jueves, noviembre 10, 2005

Madrid suprime el impuesto de sucesiones

La CAM acaba de suprimir el impuesto de sucesiones y el de donaciones, con lo que la reproducción de la riqueza a través de las generaciones se mantendrá constante y no habrá forma de corregirla por la vía fiscal. Es decir, es un planteamiento favorecedor de la desigualdad, dado que los hijos de familias adineradas lo continuarán siendo sin mérito alguno -y sin contribuir debidamente al sistema- y los hijos de familias sin herencia ni recursos verán como las arcas públicas se reducirán, con lo que habrá menos políticas redistributivas posibles.

Es cierto que deja un margen por el cual las grandísimas fortunas no escaparán a la tributación, pero como dijo alguien poco sospechoso de ser de izquierdas, Bill Gates, así como gran parte de la clase pudiente de EEUU, esto es por principio malo. El mérito es lo que mueve adelante a las sociedades. La herencia, algo que la lastra en los usos feudales.

18 comentarios:

Daniel Rodri­guez dijo...

Ya me parecía a mí, cuando he visto esta entrada en el Google Desktop, que semejante estupidez no podía ser obra de Egocrata. Las grandes fortunas utilizan técnicas caras pero asumibles para ellos para no pagar un duro. Todo aquello que se hereda ya ha tributado, seguramente más de una vez. Este impuesto afecta, principalmente, a las empresas familiares, que se ven gravemente dañadas al pasar de padres a hijos, dificultando su labor como creadores de riqueza y empleo.

En definitiva, esta patética defensa del impuesto a la muerte no es más que una sarte de prejuicios sin examinar desde la adolescencia. Las razones de Gates para oponerse a la eliminación al impuesto sobre la muerte es, precisamente, que él sabe de sobra que lo puede sortear. Los que tienen menos son los que no pueden. A esos es a los que usted ataca, con toda su santa moral izquierdista. Hágaselo mirar.

Alex Guerrero dijo...

1. Yo no tengo "ninguna moral de izquierdista". Las razones de Gates para oponerse al impuesto son, según él y no usted, que atentan contra el fundamento de la prosperidad americana, que ha sido siempre el mérito.

2. Tratándole con el respeto con el que no me trata a mi, le doy la razón en que todo lo que se hereda tributa, via IRPF, via impuesto de sociedades, sobre el capital, y sobre el consumo, y sobre otra infinidad de tasas e impuestos que tasan las diversas formas de creación de riqueza.

Es cierto que estos impuestos penalizan, por decirlo de alguna forma, al "ahorrador". Pongamos el ejemplo de dos tipos que ganan la lotería: uno se da a la vida loca y otro se pone a invertir en un pequeño negocio y a ahorrar. El primero llega sin un duro a la muerte y el segundo, con mucho más. Este impuesto penaliza al ahorrador, al segundo. Y esto es, no sé si decir injusto, pero sí contraproductivo. Este es un argumetno a la Sala-i-Martí.

3. Pero yo no estaba atacando la desaparición de estos impuestos que, sí, el beneficio de su desaparición es regresivo en el sentido de que cuanto más vayas a heredar, más beneficiado saldrás ahora. Yo estoy atacando la desaparición de los fondos públicos que generaba este impuesto y, sí, no se ha dicho si se elevarán otras tasas para compensar.

4. Y son 340 millones de euros (57.000 millones de pesetas). La próxima vez que la señora Aguirre diga a sus votantes que no hay dinero para políticas sociales, que se lo recuerden...

Alex Guerrero dijo...

Los presupuestos de la CAM para 2006 son 3.150 millones de euros (gasto presupuestado).

Como gobierno "responsable", trata siempre de que ingresos equiparen a gastos.

Por tanto, la CAM va a perder el 10% de sus ingresos corrientes, así que esta reforma no es tan inocua como la planteas.

Anónimo dijo...

Daniel Rodríguez, es usted un patético faltón. Además es usted muy muy feo (hágaselo mirar, hombre, hágaselo mirar). Espero no dificultar con mi opinión su labor como creador de riqueza y empleo. Me ha encantado como ha sabido penetrar en la psicología de Bill Gates gracias a su santa moral de derechoso cutre. ¿Qué tal por Libertad Digital con el resto del "periodismo independiente"?

Lo dicho. Feo (pero feo, feo, oiga) y estúpido. ¿Lo era ya en su adolescencia? Y no me venga ahora con que le estoy faltando al respeto después de su par de párrafos de triste juntaletras...

Y gracias por defender a las pobres empresas familiares. ¡Qué haríamos sin gente como usted, tan libre de prejuicios! ¡Si es que es usted una ONG! No, no ¡es usted la mismísima Cáritas Diocesana!

Váyase usted a faltar a esas bitacorillas donde abunda tanto el respeto al que expone ideas diferentes. O alístese, que la patria necesita gente como usted para defender la unidad de la patria y limpiar occidente de moros y socialdemócratas, que no sé qué es peor.

Alex Guerrero dijo...

Me corrijo. Los 3150 millones de presupuesto son los dedicados a políticas económicas.

El volumen total de presupuesto de la CAM es mucho mayor (ya decía yo).

Pero esa cantidad que se deja de ingresar equivale a todo el presupuesto en "Empleo y Mujer" (Políticas de inserción, trabajo, empleo público, promoción e igualdad de la mujer y acciones contra la violencia de género, pág. 134 del presupuesto) y todas las políticas de "Inmigración" (la misma página, y un ojo puesto en Francia en estos días).

No es una cantidad chica.

Anónimo dijo...

Aunque el patrimonio a la hora de la muerte haya tributado anteriormente, y aunque el impuesto de sucesiones penalice al ahorrador; creo que su anulación produce un efecto mucho más perjudicial que es la perpetuación de una clase social adinerada, sin mérito individual y coartando de forma significativa la movilidad social.
Por lo que pienso que todas las herencias deben tributar y especialmente las de las grandes fortunas.

Pepelu dijo...

"... con lo que la reproducción de la riqueza a través de las generaciones se mantendrá constante y no habrá forma de corregirla por la vía fiscal..."

¿Constante? ¿No cabe la posibilidad de que un heredero calavera dilapide la herencia o de que un creador e innovador la haga crecer? ¿Por qué hay que corregirla? ¿Por envidia?

"Es decir, es un planteamiento favorecedor de la desigualdad, dado que los hijos de familias adineradas lo continuarán siendo sin mérito alguno -y sin contribuir debidamente al sistema- y los hijos de familias sin herencia ni recursos verán como las arcas públicas se reducirán, con lo que habrá menos políticas redistributivas posibles."

Los herederos no tienen mérito pero ¿cuál es el mérito de los que recibirían el botín? Nuevamente la envidia.

Topgun dijo...

Alex,

Tú artículo tiene varias inexactidudes:
1.-Lo recaudado por el impuesto de sucesiones no es el 10 % del prsupuesto, es una cantidad mucho menor.
2.-la desaparición del impuesto no tiene porque producir una bajada de la recaudación, más bien al contrario, el efecto de está supresión lo que probablemente producirá es el traslado de patrimonios a esa comunidad, que deberán primero tributar por ITP y por todos los que vendrán de la actividad ecónomica o industrial. Para beneficiarse de esta exacción el domicilio fiscal debe estar en esa comunidad con lo que se conseguirá una tributación en vida, eso es durante muchos años, por todo, por ejemplo, todos los derivados del automóvil (que tributan en el domicilio del propietario)etc..etc...
La diferencia entre un buen dirigente y uno malo, muchas veces no reside en si es de izquierdas o de derechas si no en como consigue hacer más haciendonos pagar menos, al menos eso creemos los liberales, en cambio leyendote a tí parece que lo único que desees es pagar.

Egocrata dijo...

El "botín" es mejores escuelas para todos, no un regalo para los envidiosos. Si ayudar a garantizar la igualdad de oportunidades irrita a alguien, lo suyo es grave.

A todo esto, eliminar sucesiones no atraerá más recaudación. ¿La gente vendrá a morir a Madrid? Por favor.

Alex Guerrero dijo...

Topgun:

1. El punto uno te lo podías haber ahorrado, porque acto seguido a mi error del 10%, ya me había corregido. Es menos, claro, pero es bastante en términos absolutos (comparaba qué políticas tendrían que desaparecer para compensar).

2. En el debate académico actual, hay argumentos muy serios en contra de la idea de competición fiscal. La gente difícilmente determina trasladar su domicilio fiscal -y no es tan fácil- a otra comunidad simplemente para ahorrarse un dinero. Generalmente esto es muy costoso, y no sólo económicamente. Es improbable que la recaudación final aumente, a la Laffer.

3. Yo quiero que hagan más y mejor las cosas con el mismo dinero, no que hagan las mismas cosas por menos dinero. No soy tonto: me gusta la eficiencia, y eso no es un valor liberal. Otra cosa es que crea que el dinero se gasta mal ahora mismo. Tu solución: para gastarlo mal, que gasten menos. Es una opción política, no técnica. Ya he dicho que hay otro punto de vista.

wininu dijo...

Lo q habría q cambiar es el sistema de herencia para hacerlo más "justo" con los hijos q fueran a emplear el dinero de una forma "correcta". Tipo una empresa familiar, el padre se mata a conseguir una empresa, llega el sistema de herencia castellano y por huevos le tiene q dejar a los hijos vividores la legítima mientras q los trabajadores y emprendedores les deja en calzoncillos, pues con el dinero de la herencia, o con la mayoría de acciones de la empresa podrían hacer cosas más útiles q tocarse los huevos como van a hacer los hijos vividores q están esperando a q el padre las casqué...

En cataluña son más listos y tienen al hereu, eso si q es saber hacer las cosas como dios manda... Poder hacer una redistribución eficiente de la herencia ne parece esencial, q para eso uno se ha esforzao en conseguir algo q hereden los hijos... Y no tener q hacer caso de leyes igualitarias idiotas.

Los impuestos a sucesiones y donaciones no tienen ningún sentido, los forraos los esquivan, sociedad pa un lado, sociedad pa otro lao, etc., etc. y el resto se tiene que aguantar y sufrir esa expropiación encubierta.

Topgun dijo...

Alex,
Trasladar el domicilio fiscal es trememendamente sencillo: bastan 20 minutos en un el Ayuntamiento donde quiera uno empadronarse. Piensa que eso que tu llamas "grandes fortunas" pueden tener casa en Madrid, Barcelona , Pamplona, (En Navarra ya hace tiempo que no existe ese impuesto) y el empadronamiento no resulta problemático. De hecho en Navarra ya existe constancia del empadronamiento de numerosos bodegueros riojanos hasta yo me he mirado un casita en Lizarra (soy catalán) o sea que de absurdo nada de nada.

Lo que tú llamas el "debate académico actual" pues eso... para los ¡académicos! que cómo bien sabrás los hay de todas las ideas y tendencias.

Y respecto a como gastar el dinero recaudado, te diré en que no lo gastaría: El ayuntamiento de barcelona se gastó 6 millones de euros en fuegos artificiales en una sola noche en la clausura de Forum de las culturas ¿no te parece mejor idea mejorar el servicio de urgencias del Valle Hebrón? realmente es un servicio donde no han puesto un duro desde que Franco lo inauguró en 1957 sin embargo la CORPO (TV3 y otras )Consigue llegar con sus emisiones hasta la cueva más profunda de Cataluña. Seguro que has oido mil veces que no se puede mejorar la sanidad por falta de recursos pero seguro que no has oido nunca que dejen de dar un telediario o que alguna ciudad se quede sin la "tele" por falta de recursos. Mi propuesta liberal consiste en que nuestros servidores públicos gestionen mejor nuestro dinero antes de darles más. Primero que aprendan a gastar bien el que ya les hemos dado.

Egocrata dijo...

el "debate académico" se basa en datos empíricos, no son ideas teóricas. Y lo que sucede en la realidad es que la competencia fiscal no existe.

Alex Guerrero dijo...

1. ¿Quién, para ahorrarse unos duros, se compra una casita en otra comunidad (pq para empadronarse, tienes que demostrar un domicilio!)?

Nadie. Cuatro gatos, topgun.


2. Yo nací en ese hospital que citas. He sufrido el servicio de urgencias en 18 ocasiones (10 cortes con puntos de la infancia, dos operaciones, y unos cinco o seis casos de gripe), y siempre está saturado. Te doy la razón. Esa gente curra como locos y la gestión del hospital es muy buena (es un hospital puntero a nivel internacional, mira su servicio de neurologia). Sin embargo, no hay recursos: la gencat asumió muy pronto las competencias sanitarias y la deuda ahogó rápido al ente autonómico. En Madrid fueron más listos, y esperaron...

Alex Guerrero dijo...

Pepelu, te reproduzco esta argumentación que me hicieron acerca de tu 'crítica' a que todo mi argumento es fruto de la envidia de clase. Yo no lo podría argumentar mejor. Ala, chinchate:

The simplest counter-argument is that "class envy" is an ad hominem fallacy. In other words, that even assuming class envy truly exists, it does not detract from the validity of the ideas put forward by those who harbor this emotion. Arguments based solely on the perceived emotional state of the opposing side should not be credited by any clear thinking individual (even if one is envious, that has no bearing on whether one is right or wrong).

Another counter-argument, often invoked by Marxists, is that class is determined as a social relationship, where the worker creates wealth, and the capitalist is simply a parasite who expropriates surplus value from the workers who work for him. While the capitalist focuses on the issue of wealth, the left-wing worker focuses on the issue of capital, which is created by the worker's labor and expropriated by the capitalist, and on the issue of capitalist profits.

The debate over wealth is often a political one, with left-wing groups denigrating the wealthy and right-wing groups accusing the Left of class envy. The term class envy is used by many conservative institutions such as the Wall Street Journal and the British Conservative Party. The term is not generally directed at the poor themselves, but rather at groups that are viewed as trying to encourage or take advantage of class envy such as liberal media outlets or leftist political parties.

Use of the word envy in the phrase class envy instead of a word like resentment, or jealousy is what working class activists feel is pejorative about this phrase, since envy means not only resentment, but also desire to attain the advantage held by the resented party. In other words class envy means the working class group accused of class envy not only resent the ruling class, which most working class activists would concede, but that they desire to be in a ruling class over a working class. What this idea neglects is that it is possible that a worker doesn't want to get rid of his working class status within capitalism, but wants to get rid of capitalism itself as a system, just as economic systems like slavery and feudalism were gotten rid of. If all workers had an equal relationship to the means of production in this view, there would be nothing to be envious of.

Elements of "class envy" phenomena can be said to exist in many cultures - for example, the persistent Australian myth of the "dole bludger," one who avoids work and lives on the wealth of others. Another Australian example would be the "tall poppy syndrome" where a successful individual is discredited by their social group as success is believed to come from dishonesty.

Despite these possible examples of class envy it is still a term strictly used in polemical discourse, not in academic or analytical works. Unlike similar notions such as class consciousness there is no theoretical underpinning ot the idea of class envy. In large part this has to do with the fact that those who advocate it also criticize the very notion of class.

The term class warfare is often used in a similar manner by similar groups to class envy, but it is even more dramatic.

José Angel dijo...

Es malísimo, es tremendo para la clase trabajadora, para la llamada "clase media". Si lo que se hereda es un pisito, exonere el pago, es la gran mayoría, no con esta razón elimine los impuestos de los ricos que viven en madrid con patrimonios por encima de la cantidad que LEGITIMAMENTE se estime. 300.000 €, 600.000 €. Pero no a todos los ricos, que son pocos y más fáciles de controlar. Además ahora con el cachondeo de las comunidades autónomas no se sabe quien tiene la competencia para la liquidación del impuesto.

jaac dijo...

Si se trata de empresas personales, no participaciones en sociedades mercantiles es fácil la exoneración de acuerdo con otro impuesto, el de actividades económicas, que por cierto lo hicieron desaparecer los mismos que ahora, y así existe el cachondeo en los Ayuntamientos que hay. Otro impuesto de control de la actividad, que financiaba los Ayuntamientos e iba parejo a las licencias de actividades. Se cargan el impuesto en vez de dejar al Ayuntamiento la autonomía en cuento a los elementos del tributo, bases, cuotas, exenciones, etc.... ESTO SE LLAMA NEOLIBERALISMO a ultranza.

Enric Garcia Torrents dijo...

Asegurar la prosperidad de los hijos es uno de los motores que mueven a las personas a esforzarse y ganar más dinero. Un impuesto de sucesiones alto va en detrimento de este motor vital para la economía.