martes, marzo 18, 2008

Primary Colors (XLIII): discursos

Barack Obama ha hablado de racismo y raza en Estados Unidos hoy. Ignorad la horrenda cobertura de algunos medios españoles hoy (aunque la crónica de El Mundo.es es muy buena, la verdad), y básicamente escuchad o leed el discurso.



Comentaré más en profundidad este discurso y lo que significa un poco más tarde, pero dicho en pocas palabras: que pequeños parecen otros políticos tras oir a hablar a Obama. Lo de este tipo va más allá del talento, es otra cosa. El discurso de hoy es de una lucidez y claridad extraordinarios. No sé cómo sonaban Roosevelt o Kennedy en campaña (y Kennedy ganó por los pelos), pero con Obama uno ve esa clase de promesa en él.

Y mira que soy cínico, pero este tipo me puede.

7 comentarios:

Tersites dijo...

Lo cierto es que la fe en la racionalidad de la base electoral de este hombre aún no sé si es un ejercicio de calculada adulación o un caso de ingenuidad benevolente superior a nada visto.

Lo que si es cierto es que es absolutamente desarmante por su infrecuencia.

Egocrata dijo...

Exacto. Jon Stewart lo decía ayer en el Daily Show: es el primer político en siglos que ha hablado de raza a los americanos como si fueran adultos.

Obama es inteligente; tan listo o más como Gore, Kerry o Hillary. La diferencia es que mientras otros políticos te hablan como si fueras idiota, Obama no se dirige a tí pensando que eres tonto. Obama no tomo al electorado como si fueran borregos; por eso la inteligentsia en EUA está tan enamorada de él. No me extraña nada en absoluto.

Alex Guerrero dijo...

Y la cobertura del financial meltdown, patetiquisima aquí. Vamos hacia el infierno, y los periodistas y bloggeros embobados con Obama...

Vease la nueva portada del Economist de hoy para un resumen (ya tocaba que alguien hablara)

Egocrata dijo...

Ché, a mi no me mires que lo he cubierto ya bien. :-).

Mi explicación es mejor que la de El País, de calle. Y porras, incluso el NYT tiene un artículo en la sección de economía hoy donde el periodista se confiesa confundido...

Ignacio dijo...

Comparar, como están empezando a hacer por Ejjjpaña, a este hombre con Zapatero (un tipo que rebusca en viejas heridas de los abuelos para pintar enemigos) es una idiotez rayana en el insulto.

Nos podemos dar una hostia con Obama, pero hoy por hoy, Yes, I believe.

Alex Guerrero dijo...

Ya tuvimos a un candidato salido de la nada, con carisma y que caía bien, y del cuál no teníamos referencias: George W. Bush.

No más, please. Yes, We Can [evitarlo].

Mireia dijo...

Pues a mí al principio me dejaba fría, pero cada vez me gusta más este hombre. Y no sólo por él, porque reconozco haber visto y oído poco directamente de su persona, sino por la ilusión y la expectación que genera.

George Bush? No se parece en nada: no se puede decir que saliera de la nada cuando llevaba varios años como Gobernador de Texas; y ni tenía carisma ni caía bien: ese sí trataba a su electorado como si fuera idiota, con la diferencia que él mismo se hacía pasar por idiota para caer simpático, para ser "uno más", un auténtico americano medio (a pesar de su educación en universidades de élite y sus vacaciones en las zonas más pijas del Este.)