martes, julio 19, 2005

Bush cambia de opinión (cínicos, vol. XIII)

Hará cosa de dos años, George Bush prometió que si algún miembro de su equipo en la Casa Blanca había filtrado algo sobre Valerie Plame lo despediría de inmediato. Cuando su mano derecha, su más cercano colaborador, el segundo de abordo, su mini-yo, Simba el heredero, Karl Rove ha sido pillado con todas las letras filtrando nombres de agentes de la CIA por ahí, ¿Que ha hecho?

Ha movido la portería, como se dice por aquí. Ayer le preguntaron sobre el tema, y contesto que si alguien comete un delito en su equipo en la Casa Blanca, lo despedirá. Joder, solo faltaría. De todas formas, atención al regate que tiene el hombre. Lo malo es que no ha colado, según las encuestas....

En todo caso, hoy Bush nomina (mucho antes de lo que es habitual) su propuesta para nuevo juez del Supremo. ¿Desviando la atención?. Claro. Porras, serán cínicos, pero saben cómo se juega a esto.