lunes, marzo 26, 2007

Agitando la banderita, versión ERC

Llegan las elecciones municipales, y los chicos de ERC se aburren. Están de nuevo en el gobierno, con el deber y la obligación de poner cara de responsables, sin poder permitirse el lujo de prometer cosas demasiado chulas. Saben el estado de las cuentas públicas, saben que para su horror las cosas que digan puede que tengan que tratar llevarlas a la práctica, y saben que esa era brillante de cachondearse de CiU diciendo que no hacen tal o cual política se ha acabado.

Tristes tiempos para ERC, la verdad. Cuando te has pasado la vida pidiendo la luna, es difícil tener que hacer cuentas de verdad para montar guarderías. Es por eso que los antiguos mayores enemigos de España (ahora tocan vascos, para consternación de Carod) se han puesto a hablar de autodeterminación.

Básicamente la idea de los republicanos a la hora de hacer campañas electorales se basa en dos puntos: primero, que te insulte el PP, y segundo, meter el dedo en el ojo a los convergentes, a menudo como herramienta para conseguir que suceda lo anterior. El pedir a CiU que apoye un referéndum para la secesión (lo siento, pero odio la palabra "autodeterminación"; suena a eufemismo) es una aplicación básica de esta tradición.

Para empezar, es una manera realmente cruel de recordarle a sus vecinos ideológicos en el nacionalismo que de hecho lo suyo es reivindicación de estar por casa. Los convergentes dirán mucho de su seny, responsabilidad y esas justificaciones tan catalanas, pero a la práctica su amor al terruño se traduce en querer una Generalitat fuertecilla con ellos dentro, y tener voz en Madrid. Hay sectores en CiU que sí son independentistas, pero el partido no lo es; con una propuesta tan clara y directa hablando de referéndums ERC puede recordar a su electorado quienes son los nacionalistas de verdad y quienes son los nacionalistas con síndrome de Estocolmo.

Lo cierto es que la cara de duda existencial que se les ha quedado a algunos en CiU (y los sudores fríos pensando en cómo redactar una respuesta formal) ha sido bastante significativa. Mas y compañía saben perfectamente que apoyar la secesión les costaría votos centristas y no les ganaría demasiados por el otro lado para compensar, así que el apuro es comprensible.

Por lo que respecta a la crítica desde el flanco del PP, parece que han pinchado en hueso. El Mundo, LD y compañía siguen con su 11-M y sus héroes del Foro de Érmua (que por cierto, condeno que les peguen), con el brillante añadido de una nueva cruzada contra Polanco. En fin, lo de ser enemigo de España empieza a estar demasiado concurrido, cuando incluso la CNMV la está destruyendo estos días.

Sobre el fondo de la propuesta sobre el referéndum, sólo decir que no me ofende en absoluto. Ya hablé sobre qué requisitos me parecerían necesarios para votar algo en este sentido. Si es con garantías, todo es debatible. El resultado, por cierto, sería un "no" por goleada, así que los paladines de la unidad nacional no deberían preocuparse. Y sí, votaría en contra.

3 comentarios:

Jorge Galindo dijo...

Bueno, respecto al fondo, no veo mal que se haga un referéndum. No puedo ver mal que se haga algo así, porque, como bien dices, si se trata con cuidado y responsabilidad, por qué no se va a debatir.

Respecto a las intenciones, pues sí, entreteniéndose en que el PP les insulte un ratito y saque Ehpaña a relucir para sublevar a sus bases de izquierda y llevarlas a las urnas, y... dejando en evidencia a CiU para ver si les roban esos pocos votos cercanos al independentismo. Aunque tal vez deberían haberse esperado un poco, por estrategia. En fin, ellos verán.

Anónimo dijo...

Ego-Trotsky

Básicamente, el tema obedece a dos cosas:

Carretero y su corriente dentro de ERC; que si ya no semos independentistas, que si somos satélite del PSC, etc. etc.

CiU que en la oposición está de los nervios: que si el tripartito esta vendido a ZP, que catalunya esta en mamos de Madrit, que si ERC es un satélite de ERC...

Y a los de ERC se les han hinchado las gónadas y les han refregado en la cara a los de CiU que no, que no son los del Bloque Quebeques y que para gestionar la Chene dentro de España se lo hacen con gente de izquierda (VAAAAAleeeee, aceptamos PSC como partido de izquierdas) que con el centro derecha, que el día que se decidan por la independencia (en serio) que les llamen.


Mientras tanto, ya lo ves
seguiremso esperando


Y Oches, que no ha empezado la campaña electoral? Pues eso

ah! y que de los insultos del PP viven todos en la república Progre de Kataluñistan.

ah! Y que a ellos tambien les gustaría que se hablara de la gestión que han echo, si los chavales quieren hacerse mayores y acabar como el PSC, Pero estan los Convergentes en plan almogavares con las banderitas y las cosas identitarias.

ah! Y esperaría no ver criticas parecidas con respecto a Iniciativa y el "Orden Publico" y pedir la luna y esas cosas, jo que no hace falta denigrar a los socios del tripartito para elogiar a Montilla.

Por otra parte, esto es una cuestión de politiqueo partidista, pero hay otra de mayor calado que es el futuro del estatut que, tontos que somos, aprobamos los catalanes. Un recorte por parte de los postfranquistas en el TC, o por parte del gobierno ZP sí que sería una cuestión a debatir, porque vendría a definiri que tipo de democracia podemos esperar en el estado español. Y ahí si que puede empezar una deriba secesionista que no tiene por que ganar, pero que no se acaba en unas elecciones. Que la gente se va decepcionado y quemando...(o a lo mejor solo a mi alrededor)

Todo esto sin embargo es un debate tonto que solo le sirve a ud para ocultar el avance de la 4ª internacional en Francia.

http://www.presidentielle-2007.net/

Tvrtko ( Berengario) dijo...

Teniendo en cuenta el panorama, ¿realmente hay alguna mayoría que satisfaga (léase anule) la revancha y frustración del perdedor? Y la doble consulta/mayoría puede conducir a una hiper-ratificación o a maniobras de todo tipo. La cuestión es: ¿vamos a respetar lo que salga? Desde el 14-M, y quizá desde siempre, la respuesta se muestra rotundamente negativa.

Por último, las ofertas a lo Barcelona 2013 seguirán, evidentemente, a la orden del día.