bush y tanto Clinton.

Egocrata dijo...

Y las encuestas de un hipotético McCain vs Clinton te dan la razón :-) (McGain ganaría por poco)

Sí, McCain tendría alguna oportunidad contra Hillary; aún así es un candidato muy vulnerable contra ambos, por lo que tú dices.