miércoles, noviembre 02, 2005

Lectura obligada: la nueva ley de universidades

Isidoro disecciona y analiza el nuevo proyecto de ley. A su bitácora os remito:

Quizás el punto más relevante de la nueva ley sea más autonomía para las universidades. Esto se traduce en dos aspectos. En primer lugar, cada universidad regulará su propia selección del rector. En segunda lugar, desaparecé el "corsé" de la habilitación a nivel nacional para profesores titulares y catedráticos.
Nos podríamos preguntar: ¿por qué es más importante más autonomía?

Básicamente, porque esto fomentará la competencia entre centros académicos y la responsabilidad de estos hacia los estudiantes. Y me explico. Seguramente muchos de vosotros interpretéis autonomía universitaria como "cortijo". Ya sabéis, el clásico rector que corta y pincha en su universidad según su gusto. Y, seguramente, muchos no andáis equivocados. Pero autonomía, en un sistema de competencia, también implica libertad de elección por lo que cada uno quiera ser.
Seguir leyendo aquí.

4 comentarios:

Augie March dijo...

Si de verdad hay algo por lo que salí escopeteado de mi universidad es por la fétida endogamia que la convierte en una especie de mafia.

Supongo que estamos hablando de la universidad pública, la que conozco.

En segunda lugar, desaparecé el "corsé" de la habilitación a nivel nacional para profesores titulares y catedráticos.

Explícame en qué favorece esto la calidad de la universidad. Sin acritud, no lo entiendo.

Básicamente, porque esto fomentará la competencia entre centros académicos y la responsabilidad de estos hacia los estudiantes.

No hubo debate con la LOCE. Se desestimó a priori y sin ninguna alternativa la entrada de dinero privado en las universidades. Como si estuviera empestado o significara de facto la llegada a los órganos rectores de entidades privadas. Eso sí que hubiese fomentado la competitividad, y perfectamente regulable y bajo el control estatal.


Fíjate extrayendo párrafos de tu enlace:

Las universidades tienen dos salidas posibles: o ser una fábrica de títulos o ser un centro de excelencia. Si optan por lo primero, reclutarán personal especializado en dar clase y con escasa vocación-capacidad investigadora.

Supongo que esto es exportable a todos los ámbitos. Por ejemplo, el poder judicial. ¿No? ¿Por qué no? Ah, que la universidad no es garantista. Pues vale.

El "corsé" de la prueba de habilitación nacional implicaba "perder" mucho del valioso tiempo de investigación en prepararse para unas pruebas que dudosamente sirven para elegir a los mejores. Más bien eran un mastodonte burocrático que afortunadamente se ha desmontado a tiempo.

Por ejemplo.

Creo, no obstante, que pese a algunas dudas, éste es el mejor modelo posible puesto que la igualdad de oportunidades no radica en que todos publiquemos en American Journal of no sé qué, sino en que tengamos la posibilidad de ir a cualquier universidad sin que la renta nos discrimine.

Joder. ¿Me queréis decir que no existe un modelo en el que el dinero privado entre en la Universidad con las condiciones que la Universidad fije? ¿No existe un compromiso al que llegar mediante algún tipo de subasta?

- desaparecen los profesores titulares y catedráticos de Escuela Universitaria

¿Y?

- define mejor las funciones del Consejo de Coordinación Universitaria

De puta madre.

- libera "lastre" en los Consejos Sociales de las universidades

Bueno, así a bote pronto... necesito más información.

- tiene un interesante apartado sobre el deporte en la universidad

No me jodas...

A esto habrá que sumarle la alarmante bajada del nivel pre universitario. Me lo explique mejor.

autonomía, en un sistema de competencia, también implica libertad de elección por lo que cada uno quiera ser.

¿Libertad de elección de quién? ¿Del rector? ¿Del rector al que elige un insignificante porcentaje que no es representativo de nadie? ¿Un rector que adjudica plazas de quien le votará?

Si esto es un anticipo de lo mejor que me ofrece la ley te aseguro que no me la voy a leer.

Egocrata dijo...

Coméntale a Isidoro, que es el que entiende :-). A mí me ha parecido interesante, aunque no es lo mío.

Por cierto, no tengo nada de alergia a que entre dinero privado en las universidades. Al contrario, encantado.

Sobre la igualdad de oportunidades, esta no se crea facilitando entrar en la universidad, sino mejorando la educación primaria y secundaria, que es donde se crean las diferencias. :).

Isidoro dijo...

En primer lugar, gracias por el enlace, Egócrata.
Voy por partes. A mí tampoco me da alergia que entre dinero privado en los universidades. Eso sí, esto no debería de implicar que luego se establezcan barreras en la entrada a la Universidad. Ya sabemos eso del que paga manda..... Así que mientras sus fines sean financiar investigación que luego se pueda aplicar al mundo empresarial, por mí encantado. No obstante, lo pueden hacer ya. Algunas empresas ya dan becas a la investigación. Pero es verdad que en eso todavía nos falta mucho. Y la culpa no es sólo del Gobierno......
La "libertad de elección" básicamente le compete a los rectores y a los departamentos -órganos de dirección-. Los rectores pueden potenciar más unos departamentos que otros a través de la financiación. Y los departamentos pueden comenzan a reclutar a buena gente en lugar de al "amigo de" o al becario que lleva toda la vida con nosotros.
Efectivamente, lo del "corsé" es algo exportable a todos los ámbitos. Las formas de selección no están hechas para elegir a los mejores. Mira la forma de reclutar en la burocracia británica.
Respecto al "lastre", me refiero que desaparecen representantes políticos de los Consejos Sociales. Vamos, que son menos y podrán ser más ágiles en las decisiones.
Creo que se fomenta la competencia porque la dirección que se toma es el de la autonomía. Como decía, que cada uno decida lo que quiere ser. Lo contrario era un sistema que maniataba a la universidad, básicamente porque no se fiaban de ella y porque en algunos casos veían en la universidad una panda de progres. Dar autonomía implica que no les prejuzgas, que confías en ellos y que cada uno haga con su libertad -autonomía- lo que le venga en gana.

Augie March dijo...

Ok, Isidoro, la próxima contesto en tu blog, perdona.