lunes, febrero 04, 2008

Repaso (realista) a una legislatura (IV): cajón de sastre

Hace tiempo que tengo esta serie de artículos abandonada, así que es hora de retomarla repasando lo que ha hecho (o podido hacer) este gobierno durante la legislatura, y lo que un servidor ha escrito de ello. De nuevo, mi intención no es discutir qué glorioso modelo social el gobierno debería haber aprobado, sino discutir si dentro de la capacidad de maniobra del gobierno podrían haberlo hecho algo mejor de lo que acabaron aprobando. Por partes.

Modelo autonómico: reformas estatutarias

Si en artículos anteriores hablaba de los límites económicos que un gobierno debe sortear al gestionar la economía, hoy toca hablar de los límites políticos.

El PSOE llega al gobierno el 2004 con una idea bastante coherente y sólida sobre qué debería ser el sistema autonómico en España: el mismo nivel de descentralización o un poco mayor, con una distribución del poder y la financiación mucho más cercana a un sistema federal puro. Algo parecido a una clausula residual para las autonomías, y cumplir con el principio que quien gasta el dinero debe recaudarlo. En el programa incluso llevaban una bonita, modesta y razonable reforma de la constitución para que el Senado respondiera a esta lógica.

El resultado final de la legislatura ha sido... un poco menos ordenadito que esto. Ha sido algo más parecido a una chapuza apresurada hecha a trancas y barrancas, hecha de pegotes variados y alaridos en los pasillos. Zapatero quizás tenía en mente una cosa más o menos racional, pero las reformas estatutarias se convirtieron rápidamente en una serie de negociaciones e infinitas batallas tácticas.

¿El motivo? Me parece que no soy partidista si digo que el PSOE no ha encontrado interlocutores especialmente receptivos para discutir la reforma. Y la verdad, no creo que los principios que guiaban al PSOE que escribía arriba sean absurdos, separatistas, destructores de la nación o esencialmente inasumibles por el PP con algunos cambios menores. Los conservadores de hecho tenían en su programa una reforma del senado, si no recuerdo mal; lo cierto es que la racionalización y simplificación del sistema autonómico no es algo que un partido en la oposición tenga motivos para bloquear a chillidos. Y más cuando este partido representa menos del 40% de los votantes, y el resto del arco parlamentario está dispuesto a hablar.

El PP, evidentemente, se ha pasado la legislatura haciendo el troll, únicamente negociando cuando le beneficiaba. Ya se sabe, aprobando estatutos y votando a favor de ellos alegremente cuando se trata de sus autonomías, y no de Cataluña. Reformar el sistema de financiación en agregado no, es malvado y no lo hablan, pero copiar en plan descarado todo lo que han aprobado los malvados catalanes y que antes era horripilante se puede hacer sin problemas.

La verdad, la reforma del sistema autonómico no ha tenido el mejor de los resultados posibles. Es incompleta, inconsistente y no arreglando lo esencial, que es el chapucero sistema de financiación. Por añadido, el PSOE fue patéticamente incapaz demasiado a menudo de tener la iniciativa en los debates de aprobación de los estatutos. No entenderé nunca por qué el estatuto catalán y el valenciano no se aprobaron en paralelo, por ejemplo, o cómo se metieron en fregados absurdos dejando la negociación previa en manos de Maragall sin control alguno.

Aún así, el gobierno no podía aprobar de forma realista nada mejor de lo que ha salido. Políticamente, el PP ha torpedeado el debate, vetando con su alegre intransigencia lo que no había ganado en las urnas.

Derechos civiles: divorcio y matrimonio homosexual.

En comparación al chapucero debate autonómico, la extensión de los derechos civiles es una muestra clara de lo bien que puede operar un gobierno cuando actúa sin miedo y se explica con fuerza, y la oposición no tiene una base de poder (los gobiernos autonómicos) donde poderse enrocar. El PSOE tenía una serie de cosas en el programa, y las aprobó. Punto pelota.

Evidendemente, dos detalles ayudaron: el primero el hecho que la Iglesia en España no es realmente un rival creíble o valorado, y segundo que las reformas eran populares desde el principio. El resultado son dos reformas aprobadas, y dos derechos que ni el PP con mayoría absoluta se atreverá a borrar de los libros. Los obispos lo saben; toda esta protesta es más de cara a su parroquia que una defensa cierta.

Reforma educativa educación para la ciudadanía

Una buena reforma (sigue casi todo lo que aconseja la investigación académica y los resultados de Pisa) que ha sido criticada por el motivo más absurdo posible: una asignatura que se vende como doctrina para niños y que existe en muchísimos países del mundo. Empezando por Estados Unidos, por cierto.

El PSOE ha sido espectacularmente incompetente vendiendo la reforma, pero está aprobada. Y como comentábamos antes, el gran oponente de la reforma (los obispos) no es exactamente el más indicado para decir que los otros hacen "adoctrinamiento" así que estoy bastante seguro que el coste electoral será entre bajo y nulo.

Sistema judicial

Aquí el gobierno ha pecado de inocente. A principios de legislatura, cuando aún algunos creíamos que el PP y su bocinismo pasarían pronto, pasaron una reforma que cambiaba el método de elección del Consejo General del Poder Judicial (entre otros organismos) de mayoría absoluta en las dos cámaras a mayoría de dos tercios. O en otras palabras, de poder votar los cambios sólo necesitando a un par de nacionalistas a necesitar al PP, dándole poder de veto.

Una reforma legal perfectamente razonable, estrictamente de consenso y muy, muy aceptable... a la que el PP ha respondido haciendo el troll. El resultado es que lo que empezó como un cambio para bien se convirtió en un martillo de herejes contra el gobierno, y un mecanismo de veto más que Rajoy y compañía ha usado con saña. Claro está, no se ha hecho nada más en este frente; como todo lo que se podía bloquear, el PP lo ha hecho.

Política exterior

En contra de lo que dice el PP, ha cambiado más bien poco, si se excluye la retirada de esa tremenda estupidez que fue la guerra de Irak (acción que ha sido, por cierto, de las más populares del gobierno). Aznar tuvo relaciones cordiales con Cuba, comerció con Chávez sin problemas y tuvo una relación de amor-odio parecida con Marruecos (aunque nunca se atrevió a enviar los Reyes a Ceuta). En Europa los intereses son los mismos, aunque ahora se hace menos el troll que antes. En lo esencial, España es un país que tiene un peso relativo (importante en América Latina y Europa, normalillo fuera), y se ha actuado en consecuencia.

Lo de la Alianza de las Civilizaciones es relativamente importante, pero nada espectacular. Está en consonancia con lo que era España antes de que Aznar hiciera el cafre y destruyera todos los contactos y buenas relaciones que España tenía desde tiempos de Franco en el mundo árabe (quien lo diría), pero no va a cambiar el mundo demasiado. Quizás si haga que cuando se hable de Europa y el Mediterraneo las conferencias vuelvan a hacerse en España, sin embargo; algo para nada trivial a largo plazo.

En fin, esto es todo lo que se me ocurre por ahora. Si olvidé algo, por favor pregunten. Que uno se hace viejo y tal. Del canon digital hablo luego, pero vaya por delante que si tengo que escoger entre pagar canon o perder el derecho (y la capacidad, vía DRM) de poder hacer copia privada, remixes, citas y otras maravillas, sufrir patentes de software y tener a las discográficas husmeando qué hago por la red, prefiero pagar el canon.

12 comentarios:

Gorka dijo...

Estupendo repaso con el que estoy bastante de acuerdo, la verdad, por no decir del todo.

Especialmente con lo del canon, porque me da a mí en la nariz que Mariano está en contra del canon para pasar después a eliminar el derecho de copia privada, al estilo yanqui. Si te fijas, habla mucho del canon, pero no qué pasará después, ¿copia privada sin canon? No lo creo.

Estupendo post.

Salu2

Geçografo Subjetivo dijo...

Cuando se habla de Justicia normalmente sólo se habla del CGPJ, TC y TS, pero poco de lo colapsada que está la justicia de juzgados, audiencias provinciales y tribunales superiores. La reforma procesal de López Aguilar parece que se fue a Canarias.

Lole dijo...

En política exterior, olvida usted el entusiasta apoyo del gobierno a la propuesta de Constitución Europea. Teniendo en cuenta su primacía legal sobre las normas de este país, considero que es un asunto de primer orden, si bien, al final no tuvo apenas trascendencia gracias a lo que pasó en Francia y Holanda.
Opino que, desde la izquierda, ese texto era inaceptable, y por tanto, la postura del gobierno, una traición a su ideología oficial.
Si a eso añadimos a las mentiras que soltaron para apoyar el texto, y la campaña institucional que en lugar de enfocarse en la asistencia a las urnas, se dedicó a apoyar el sí desvergonzadamente.
Yo creo que ZP pecó de frívolo, pues lo que le importaba es que España fuera el primer socio de la EU que aprobara la Constitución, dejando a un lado si su articulado era adecuado o no. Vamos, ponerse la medalla de europeísta fetén.
Inaceptable.

Egocrata dijo...

¿El texto era inaceptable? En cuanto a derechos y deberes no era demasiado distinto que cualquier constitución europea, incluida la española. ¿Son estas también inaceptables?.

Por añadido, estamos hablando de un repaso realista, no un alegre diseño de fantasía. La cuestión es si esa era la mejor de la constituciones aprobables (probablemente sí) y qué capacidad de cambio adicional tenía el gobierno (relativamente poca cuando llega al poder).

Una constitución tiene que ser aceptable para todos, tanto derecha como izquierda. No es un programa político, es un conjunto de reglas para decidir quién manda; pedir algo por encima de esto es hacer tu texto inaprobable.

Egocrata dijo...

Oh, y totalmente de acuerdo en lo de la reforma procesal. Y en lo de la Iglesia en la entrada anterior también :-).

Sobre lo primero, por eso, entiendo que el gobierno no quisiera tocar nada con el CGPJ haciendo el mandril de ese modo.

Lüzbel dijo...

Petición:

Además del repaso a la actuación del PSOE sería bueno un repaso (breve)a la actuación de PP, IU y nacionalistas periféricos.

Saludos.

Gulliver dijo...

Una puntualización.

Si no me equivoco no hubo reforma del modo de elegir a los miembros del CGPJ, sino del modo en que estos eligen a los magistrados del supremo.

La reforma no tenía nada de inocente, porque en el CGPJ había mayoría conservadora fruto de la legislatura anterior. La reforma buscaba directamente reducir el poder de la mayoría conservadora exigiendo un mayoría de 3/5 para elegir magistrados.

Fue una torpeza, porque obviamente encabronó al PP que contratacó con el bloqueo de la renovación del CGPJ y así estamos como estamos.

Lole dijo...

No se trata de tener una constitución europea de fantasía, pero sí de una que responda a la esencia de Europa, a lo que la distingue de otros países desarrollados como USA. A ese respecto y por poner un ejemplo, la constitución europea debería garantizar la asistencia sanitaria gratuita para toda la población, obligando a todo estado que acceda a la Unión a proporcionar la misma a sus súbditos.
Por contra ese texto que se nos ofreció, deja esta cuestión en manos de las legislaciones de los estados miembros.
¿Quién me garantiza entonces que a la larga no voy a perder la cobertura sanitaria porque manteniéndola España es menos competitiva que otros estados miembros que la han retirado o nunca la han tenido?
No sé a usted, pero a mí un texto que deja abierta la puerta al dumping social me parece inaceptable.

Y para más INRI, una vez aprobada es casi irreformable, pues hace falta la aprobación de todos los estados miembros. Se imagina usted si para reformar la constitución española hiciera falta el visto bueno de las 19 comunidades autónomas. Pues en este caso, ya somos 27, y veremos si el número aumenta.

No niego que ZP poco podía hacer para obtener un texto superior, pero de ahí vendérnoslo como una maravilla mediante mentiras principalmente de él y de Trinidad Jiménez, hay un trecho.
Y encima la campaña institucional, en lugar de ser neutral, estigmatizó a los partidarios del No.
Repitiendo palabras de otro bloguero habitual por estos pagos, nos la intentaron colar como una lavativa.

Egocrata dijo...

No hay ninguna constitución del mundo que haga que los derechos sociales (al trabajo, sanidad, vivienda etc) sean 100% obligatorios.

Bueno, la francesa con vivienda, pero ya digo por adelantado que es inaplicable.

Le estás pidiendo algo a una constitución para 450 millones de personas que la constitución española no recoge para 44. Lo siento, pero no es realista, y de hecho la haces inaceptable para demasiada gente.

Y oye, defiendo la sanidad universal como el que más, pero si por algún motivo extraño un político gana las elecciones diciendo que quiere abolirla (algo imposible, pero vaya) nos merecemos perderla, por capullos.

Lole dijo...

Sí, te leo habitualmente (con agrado, por cierto) y bien sé que defiendes la cobertura sanitaria universal.
Pero yo caigo más en el pesimismo. Y lo que ahora parece casi imposible, en un futuro (perder la cobertura) puede ser más probable. Las inercias económicas de la globalización son temibles, por tanto, la competencia con países sin coberturas de nada es cada vez más patente. Si a eso sumamos que la población cada vez está más aborregada intelectualmente...
Por ejemplo, no pocas veces escuchamos decir a la gente que de aquí a 25 años se acabarán las pensiones por jubilación. Pero esto no lo dicen únicamente los interesados en desmantelar el sistema de pensiones. Lo dice todo quisque. Ya se ha formado un caldo de cultivo para que la población acepte pasivamente lo que en realidad es inaceptable y evitable.

Por eso no me conformo con que la constitución europea no blinde la cobertura sanitaria. ¿Que no hay precedentes? Cierto. Pues creemos esos precedentes. Que a determinados países de la Unión no les interesa que les obliguen a proporcionar cobertura sanitaria. Pues esos países no deberían estar en la Unión. Desvirtúan el concepto que tengo de Europa, lo contaminan, lo homogeinizan con el resto de la OCDE y generan dumping social, justo lo que los neoliberales desean. Que se larguen.
Por eso no me parece bien que se haya perdido esa oportunidad. Esa oportunidad para debatir lo que consideramos que es Europa y cual debe ser su marco legal. Que se nos ningunee el debate, para que ese señor, ZP, pueda presumir de ser el dirigente del primer país que ratificó el tratado.

JJ dijo...

Sobre el asunto de la Constitución Europea, estoy totalmente de acuerdo con lole.

Esta constitución se hizo a medida de las grandes empresas, no de los ciudadanos europeos, manteniendo un exagerado poder en los estados y en la Comisión, cosa que invalida el carácter democrático de la Unión, y dejando el Parlamento para tareas poco más que consultivas. Por lo tanto, de democrática lo mínimo.

Por otro lado, se garantiza el "derecho a trabajar" y se habla de "servicios de interés general" en vez de hablar, respectivamente de "derecho a un trabajo digno" y "servicios públicos". El motivo de estas matizaciones es que la redacción en la Constitución deja la puerta abierta a la explotación laboral, puesto que tener derecho a trabajar no da derecho a que éste trabajo se haga en condiciones (ni siquiera sanitarias y de seguridad) razonables ni por un sueldo suficiente; y abre la puerta a la privatización de todos los servicios públicos, rebautizando dichos servicios como "de interés general" y eliminando de ellos la palabra "públicos" para así permitir que sea el "libre mercado" el que los pueda proporcionar.

Pues bien, como éstas hay muchas más perversiones semánticas en el tratado que lo hacen sí, INACEPTABLE, no sólo para uno de izquierdas, sino para un ciudadano cualquiera. Y es por eso que la actitud española al respecto me pareció ignorante, paleta y borreguista, con la coña de que hay que ser "uropeo", sin ningún sentido crítico del texto. Y Zapatero el primero. Penoso.

Por cierto, que nuestra constitución si habla de "trabajo digno" y dice cosas tan comunistas como que "la propiedad privada está supeditada al bien común"... y fue a probada por derechas e izquierdas. ¿No será que la que sí tiene ideología, ideología expresada en lenguaje de abogados, lo admito, es la Constitución Europea?

The Burning Brain dijo...

No estés tan seguro de que no se vayan a atrever a tocar los derechos de gays y lesbianas, hace poco Rajoy ha realizado varias declaraciones en las que indica que, si por el fuera, quitaría el derecho a adoptar:

http://theburningbrain.blogspot.com/2008/02/rajoy-quiere-quitar-gays-y-lesbianas-el.html