viernes, julio 08, 2005

La culpa es de "los progres"

Lo de la derech... digo, los "liberales" (es un decir) es digno de estudio psiquiátrico. No hace demasiado hablaba con mi hermana sobre 1984, la novela de Orwell, y esas ideas tan raras del doublethink y doublespeak, o doble lenguaje. Bien, si alguien quiere un ejemplo práctico del tema, el sencillamente impresentable artículo de Jiménez Losantos de hoy es perfecto.

Por pasos, primero culpa a "los progres" de rendirse cual Chamberlain en Munich (ley de Godwin en el primer párrafo; tremendo), inclinándose ante el terror, etcétera. Después, dice eso que "los progres" echan la culpa a occidente del terrorismo, ya que tenemos al tercer mundo explotado y por eso nos odian, cuando los únicos culpables son los terroristas. Párrafo de odio al terrorista, con un par de comentarios que están al borde de la apología del genocidio de todo lo que está al sur de Gibraltar. Tras eso, se permite, con todo el morro del mundo, de echar la culpa de los atentados a esa progresía que se rinde y da ánimos a los terroristas, que los comprende, y que da la razón a esas alimañas.

¿En qué quedamos? ¿No era la culpa sólo de los terroristas? ¿Ahora resulta que todo aquel que habla sobre por qué lo hacen es culpable? Aparte de eso, ahora resulta que tratar de comprender que sucede es también totalitario. Todo lo que no sea una voluntad firme y dedicada al exterminio de lo que nos amenaza es totalitario, y ayuda a los terroristas. Es nuestra comprensión la que pone las bombas.

Guerra es paz. Libertad es esclavitud. Ignorancia es fuerza.
.

9 comentarios:

Trampu dijo...

Nihil novem sub sole.

Es el típico maniqueismo que la liberalidad española lleva tiempo defendiendo: quien no apoya la política de Bush es antiamericano, quien no apoya la de Sharon es antisemita. Quien no esta de acuerdo con los métodos para combatir el terrorismo es pro-terrorista y quien no apoya la guerra de Irak es pro-Saddam.

Su ceguera hace que sólo puedan ver en blanco y negro, quien no esta conmigo está contra mi. Y luego se permiten el lujo de llamar sectarios a los demás (Losantos es todo un fan del uso de la palabrita). Y tienen el descaro de acusar a los demás de practicar el pensamiento único.

Y lo más sangrante, se hacen llamar liberales para luego escribir artículos donde claman contra cualquier discrepancia contra el gobierno. ¿Donde queda la libertad de expresión, donde esta la libertad de pensamiento? ¿No hay nada más alla de las libertades economicas? En fin, que pais...

desecho dijo...

Escolar también enlaza el artículo y allí expresé mi indignación ante los argumentos de F. Jiménez. Hay tres cosas que llaman poderosamente la atención: (a) es la fidelidad a la doctrina Bush (estamos en guerra, están atacando a nuestra civilización, todo terrorismo es igual, etc.)(b) la fidelidad a sus paranoias: la izquierda (desde Stalin a Zapatero), Polanco, etc. y (c) su absoluto desprecio al pensamiento liberal ¿desde cuándo alguien que se autoproclame liberal puede firmar un artículo en que afirma que la ciudadanía es el eslabón débil del sistema democrático? Yo, ingenuo de mí, siempre pensé que el liberalismo defendía precisamente el poder limitado del Estado, hacia llamamientos a la responsabilidad e iniciativa individual, etc.
F. Jiménez está batiendo todos los récords dinamitando barreras de sentido común y superando todos los listones demagógicos. Debe ser el sentido olímpico de la derecha pata negra de este país: citius (en exabruptos), altius (en simplismos), fortius (en reclamar el poder todo el poder para los soviets, perdón, para el PP)

desecho dijo...

Por cierto, no deja de ser curioso que publiquen la carta de Aznar a Blair. Habitualmente este tipo de cartas se hacen por sistema y más que probablemente S.M. Campechano I, Zapatero o Rajoy tengan su propia "carta a Blair". Me oparece un gesto muy significativo de la línea ideológica de LD.

Avelino dijo...

Hay cosas que nunca entenderé de los autoproclamados liberales.

Leyéndoles/escuchándoles (cosa que cada vez hago con menso frecuencia) da la sensación de que detestan que exista gente que no piense como ellos.

En ese momento pierden la noción de individuo que tanto proclaman (en realidad pierden los papeles a mi juicio). Así, aquél que discrepa de ellos no es un individuo libre que ha llegado a otras conclusiones mediante el pensamiento racional, sino un borrego inmerso en la masa informe manipulada por Polanco, o bien una mala persona que sólo busca perjudicar "la libertad".

Lo que me llama la atención ya no son sus contradicciones e irracionalidad que ha señalado en múltiples blogs, sino la cantidad de contertulios que uno se cruza en Internet que comparten al 100% sus planteamientos más sectarios y absurdos.

Alberto dijo...

No son liberales esta gente.

Anónimo dijo...

Vosotros los progres habéis sustituido a la Iglesia. Habéis adaptado su moral a los nuevos tiempos y señaláis y acusáis como los sicofantes.

Vagáis por la pirámide de Maslow sin rumbo. Tenéis mucho en común con los meacredos de la derecha: el miedo.

Egocrata dijo...

¿Miedo a qué? ¿A la estupidez? Porque a otra cosa...

Alberto dijo...

La moral es cosa de cada uno. Una moral única preestablecida arbitrariamente es algo antiliberal por antonomasia.

Anónimo dijo...

"Lo de la derech... digo, los "liberales" (es un decir) es digno de estudio psiquiátrico." Repasa tu post sobre normas de estilo/frases hechas. Te has empachado de ellas.

"Y lo más sangrante, se hacen llamar liberales para luego escribir artículos donde claman contra cualquier discrepancia contra el gobierno." trampu, no entiendo esto.