jueves, noviembre 10, 2005

La cíclica televisión americana

La buena televisión en Estados Unidos va por temporadas, literalmente. Cuatro veces al año, uno tiene acceso a tres o cuatro semanas de excelentes series, maravillosos programas especiales, y episodios extraordinarios de sus programas favoritos. Esta semana, sin ir más lejos, he disfrutado de un excepcional episodio de "Lost" (Perdidos), con una muerte de un personaje principal incluida, y un fantástico episodio en directo de "The West Wing" (El Ala Oeste de la Casa Blanc) con un debate presidencial.

El resto de los meses episodios repetidos, programas recuperados, películas de serie B y mala televisión en general. ¿Por qué sucede esto? La culpa la tiene una de las empresas más irritantes del país, Nielsen, los responsables de medir los índices de audiencia en televisión, y su manía de hacer encuestas de vez en cuando. Estamos en la época de los "November sweeps", las semanas en las que la gente de Nielsen reparte los cuestionarios sobre audiencia para hacer un estudio más detallado. Las televisiones lo saben, y reservan sus mejores programas para estas semanas. Una vez empiezan los sweeps, se asiste a una auténtica orgía de buena televisión, contraprogramación masiva y cambios de horario a saco para tratar de meter tanto programa atractivo como sea posible...

Y tras esto, vacio. Nada. Un rollo. "Gracias" a Nielsen, uno tiene episodios nuevos de sus programas favoritos retenidos durante semanas, a la espera de la maldita encuesta. Grrrr. En fin, a disfrutar el mes, y ver cómo van las cosas. Si quereis que adelante qué sucederá en "Lost", avisad.

3 comentarios:

copypaste dijo...

Mondié, me acabas de spoilear Lost!! Danos un par de días a los del bittorrent!

Egocrata dijo...

No he dicho quién estira la pata :-P.

copypaste dijo...

Bastante disgusto me has dado!