lunes, julio 11, 2005

Declaración de red del ADIF publicada

Toda bitácora tiene un tipo detrás obsesionado con alguna marcianada publicable, de la que habla para atraer tráfico (política en mi caso), y una frikada menos popular, para decirlo de algún modo, de la que habla sólo de vez en cuando. En mi caso son los ferrocarriles.

He hablado en el pasado de la liberalización ferroviaria, y de lo bien que le va a sentar al sector en España. En esencia, lo que tenemos ahora es una empresa pública propietaria de la infraestructura, el ADIF (administrador de infraestructuras ferroviarias), que cede surcos de tráfico (capacidad de vía, vamos) a las empresas que quieran circular en ella. Ahora mismo sólo Renfe y empresas de transporte de mercancias pueden acceder a la red, con la apertura plena a tráfico de viajeros el 2008 como muy pronto.

Bien, uno de los pasos necesarios para que la liberalización funcione es que el ADIF publique el "catálogo" de sus productos, la declaración de red, un manual donde se detallan las reglas que se deben cumplir para circular, las líneas disponibles, y los precios de los surcos de circulación. En otras palabras, un atlas de los ferrocarriles. Esta declaración se ha publicado hoy, y es un documento la mar de interesante para ver como funciona una liberalización bien hecha.

Sí, digo bien hecha. De momento el librarse de las infraestructuras ha sentado a Renfe estupendamente. Se han concentrado en lo suyo, que es mover pasajeros, han racionalizado las compras de material (que el anterior equipo hizo chapuceramente) y se han puesto serios en atraer clientes y aumentar oferta donde hay demanda. Como resultado, en lo que va de año Renfe ha estado aumentado el número de viajeros transportado cada mes, y aún tienen mucho que ofrecer en la recámara. El ADIF está poniendo orden al desastre de adjudicaciones a la carrera de la era Cascos, y siendo mucho más autónomo que lo que la ley parecía señalar, algo que siempre es bienvenido. Se avecinan buenos tiempos para los ferrocarriles en España, sin duda.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Y me gustaría desde aquí brindar por Solbes. La fidelización de voto socialista debería durar hasta que se vayan otra vez a la oposición. Matrimonio gay, lucha contra el fraude, etc... ¡¡Hasta IU se ha callado!! Por no hablar de IRC...

Ahora sólo falta que Solbes siga con su política de contención de gasto. ¿A quién le importan los votantes de izquierdas? ¡Si en realidad ni se dan cuenta!

Y me parece admirable. Que un partido de izquierdas suscriba letra por letra la política liberalizadora de gobiernos anteriores en privatización de servicios deficitarios me parece fascinante.

¿Se habrá enterado Llamazares? Lo que puede hacer un político con tal de gobernar...

Egocrata dijo...

¿Desde cuando liberalizar es una política de derechas? González privatizó más (y mejor) que Aznar, por mucho. Por cierto, los ferrocarriles no se privatizan, sólo liberalizan, de momento; y la infraestructura no dejará de ser pública. La idea de izquierda que se tiene en España es cavernícola, vamos.

Egocrata dijo...

Por cierto, mañana repasaré el nuevo plan de infraestructuras, que de trenes tiene un montón. Lo estoy leyendo ahora. A ver....