martes, marzo 27, 2007

Razones para un consenso

Partiendo del debate iniciado aquí, se me pregunta por qué la posición del PP de llevar la contraria al gobierno de forma constante en materia antiterrorista es un error grave, y un ejercicio de irresponsabilidad política. El partido que se hizo un hartón de clamar por la unidad de los demócratas parece no entender su significado, como de costumbre; he aquí la explicación salida de los comentarios, en pocas palabras.

1. ETA no tiene una capacidad militar relevante. No puede "ganar" la guerra por las armas.

2. Eso deja a ETA con una sola carta, la capacidad de condicionar el debate político.

3. Si todo el mundo está de acuerdo en las decisiones que se toman respecto a ETA, ETA no puede condicionar el debate de ningún modo. No tiene poder de influencia, ya que el resto de partidos la tratan de forma idéntica.

4. Si hay un partido que no está de acuerdo y se queja de forma constante, ETA sí tiene poder para condicionar la agenda política. Si se debate sobre ETA, le estás dando poder a los terroristas, ya que influyen sobre el debate público.

5. Si además el partido que se sale del consenso lo hace para criticar al gobierno, ETA puede ahora inflingir daño electoral al gobierno, condicionando su actuación. Por muy debilitada que esté, sus acciones vuelven a ser relevantes.

Si el PP no se pasara la vida criticando al gobierno, ETA no tendría ninguna capacidad de influencia, ya que no tendría ningún poder real. El poder militar no le sirve para nada; no puede ganar. El poder político desaparece, ya que no puede inflingir costes electorales a nadie. Y el gobierno puede negociar desde una posición de mayor fortaleza, ya que toda decisión que tome es libre de condicionantes a corto plazo; las amenazas de ETA de volver a la violencia, o sus proclamas de victoria caen en oidos sordos, así que se puede exigir muchísimo más de la banda.

Si ETA no puede generar costes políticos o una amenaza militar creíble (y no puede; Otegui mismo lo ha reconocido), ETA no tiene ningún poder. El PP, todo el día a la contra, le está dando oxígeno a la banda.

18 comentarios:

Jorge Galindo dijo...

Bueno, el problema principal de esa argumentación es el siguiente: puede ser utilizado como excusa por el Gobierno para decirle a la oposición: "así que, por el bien de España, calla, sígueme y no me critiques". Que está claro que la actitud del PP es poco menos que... en fin, no sé cómo definirla. Que se basa en un "no" absoluto al Gobierno por una cuestión de cálculo electoral (no sé si adecuado o no, ya lo veremos), que es nefasta (ya me ha salido la palabra) y da incluso miedo, sí, es cierto. Pero que no puedan criticar al Gobierno... es que no sé, yo no estoy de acuerdo con la política del PSOE en el tema de ETA (por razones esencialmente distintas a las esgrimidas por el PP, claro), y me pregunto si estuviese en la oposición, qué haría. Y no me haría ninguna gracia que, riéndose por debajo de la nariz, Zapatero o De La Vega me dijesen: "va, mejor te callas que la fractura entre demócratas hace fuerte a los terroristas". No es tan sencillo. Al menos yo no lo veo tan sencillo. Es, supongo, una cuestión de pragmatismo, y de lo que se quieran aprovechar de la situación tanto unos, como otros.

Iván Moreno dijo...

Jorge:

El foro de Ermua, Rosa Díez, Gotzone Mora o Redondo Terreros... ¿cuál es el cálculo electoral que hacen?

Eócrata: Sigues ignorando la pregunta que te realicé en el debate. ¿Puedes ponerme una situación concreta donde ETA salga favorecida por la presión del PP?

Está claro que las actuaciones de ETA, gracias a la presión del PP, tienen un coste electoral que recae sobre el PSOE. Es decir, la presión del PP hace al PSOE más vulnerable, siempre y cuando éste siga con su política de negociación.

Ahora dime de qué manera hace más fuerte a ETA la presión del PP. El PP proporciona a ETA sólo una opción: echar al PSOE (rompiendo el proceso) para poner al PP. Teniendo en cuenta la posición de cada uno... ¿gana ETA con ello? Ni mucho menos. De ese modo, si ETA tiene fuerza solo puede ser debido a que crees que el PSOE cederá para evitar acciones de ETA que le quiten votos. Es decir, sigue siendo la cobardía del PSOE la que hace fuerte a ETA.

Si partimos de ese punto (el afán del PSOE por los votos), entonces sí podríamos hablar de que la actuación del PP da fuerza a la banda. El PSOE, con la presión del PP, se ve obligado a ceder para evitar que el proceso se rompa (con todas las implicaciones electorales que conlleva). ETA tiene la sartén por el mango. El proceso pasa a poseer un efecto bola de nieve que lleva necesariamente al PSOE a luchar denodadamente por mantener el proceso a toda costa.

Pero si el PSOE no se mueve por los votos, sino por convicciones, tenemos 2 posibilidades:

1.- Que realmente las cesiones sean parte de una estrategia previa y no provengan de la intención de ganar votos. Desde ese punto de vista, la presión del PP simplemente perjudica las intenciones etarras ya que dificulta la concretación de las cesiones. El PP consigue que la propia actuación del Gobierno tenga un coste electoral que puede dar al traste con el proceso. El Gobierno se ve obligado a rebajar las cesiones, o a venderlas mejor. Esto obviamente, debilita el poder de la banda. Obviamente el debate aquí es si hay que ceder y negociar o no. Yo tengo claro que no... y sería completamente ridículo que el Gobierno solicite a la oposición que no se oponga a ello.

2.- El Gobierno no piensa ceder en nada (más de lo que ha cedido). En ese caso, la presión del PP puede tener un ligero coste electoral para el PSOE, pero ¿de qué forma beneficia a la banda? La banda no tiene fuerza para negociar. De nuevo, sólo podría actuar para poner al PP en el poder. ¿Te parece eso bueno para ETA?

Y en todo caso, la presión del PP (y el Foro de Ermua, y parte de los socialistas vascos, etc) tiene una labor de propaganda de principios que yo considero importantísima. Nunca es mal momento para la defensa de la democracia.

Un saludo

Jorge Galindo dijo...

Iván: estaba hablando del PP. De todas formas, respecto a uno de esos casos... bueno, Mikel Buesa ya está en una lista del PP. Como apoyo, por el momento, pero eh, la cabeza ya la ha metido, quieras que no. Pero vamos, que me refería sólo a partidos políticos, en mi comentario anterior.

Tito el Elfo dijo...

Iván:

Tú mismo te respondes. Si el PP no estuviera dando la vara, el PSOE no tendría ninguna tentación de ceder para evitar muertos.

Si las actuaciones de ETA no tienen coste para nadie, ETA no tiene poder. Cero. Nada. La unidad de los demócratas quita oxígeno a ETA; la inflexibilidad les da capacidad de maniobra.

Sobre el gobierno pidiendo a la oposición que se calle y le siga, eso es lo que firmo el PSOE en la oposición con el pacto antiterrorista. Y lo hizo precisamente por este motivo. Claro, al PP no le vale que el gobierno lo hayan ganado otros para seguir lo firmado, supongo.

Iván Moreno dijo...

Sí Jorge, sé que hablabas del PP. A lo mejor no me he expresado bien.

Lo que quería dar a entender es que si hay gente a la que le parece mal y protestan por ello sin ningún interés electoral, ¿por qué suponer que el resto al atacar al Gobierno no lo hace desde sus mismos ideales?

E incluso aún diría más... ¿qué más da cuales sean los intereses del PP? Se trata de debatir ideas. No intenciones. Sobre todo porque iba a ser muy difícil deducirlo, mientras me aceptes que hay personas que defienden lo mismo que el PP y no buscan ganar unas elecciones.

Un saludo.

PD: Mikel Buesa se ha alistado (que no afiliado) al PP como ayuda debido a la imposibilidad del PP para completar las listas en determinadas demarcaciones. Simple gesto democrático. Hay a quien la imposibilidad de concurrir a las elecciones por miedo, le da igual.

Egocrata dijo...

Iván, sobre los dos escenarios que propones, creo que el segundo es el más acertado. ETA está con el dilema de poder usar el poder que tiene para echar al PSOE, pero saber que no le vale la pena hacerlo.

Y con el PSOE dando señales profusas ultimamente diciendo que la cosa está muy mala, de hecho es incluso cuestionable que un atentado ahora tenga coste electoral para Zapatero. Han aprendido del patinazo de diciembre, vamos.

Egocrata dijo...

Por cierto, Jorge, siempre se ha dicho que la política antiterrorista está por encima del debate entre partidos. Hay cosas que en democracia no se discuten en público demasiado, y esta es una de ellas. Es eso de ser pragmático o idealista, me temo.

Iván, sobre Rosa Díez y compañía, sabes igual que yo que si el PP no estuviera haciendo oposición sobre el tema sus posturas serían poco más que irrelevantes. La AVT, Buesa y compañía merecen respeto, pero no toman las decisiones y no tienen votos detrás como sí tiene el PP.

Jorge Galindo dijo...

Bueno, precisamente a eso me refería, Iván. Yo puedo considerar que el PP lleva a cabo los actos y expresa las opiniones que expresa por una mera cuestión electoralista, o sobre todo por ello, igual que lo puedo pensar de cualquier otro partido. Pero puesto que, aunque tenga mis razones y pueda argumentarlo, difícilmente podré demostrarlo de forma fehaciente e indiscutible, no puedo pedirle que no discuta para no crear crispación. Puedo decirle que creo que la está creando, pero no puedo decirle que no lo haga.

Esto nos sitúa en el eje idealismo-pragmatismo (si es que se puede construir tal eje, que lo dudo, pero bueno, aceptemos barco por ahora), y yo, la verdad, sigo teniendo dudas respecto a si hay temas que no se deben debatir o sí. Por ejemplo, cuando el PSOE firmó el pacto antiterrorista, la verdad, me pareció fatal. Y bueno, siguiendo tu exposición eso debilitó a ETA, es cierto, pero... en fin, que aún no tengo clara mi postura, e igual que he expresado mis dudas en el primer post, lo vuelvo a hacer aquí. Tal vez la clave esté en el "en público", o no, se me acaba de ocurrir que tal vez la clave esté en que si yo le discuto una política antiterrorista determinada al Gobierno de turno es para llegar a un acuerdo con el mismo, un punto de encuentro, no para dinamitarlo. Tal vez la clave esté ahí, pero volvemos al principio: para mí puede resultar evidente que el PP está dinamitando y su objetivo no es traer al PSOE a su actitud sino conseguir alejarse de él lo más posible, ¿pero cómo lo demuestro, para así poder decirle "anda, calla, y ven a mi lado" sin que me puedan contestar "ahora eres tú el maximalista antidemocrático que no se mueve un ápice"? No sé, no sé. En el fondo, se me antoja más un tema de cultura política, de cultura de pactos, vamos, que de otra cosa.

Igual Zapatero nos da hoy una respuesta, junto a Lorenzo Milá. Ji.

Anónimo dijo...

Egocráta, ¿hay alguna forma de contactar contigo? me gustaría hacerte una consulta puramente académica -bibliografía y esas cosas- y no veo ninguna dirección por ahí.

Gracias.

Draco.

Iván Moreno dijo...

Tito: Si el Gobierno plantea el fin de la violencia colocándo su política (y no la actuación de la justicia y los CyFSE) como parte fundamental del proceso que lleva a la paz, ya está dando un coste político al proceso.

Si el gobierno plantea como necesaria la negociación, ya está dando poder como arma de negociación cualquier acción de ETA.

Si el Gobierno acepta que para acabar con la violencia es necesario realizar cesiones, ETA tiene fuerza.

Si la oposición critica esos puntos, en ninguno de los casos (salvo en el de un Gobierno completamente irresponsable que cede para no perder votos, y es incapaz de reconocer sus errores) va a dar ninguna posibilidad al grupo terrorista.

Y si estamos en el caso de la irresponsabilidad, lo que no puede ser es que se defienda al Gobierno irresponsable frente a la oposición que lo critica y con razón. Aparte de que la presión tiene un efecto rebote: el PSOE puede verse obligado a ceder para evitar la respuesta etarra... pero se ve frenado porque cualquier cesión tiene a su vez un alto coste político.

Egócrata: Según el entorno que tú ves más acertado, ¿de qué manera ves que ETA sale beneficiada de la presión del PP?

ETA no gana nada con la presión del PP. Solamente pierde la posibilidad de que si el PSOE quería ceder, lo va a tener más complicado pues el coste electoral será alto.

Tú mismo incluso comentas (aunque yo no esté de acuerdo) que ni siquiera un atentado tendría el valor de poder cambiar el gobierno.

Por cierto, es curioso que con lo mal que el PSOE ve el proceso, deje en libertad a terroristas, y el Ministro de Justicia diga que el proceso sigue en marcha, eso sí, suspendido (a lo mejor quería decir suspenso). ¿No te da la impresión de que el PSOE necesita el proceso?

Un saludo

Iván Moreno dijo...

Jorge:

El PP mantuvo hasta la reunión del PSE con Batasuna un acercamiento y apoyo de la política antiterrorista del Gobierno. Incluso contra la opinión de gran parte de la población.

El PSOE en ningún momento pidió la reunión del pacto antiterrorista, se alejó de las premisas del mismo, e incluso negoció y dialogó con el entorno etarra durante la vigencia del pacto.

Decir a partir de esos datos que el PP ha querido dinamitar al Gobierno, me parece muy arriesgado. A mí, me da más la impresión de que ha sido el PSOE el que se ha visto interesado (tal vez por las malas comapñías) en deshacerse del apoyo del PP.

Sólo hay que ver el tratamiento dado a las víctimas durante la legislatura.

Obviamente, dentro del parlamentarismo y la batalla política hay tiempo para todo. Siempre es bueno buscar un consenso. Pero no sólo en materia antiterrorista. Siempre por lo tanto el debate debe empezar buscando el alcnazar puntos comunes.

Sin embargo, cuando una posición completamente contraria a tus ideas se lleva a cabo con determinación y sin ánimo de diálogo, tu única misión debe ser criticar con todas tus fuerzas la actuación, para intentar cambiar el Gobierno.

Esto no es la tierra de Oz.

Comparto así contigo que un pacto antiterrorista no es nada que se deba sacralizar. No tiene más valor que como propaganda. A mí lo que me importa del Pacto son los valores que se expresaron. Valores que el PSOE llevaba en su programa electoral, y que siguen defendiendo gran parte de sus afiliados vascos.
Así, no tiene sentido defender un pacto en el GAL, ni en la claudicación, por mucho que sean políticas contra el terrorismo. Y por supuesto que si el Gobierno se niega al diálogo al respecto, la campaña debe ser feroz. Por el bien de todos.

Me hace mucha gracia así los que se escandalizan porque alguien haga opisición con el terrorismo. Como si con un tema tan fundamental la oposición tuviera que callar y tragar.

Obviamente cada uno podrá ver que la falta de diálogo es culpa del otro. Pero cuando hasta Carlos Carnicero ve que algo falla en el PSOE, yo creo que es para replanteárselo.

Un saludo

Felipe dijo...

Una observación rápida: qué pasaría si la próxima acción de ETA fuera, por ejemplo, el asesinato de un concejal del PP?

Egocrata dijo...

Perdona, pero el primer partido en sacralizar la unidad de los demócratas (en los tiempos del pacto de Estella) fue el PP, hablando contra el PNV. Ahora eso ya no les vale, cosa que tiene narices.

Sobre ETA saliendo beneficiada, la prueba es que estamos hablando aquí de ella. Un grupo terrorista es básicamente una forma cafre de hacer propaganda; si está todo el día en la tele, aún débil, sin matar y autista perdido, es que todo este circo le está beneficiando.

La definición clásica de poder es ser capaz de afectar las decisiones de otros. Cuando un partido te tiene como elemento central de su labor de oposición, y con ello como arma arrojadiza principal contra el gobierno (que es utilizable incluso cuando no haces nada; los comunicados mismos son munición), tienes el extraño poder de ser el rey de la fiesta, incluso siendo enclenque, bajito y jorobado.

Iván Moreno dijo...

Egócrata, tienes tendencia a confundirlo todo.

La unidad de los demócratas es importantísima para el fin de la violencia. Eso no lo niega nadie.

Pero la unidad de los demócratas debe ser una unidad en unos valores. Entre otras cosas, porque si te sales de los valores, a lo mejor no eres digno de llamarte demócrata.

Fíjate, que en el Pacto contra el Terrorismo no se incluyeron todos los partidos demócratas, ni siquiera se buscó como fin principal.

Los valores de justicia y firmeza, los valores que el PSOE llevaba en su programa electoral, son en los que hay que estar unidos. Fuera de ellos, la unidad no es más que contraproducente. Tanto si volvemos al GAL, como si seguimos cediendo.

Con respecto a quien hace que ETA esté todo el día en la tele, me parece que enfocas mal.

La importancia de un comunicado de la banda, tanto si es para anunciar que cede en algo, como si es para lo contrario, sólo viene de que el Gobierno ha colocado a la banda como interlocutor político. Por lo tanto, sus posiciones políticas son relevantes. Fue el Gobierno el que vendió que el proceso iba a llevar a la paz. Fue el Gobierno el que se colocó como parte importante de un proceso eminentemente político, aunque fuera largo, duro y difícil. Fue el Gobierno el que vendió que dentro de un año estaríamos mejor. Todas esas declaraciones, que ponen el foco no sólo en que los terroristas abandonen las armas, sino en la bondad de un proceso político de paz... ¿de qué manera no dan relevancia política a todo y cada uno de los comunicados de la banda?

El hecho de que la banda presente grupos a las elecciones es relevante gracias a que el Gobierno y la Fisclía ya demostraron su debilidad al respecto, cuando ni siquiera instaron la ilegalización del PCTV, convirtiéndose, como en el caso Otegi, en jueces de facto, al impedir que sean los jueces quienes dirimieran si el partido era legal o no. De nuevo, es sólo la debilidad del Gobierno, al colocar la legalización de partidos claramente enlazados con la dirección etarra, la que hace políticamente relevante al grupo terrorista.

La oposición no puede ser ajena a semejantes dislates. Y de nuevo te digo, que el hecho de protestar contra ello, sólo da el poder a la banda que da la debilidad del PSOE. Todo poder de ETA, con una presión del PP contra la cesión, sólo puede venir del PSOE y sus ansias de poder. El PSOE lo tiene muy fácil: renunciar a cualquier negociación con ETA, para siempre, renunciar a un proceso nefasto, y volver a lo que prometió en su programa.

Pero no le interesa... perdería votos.

Desde ese punto de partida, el PP sólo puede ir a derribarlo. A quitarle del poder. Por el bien de todos.

Un saludo

Tito el Elfo dijo...

Por eso hoy el gobierno detiene ocho Etarras e insta a ilegalizar un partido, porque es muy, muy, muy débil. Menuda forma más curiosa de rendirse.

Anda que no.

El gobierno no hace el comunicado del alto fuego relevante. El hecho que una banda terrorista diga que quiere dejar las armas ES relevante. Lo que no debería serlo es el circo posterior; en vez de ir todos a una y tratar de arreglar esto todos juntos de una puta vez, el PP prefiere ir a su bola, y acusar de traidor a todo el mundo.

Todos traidores, menos yo. Es como lo del tipo que conduce en sentido contrario en la autopista, y llama a la policia diciendo que hay un montón de conductores suicidas.

Iván Moreno dijo...

Tito: Sí es genial la fortaleza del Gobierno.

A lo mejor debería haber dejado a los terroristas preparados para atentar que lo hicieran. Seguro que hubiera sido genial para todos,

E instan a ilegalizar un partido que no es más que una copia de Batasuna. También hicieron algo similar cuando el PCTV. PCTV que está legalizado porque ni siquiera prestnaron instancia, esos grandes valientes. ¡¡Qué forma más sencilla de demostrar (o al menos reducir a casi la nada la sensación) que no era un acto político!!

Dices que todos van en sentido contrario... Esa debe ser la idea que tienes tú de la democracia. 10 millones de votantes par ti es estar solo.

Si solo es no ir de la mano con gente como ERC, PNV o los batasunos, pues entonces, yo quiero estar solo.

Un saludo

Anónimo dijo...

Er... 9.700.000. Esto es, un 37% del voto. El 63% restante no esta con el PP.

Iván Moreno dijo...

Creo anónimo que aún puedes afinar más... Pero vamos, no hace falta.

Queda demostrado (gracias, porque sin ti no hubiéramos podido)que el PP no sólo no está solo, sino que tiene mayor representación que el resto de partidos (quitando el PSOE) juntos.

Vamos... que copiando y utilizando argumentos tan antidemocráticos como los que usa Tito (y gran parte de la progresía inculta española), podría uno verse tentado de decir que los partidos nacionalistas, IU y PSOE están solos frente a los que se les oponen. Es una simple cuestión de grado, y no muy dispar.

Un saludo