miércoles, julio 06, 2005

Madrid se libra de los juegos

Si, se libra; Londres pagará el pato. No creo que unos juegos olímpicos hicieran a la ciudad de la zanja y el túnel mucho bien, y más contando con la afición Gallardoniana de cavar y reventar calles a la mínima oportunidad. Aparte de eso, lo juegos ya no son el negocio que solían ser para la ciudad organizadora. Un ejemplo es Atenas. Sólo en seguridad, Grecia se gasto 1.400 millones de dólares en dos semanas, algo serio. Aparte de eso, el país ahora vive alegremente en un mar de déficit público inacabable tras el enorme esfuerzo inversor que tuvieron que soportar. Vamos, más de uno aquí suspiraba de alivio cuando eliminaron a Nueva York...

Es probable que en Madrid el gasto de infraestructuras no endeudara demasiado más la comunidad y el ayuntamiento, más que nada porque ya están en unos niveles de números rojos espantosos ahora mismo (nada como la derecha para contener el gasto, oye). España tampoco es Grecia, y seguramente no nos hubiera salido tan caro. Pero la verdad, los juegos no son algo tan maravilloso. Si, hay quince días fantásticos, pero los cuatro años anteriores es como vivir en Berlín después de la guerra. Preguntad por Barcelona. Sí, hubiera sido bonito. Pero para el día a día de la ciudad, será casi mejor así. Toca apuntar al 2020 para el próximo intento...

A todo esto, el premio al artículo imbécil del día le va a Juan Manuel Rodriguez, que le echa la culpa a Carod-Rovira y Zapatero, básicamente. Manu clavó su predicción.

2 comentarios:

Manu dijo...

Buff, me olvidé de Carod, el culpable de todos los males de España. Imperdonable...

Jessica dijo...

Si para que Madrid sea sede olímpica hay que acompañar a los americanos en su guerra (que, por otro lado, se ha demostrado claramente contraproducente), pues señores: no nos hacen ninguna falta unos juegos olímpicos. No vale la pena el precio que hay que pagar por ellos.

Y, por otro lado, creo que se han valorado muy al alza las posibilidades reales de Madrid 2012. Se ha alimentado el "somos los mejores y merecemos ganar", a ahora, comprobada la derrota, sólo queda decir "éramos los mejores, merecíamos ganar, y nos han robado el partido". Parafraseando a Zaplana, excusas de malos perdedores y peores ganadores.

Me sabe mal por los madrileños y por las ilusiones que habían puesto en el proyecto. Otra vez será: que no decaiga y a seguir intentándolo. Si les sirve de consuelo (que lo dudo), Barcelona lo consiguió a la tercera...

Saludos:
Jéssica.