sábado, marzo 24, 2007

Decisiones directamente incomprensibles

Yo ya pensaba que tras oir unas doscientras o trescientas diatribas al PP los conservadores habían perdido la capacidad de sorprenderme, pero el rebote que han pillado contra Polanco y el grupo PRISA me ha dejado francamente perplejo. Hasta ahora a Rajoy y compañía los criticaba por decir tonterías un tanto demasiado a menudo, pero hasta cierto punto era capaz de encontrar una cierta lógica a su estrategia de agitación.

Lo del boicot a ciertos medios de comunicación, sin embargo, es algo que sencillamente se me escapa. No tiene sentido político, no tiene justificación real de ninguna clase, y sobre todo, me parece que hace mucho más daño al PP que a Prisa, el gobierno o cualquier otro partido. Es una auténtica herida autoinflingida; un entusiasta salto al vacio fruto de una paranoia absolutamente desaforada.

Empezaremos por lo más sencillo, que es el argumento de la supuesta agresión de Polanco al PP. Un tipo cargado de millones hasta las orejas, que resulta tiene unos cuantos medios de comunicación (una cadena de radio, un periódico nacional y una televisión; en ningún caso un monopolio) dice que el partido de la oposición esta lleno de impresentables. De acuerdo, es el propietario de varios medios. ¿Desde cuando implica un prohibido opinar?. Me temo que si ser propietario de un periódico te excluye de decir lo que piensas, Jimenez Losantos (que es accionista de referencia en LD) puede empezar a callarse. Si el señor Polanco cree que Rajoy es un cretino, no importa que sea magnate de la prensa o taxista, tiene el derecho a poner a parir a los políticos que la Santa Constitución proclama.

Y sí, las palabras de Polanco son una simple crítica, comparada con las barbaridades que sueltan ellos ("bobo solemne" "traidor" "anticristo" "amigo de los terroristas"); y más cuando el PP ha usado la misma frase ("guerracivilista") a diestro y siniestro. La izquierda italiana no boicoteó los medios de Berlusconi (más bien el boicot era en dirección contraria), y no había mayor parcialidad que esa.

Más allá de este curioso interés por cerrar bocas, el boicot del PP tiene un tufillo de matonismo con la prensa preocupante. Este un periódico a favor o en contra de tus ideas, condicionar tus aparaciones y noticias según lo que digan es un intento patético de hacer que un tercero te dé la razón a base de chantajes de patio de colegio. Si Acebes le dijera a un periodista que no habla con él si no le llama guapo, machote y sexy sonaría ridículo; lo que el PP está exigiendo es algo al mismo nivel. Si Polanco no les llama guapos, no le están. Pues oye, macho, si Polanco cree que sois feos no se os curará la joroba por mucho que se resigne y aplauda.

Más allá de esto, el boicot representa para el PP un tremendo lastre electoral. Para empezar, todos aquellos votantes que sospechaban del catastrofismo sistemático de los populares pueden ver a plena luz del día una cierta tendencia a la paranoia. Si un partido político se pasa el día repitiendo que todos van contra él, todos le odian y reacciona con alaridos y ataques furibundos ante una simple crítica, parece bastante claro que algo no funciona. Si Rajoy tenía una imagen niñato barbudo impertinente, esto no hace más que reforzar la imagen que señalan muchos críticos del PP: simplemente, no toleran más verdad que la suya.

Por añadido, meterse en una guerra contra los mensajeros es en política siempre una mala idea. Primero, porque te saca del mensaje; si estás hablando de malvados periodistas no estás dando la vara con el terrorismo, educación o sanidad. Cuando en política no hablas de temas que interesan al electorado (sean reales o inventados), los votos se marchan, y la verdad, las ideas de Polanco no creo que interesen a demasiada gente. Y cuando los medios que te gustan, los de tu lado, son tan descaradamente parciales (y quien diga que la Cope es parcial, por favor al frenopático), quedás aún más ridículos.

Segundo, criticar a los medios tiende a levantar sospechas en el electorado. Si el culpable de tus males es que aquellos que explican la realidad no la explican bien, los votantes no estarán habitualmente dispuestos a creerte. El acusar de parcialidad a otros siendo tú por definición un actor partidista y parcial no te dará puntos, y más cuando tu reacción es tratar de convencerle a martillazos.

Tercero, y los más importante: no importa lo mal que te cubran, es mejor estar en los medios que no estar en ellos. Siempre. El primer paso para que alguien te vota es que te conozca, y si te emperras en que tus candidatos no aparezcan en los medios con más audiencia en el país, es ir a las urnas con una mano atada a la espalda. La mayoría de lectores y oyentes de medios de PRISA quizás no voten al PP, pero lo que es evidente es que si los conservadores no se dignan a aparecer por su periódico preferido aún les votarán menos.

A todo esto, para los que andan haciendo comparativa de boicots entre Telemadrid/PSOE y el PP/PRISA. En el caso de Telemadrid, el PSOE se queja que la cadena les hacía un boicot de hecho, así que para ahorrarse humillaciones se plantan y dejan de ir. No se quejan que les critiquen, se quejan que no les llamen. La verdad, también eso me parece una pataleta infantil, pero la diferencia es clara: en el caso de Telemadrid, con boicot o no, los socialistas salen igual de poco.

Aún así, el hecho que la FSM lo haga no implica que lo del PP esté justificado; y la verdad, si uno tiene que compararse a ese insondable pozo de virtud política que es la FSM para justificarse, lo cierto es que tiene un problema grave.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

De hecho, es significativo lo dañino que esto será para el PP por el hecho que tanto El Mundo como La Razón no lo sacan en portada hoy. Ellos prefieren quedarse en la erosión a base de terrorismo, como es su costumbre ancestral.

Por cierto, por Batiburrillo dicen que Polanco es totalitario y evidentemente masón. Nada, la derecha de toda la vida.

Jorge Galindo dijo...

Más o menos de acuerdo. No me voy a extender, al menos no ahora, porque acabo de escribir un post al respecto, sólo dos pequeños aportes:

Primero, considero que una cosa es dar tu opinión y otra muy distinta es hacerlo de forma irresponsable como lo hace el Losantos o El País (más el primero que el segundo, es cierto) primando ésta en detrimento de la información veraz. Polanco no sólo es un tío con una empresa, igual que Losantos no sólo es un energúmeno filofascista gracioso: los medios del primero tienen más audiencia juntos que los de cualquier otro, y el segundo es un comunicador, supuestamente. Ambos tienen, por tanto, una responsabilidad determinada que no están cumpliendo.

Segundo, lo del boicot del PSOE a Telemadrid. A ver, que esta gente manipula, todos lo sabemos. Qué han conseguido con el boicot, pues absolutamente nada de nada, una media hora de portada en ElPais.com y un comentario malicioso de Sánchez Dragó. Fue una jugada igual de absurda e irresponsable que la del PP. O más absurda aún, si es como describes. Un "si no me llamas, no voy" no tiene mucho sentido. Más lo tendría que pensasen un, "tú llámame, que te vas a enterar, cachocabrón".

Por lo demás, y resumiendo mucho, mucho, el PP piensa que seguir haciéndose la víctima les va a salir muy rentable, y eso es cierto... a corto plazo. A largo plazo ya no estoy tan seguro, y probablemente, como tú dices, no les convenga dejar de salir en la foto. En fin, son todos una panda de irresponsables, medios y partidos, eso es lo que vienen demostrando. Pero, como siempre, unos son más irresponsables que otros.

Un saludo.

Jorge Galindo dijo...

Por cierto, que se me ocurre que el boicot este va a durar bien poco, lo que no sé es la excusa que buscarán para cortarlo. En fin, que le sacarán el partido que he mencionado a corto plazo, rollito víctimas y luego ya volverán "con reticencias". Ah, y otra cosa, que el hecho de no prestar entrevistas no quiere decir que se vaya a dejar de cubrir sus declaraciones, sus actos públicos, etcétera. Eso sería un boicot por parte de Prisa, y es al revés.Así que dejar de salir, no van a dejar de salir. De hecho, hoy no han parado de salir en El País con este temita.

Egocrata dijo...

No, Polanco y FJL no son lo mismo. Para empezar, Polanco no es periodista. Es empresario, y tiene sus opiniones; el hecho que tenga periódicos no le limita su derecho a la libertad de expresión.

FJL tiene el mismo derecho, pero el código de su profesión se le presume que debe dar información veraz, algo que no hace.

Jorge Galindo dijo...

No, no son lo mismo, pero el tema es que Polanco no se refería (o no sólo se refería) a su opinión personal, sino que contestó a un comentario en una junta de accionistas de Prisa sobre el posicionamiento partidista de sus medios. Es una diferencia sustancial. En el fondo, me refiero a que tanto unos medios como otros (aunque como ya he dicho, más unos que otros) están tirando del legítimo derecho de editorial para cargarse una parte de la veracidad en la información. Y Polanco, él solito, sin que nadie se lo dijese, no debería permitirse decir cosas así, igual que Losantos no debería... no sé, se me acaban los calificativos que caben dentro de la legalidad, con este hombre.

X-PAX dijo...

Lo que más me sorprende de la política española de estos tres últimos años es la estrategia del boicot por parte de la oposición. En lugar de argumentar y tratar de convencer se cierran en banda y ala un nuevo boicot contra quien sea: contra una parte de la ciudadania por el Estatut, contra el gobierno por eso o por lo otro... Y ahora contra un medio de comunicación. Deben de estar muy seguros que no pueden convencer a nadie, puede que ni a ellos mismos... Estaremos delante del fin del PP? Éste avanzar hacia el suicidio autoimmolandose constantement suena algo así como morir matando.
Tal vez se hayan dado cuenta que España necesita una derecha democrática y que justamente ellos no representan esta opción. Un Requiem por ellos!!

Iván Moreno dijo...

Increíble.

Está claro que todo es justificable.

A ti te debe parecer normal, que el tío con más poder del país, ¡¡en una junta de accionistas !!(no en un artículo de opinión, no en un editorial), se explaye insultando a gran parte de la sociedad como franquistas o deseosos de una guerra civil. Una simple crítica le llamas a eso... ¿Pero te has vuelto loco? ¡¡Que ha llamado a todos los manifestantes del otro día franquistas!! ¡¡Que ha dicho que la derecha española busca la Guerra!! 10 millones de personas representan a los que Polanco ha tratado de antidemócratas. ¡¡En una junta!! ¿Y a ti te parece una "simple crítica" ?

Realizas comparaciones del todo absurdas: cuando se habla del guerracivilismo del PSOE se hace referencia a su afán por recordar la GC como arma electoral, utilizando al Gobierno para decir quién y quién no eran los buenos. Abrir fosas, promover leyes de memoria histórica... ¡¡Cómo si la historia pudiera legislarse!!

Pero aún así daría igual. ¿Sabes desde cuando nadie del PSOE acepta una invitación de la COPE? ¿Te ha importado ello mucho? ¿Has escrito alguna vez sobre ello?

Y ya el colmo es que hables de la comparación con Telemadrid. Ahora va a resultar que en los medios del Grupo PRISA no sucede, y en mayor cantidad lo que achacas a Telemadrid. Sinceramente, has debido perder el norte. (Por cierto, el boicot no viene de la FSM sino de la Ejecutiva Federal)

Excusas ridículas para todos los gustos.

Ha sido un placer. Pensé que tenía sentido dialogar contigo. Con tus últimos mensajes me has demostrado que ninguno. Sectarismo puro.

Tin Morín dijo...

Conmovedora esa preocupación, enunciada por un forofo de padre padrone Polanco, por lo malo que es para el PP que no acudan a la llamada de quienes les insultan.

El patrón absoluto de Prisa usa la junta para mostrar las maneras con las que un déspota acaba con la disidencia interna y anuncia el despido, por motivos ideológicos, de Hermann Tertsch.

Sus siervos van del silencio al apoyo ferviente de las despóticas maneras y ello nos ilustra de que Polanco habla, porque puede, en nombre de todos y cada uno de sus siervos, que callan cuando el patrón habla.

Así, todos y cada uno de sus siervos se hacen solidarios con el amo en sus brutales insultos contra el PP y sus votantes y proporcionan la mejor razón para no hacer ni caso a las llamadas de unos tipos cargados de odio contra la oposición.

Así que, sabido que El País es la prensa adicta al poder, el BOE del PSOE, carece de sentido -antes incluso de que el patrón dejara explícito su odio- acudir para que te insulten.

Egocrata dijo...

Dos cosas:

1. Telemadrid tiene una diferencia crucial con PRISA: es pública. Polanco puede hacer lo que le venga la real gana con su empresa; por algo es privada. Si quiere echar la culpa de todos los males de España al PP, a los masones o al FLGJ está en su derecho. La libertad de prensa incluye el derecho que el propietario sea un lunático que insulte al principal partido de la oposición.

El problema es que Telemadrid es pública, ergo, de los contribuyentes. El hecho que Esperanza Aguirre la trate como un cortijo no entra dentro de haber ganado las elecciones; entra dentro de cómo está usando el dinero público para sus fines políticos. Que una televisión pública tenga línea editorial es infinitamente más preocupante.

2. Iván, cualquier tipo que publica una bitácora está en la misma situación que Polanco. Yo soy el "propietario" de este chiringuito; ¿me prohibe eso opinar?. Porque de hecho es lo que defendeis diciendo que Polanco no puede decir esas cosas.

Jorge Galindo dijo...

Mh me temo que es inevitable que un medio público tenga línea de editorial, aunque lo deseable (mejor aún: lo INDISPENSABLE) sería que de esta también produjese críticas hacia el gobierno de turno. Y siempre bien diferenciada de la línea informativa. De acuerdo con que lo de Telemadrid es mucho más grave por lo que tú has expuesto, pero lo siento, no creo que Polanco pueda permitirse decir cualquier cosas, igual que El País tampoco debería dar la información como la da, olvidarse de según qué cosas, e inventarse otras (verbigratia el show del titular de los 300 presos excarcelados por el PP).

Tu blog no es el grupo Prisa. No tienes la misma responsabilidad. Además, siempre he considerado que aquí se sigue una línea editorial (bastante interesante, a mi modo de ver), no se utiliza y manipula la información como estoy viendo que hace El País o la Ser. No, no considero que se trate de una conjunción judeomasónica para aislar al PP, sino que se posicionan, como lo haría cualquier partido político, para ganar más clientes, o para fidelizar a los que tienen. En fin, para más datos, y si tienes tiempo y ganas, en mi blog tengo una entrada respecto a todo esto. Ahora me voy a la última, la de ERC, a ver qué cuentas.

Un saludo.

Iván Moreno dijo...

Egócrata: Nadie dice que Polanco no pueda decir lo que ha dicho. Es muy libre de decirlo (mientras no incurra en delito).

Pero por la misma regla de tres el PP es libre de no acudir a la casa del señor Polanco, mientras deje claro el odio visceral hacia la derecha de este país. Hombre, faltaría más.

Sobre todo teniendo en cuenta que si el jefe tiene tal inquina al grupo popular, lo más normal es que sus intervenciones traten de ser boicoteadas en los medios de la empresa. El mismo Polanco dice que no puede ser neutral mientras no acabe con esta derecha. Yo no sé tú, pero yo lo que veo es masocquismo en seguir acudiendo a sus medios.

La diferencia entre la actuación de TM y el Grupo Prisa es clara. Pero no estamos hablando de las características de cada medio, sino de las reacciones de los partidos. Y en ese caso son semejantes. Bueno, salvo que el PSOE lo utiliza dentro de su campaña electoral contra el Gobierno de la CAM (por eso es ahora y no antes), y el PP como respuesta a insultos (porque el sectarismo de la cadena no es nuevo tampoco).

Jorge: Los medios públicos de comunicación sólo son propaganda y gasto. Su existencia no tiene más justificación que la propaganda. Su sola existencia es repugnante. Desde ese punto de vista, creo que más que deseable que también critiquen al Gobierno de turno, sería deseable que desaparecieran.

Por lo demás de acuerdo contigo.

Un saludo

PD: Egócrata, te pido perdón por el tono del anterior post. Me pilló un poco alterado ;)

Augie March dijo...

Egócrata

El problema es que Telemadrid es pública, ergo, de los contribuyentes. El hecho que Esperanza Aguirre la trate como un cortijo no entra dentro de haber ganado las elecciones; entra dentro de cómo está usando el dinero público para sus fines políticos. Que una televisión pública tenga línea editorial es infinitamente más preocupante.

y Galindo

De acuerdo con que lo de Telemadrid es mucho más grave por lo que tú has expuesto

¿en qué país vivís? Bueno, Egócrata podrá decir que lejos, pero... ¿cómo sabes entonces lo de Telemadrid? ¡¡No lo habrás leído en algún libelo de Polanco!!

Creo que estáis desbarrando un poco (el ventilador, lo llaman) con lo de Telemadrid. ¿Qué tan grave es?

El PP tiene 10 millones de votantes de los que a muchos ni siquiera les importa ser llamados hijos de puta por Maruja Torres. Supongo que si Rajoy ha leído tu post se estará riendo de buena gana de ese presunto "suicidio electoral".

Me parto el culo con la indignación que mostráis con "la línea editorial de Telemadrid". He pasado 15 años de mi vida viendo la TV3, y cada vez que voy a my parents' le echo una ojeada. Claro, tampoco habéis oído nada sobre el rigor informativo de TVG, de TeleChaves, TeleBellotari o del santuario jesuíta de la ETB.

Además, voy a hacer un repaso de las últimas películas de TM en Domingo:

El padrino I
El padrino II
El padrino III
Sin perdón
Uno de los nuestros

No he tenido que tirar ni de Imagenio.

A eso le sumas baloncesto los domingos por la mañana, el fantástico programa de los inmigrantes, Madrid desde el aire, el exportado y extinto Madrid Directo y la pone a la altura de la mejor TV pública. Lo de los informativos... es que es para partirse el culo: ¿os parecen mejores los de TVE? Ya, ya, el rigor, lo llaman. Y sobretodo el Aló presidente que acabo de ver.

Volviendo al tema del post, lo de Polanco SÍ es monopolio. Ha hecho lo que le ha dado la gana, A3, Localia, el fútbol... y cuando ha querido. Pero lo más preocupante de todo me parece que haya gente que, como vosotros dos, de valor a las tácticas electoralistas de Simancas (bueno, le estoy atribuyendo demasiado, de quien sea).

Supongo que os pronunciaréis sobre lo de Hermann Tertsch, ¿no? La segunda en menos de un año. Bueno, ni siquiera los jueves me leeré a Polancopost. Por cierto, Egócrata, piensa sobre el hecho: Polanco despide a Tertsch porque aparece en un programa de Telemadrid. ¿Dónde coloca esto tu razonamiento?