miércoles, marzo 05, 2008

Primary Colors (XL): una de periodismo tonto

Aún no sabemos nada de los resultados de las primarias de hoy (Ohio, Texas, Vermont, Rhode Island). Cruciales. Un pequeño comentario sobre la estupenda, profunda, radicalmente tontería colectiva que les ha dado a los periodistas americanos en bloque durante los últimos diez días.

1. Hillary se pasa a hacer campaña negativa, lanzando críticas a manta durante unos cuántos días. Un poco de todo; no se qué de un tipo de Chicago (Mark Rezko), un tonto antisemita que dice que Obama mola (y Obama denuncia), una foto de Obama con turbante, no sé que de NAFTA, no sé qué de falta de experiencia, etcétera. Un poco al tuntún, todo críticas vagamente irrelevantes y más o menos viejas, ninguna realmente importante.

2. Los medios empiezan la semana mofándose.

3. En el debate, y tras que en Saturday Night Live se mofen de lo bien que tratan a Obama, Hillary se queja que la tratan mal.

4. Los medios se pasan dos días preguntándose en voz alta (nada hace más feliz a un periodista que hablar sobre él mismo) si eso es cierto.

5. Tras todos sentirse muy responsables, los periodistas se ponen en bloque a hablar de todas esas chorradas que habían descartado como irrelevantes hace unos días. Siguen sin encontrar nada remotamente negativo, pero oye, la cuestión es ser justo y que los Clinton no digan que es culpa suya.

El resultado es que desde hace dos o tres días, Obama lleva recibiendo una cobertura horrible de pregunta estúpida tras pregunta estúpida, con esa clase de periodismo de tercera que tanto gusta por aquí. Ya se sabe, todos esos analistas preguntándose: "¿Afecta lo que diga un lunático a Obama? ¿O que un donante entre los más de un millón que han contribuido a su campaña vaya a ser juzgado? ¿Es esta cosa de NAFTA que todo el mundo ha desmentido importante?".

En resumen, han caido con entusiasmo en la trampa más burda de los Clinton. Los periodistas aman con pasión, por encima de todo, sólo dos cosas: su enorme, gigantesco, inflado ego, y una buena pelea. Hillary apeló a su ego y pidió liarse a tortas con ellos, y todos los medios han caido detrás.

Veremos si funciona; de momento parece que los resultados serán ajustaditos, mucho más de lo que veíamos en las encuestas hace dos o tres semanas. En aquellos tiempos Bill Clinton decía que si Hillary no ganaba los dos grandes hoy (Ohio y Texas), sería cuestión de dejarlo. Hoy los Clinton ya andan diciendo que no, que siguen hasta junio, que vuelvan a votar Florida y Michigan (primarias que declaradas nulas), y que oye, no importa si pierden en uno. Sólo lo dejan si Obama gana los cuatro.

En fin, no es que su cinismo me sorprenda. La estupidez de los periodistas, sin embargo, es infinitamente creativa.

Nota al margen: Dios, que lentos cuentan en Ohio. Son el auténtico sobaco de América.

2 comentarios:

bordesinremedio dijo...

La estupidez, cretinez y egotismo que sufren los periodistas estadounidenses, especialmente los que se consideran "serios" CNN, MSNBC, Time, Newsweek, etc queda muy bien retratada por Glenn Greenwald en su blog en Salon.

Kerkus dijo...

Hola, egocrata.

No se si has visto la encuesta de El Mundo: http://elmundo.es/elmundo/debate/2008/03/1108/prevotaciones1108.html

Ahora mismo UPyD tiene un 8% de apoyos. Es evidente que la validez cientifica de la encuesta es nula, pero me gustaria conocer tu opinion sobre UPyD. Te dejo su web: www.upyd.es

Gracias y un saludo.