miércoles, noviembre 09, 2005

Kansas: las fábulas llegan a la biología

Demostrando que algunos en Estados Unidos sienten nostalgia por la edad media, el consejo escolar de Kansas ha decidido que a partir de ahora se podrá enseñar la teoría de "diseño inteligente" en clase de biología como "alternativa" a la teoría de la evolución.

Si el lector es una persona razonable, puede agitar el puño, enfadarse y dejar de leer. Los párrafos siguientes son para los cuatro melones que no saben qué es una teoría científica y qué es una fábula religiosa encubierta.

Veamos. La teoría del diseño inteligente es una historieta pretendidamente científica que defiende que como la vida en la tierra y los seres humanos son tan inteligentes, no es posible que estos hayan aparecido sin la intervención de un ente inteligente superior que los haya creado. Dicho de otro modo, Dios nos ha creado, y la evolución es una patraña. Como historieta para vender la Biblia de forma camuflada tiene su gracia, pero de teoría científica no tiene nada. Primero, porque no es falsable: no hay manera de presentar evidencia empírica que contradiga la existencia de un ente invisible inteligente detrás de la realidad. Es igual de válido decir eso que decir que un monstruo espaguetti volador está detrás de la creación; no hay manera de negarlo.

Una teoría científica no es verdadera cuando no tiene evidencia en contra. De hecho, una teoría científica nunca es "verdadera" en el sentido estricto; es sólo la mejor explicación disponible que tenemos en ese momento para explicar un fenómeno. Toda teoría científica tiene sus agujeros y sus problemas a la hora de hacer predicciones, y es "válida" sólo hasta que alguien no aporta una teoría mejor que explica más casos, tiene menos problemas y hace predicciones más precisas.

Lo explicaré con un ejemplo. En ciencia política la teoría dominante en los setenta es que la democracia es una consecuencia natural de la modernización; si una sociedad se enriquece y moderniza, se convierte en una democracia. Con el paso de los años, los politólogos se dieron cuenta que algo fallaba en la teoría. Había paises muy ricos (Arabia Saudí, Kuwait) que no eran democracias, y paises pobres (India, Costa Rica) que sí lo eran. Estaba claro que o bien la riqueza no era el factor determinante, o bien que no se entendía bien qué se entendía por modernización.

Tras bastantes años de debate estéril, en los años noventa se cambia de idea, y se pasa a considerar que la democracia es de hecho un equilibrio; un sistema político que sólo existe si todos los actores políticos tienen incentivos para respetar las reglas de juego. Estos incentivos pueden venir de varios sitios. En los países ricos, la democracia es más estable porque las perdidas económicas derivadas de un golpe de estado son difícilmente asumibles, por ejemplo. En un país con minorías étnicas, es más difícil que estas acepten un sistema que las deje siempre en minoría, y no acepten el sistema, y así sucesivamente. La teoría es mejor que la anterior, ya que explica más casos, pero sigue teniendo el problema de cómo definir lo que es un equilibrio.

Unos años más tarde, un catalán (Carles Boix) define una versión refinada de la democracia como equilibrio, añadiendo una explicación más precisa de qué factores ayudan a que todo el mundo acepte las reglas del juego. Ya he comentado esta teoría antes (y que por cierto, explica mi escepticismo sobre la democracia en Irak); centra su explicación en la distribución de la riqueza y la posibilidad de sacarla del país para definir cuándo un país puede ser una democracia. La teoría explica más casos que la idea de modernización, y da predicciones más detalladas (y acertadas) que la democracia como equilibrio, así que de momento, es lo mejor que se puede aportar.

¿Qué maneras hay de mejorar la teoría de diseño inteligente? De hecho ninguna, ya que usando el argumento de "esto es así porque el diseñador originario lo decidió" explica absolutamente todos los casos. Todo lo que no sea tratar de especular sobre la lógica del ente misterioso (que puede ser totalmente aleatoria o incomprensible, no importa: no contradice la teoría) es apartarse de la teoría.

Es cierto que la teoría de la evolución tiene agujeros, y es cierto que no explica absolutamente todo. Precisamente por eso es ciencia. Es una teoría que ha mejorado lo indecible desde Darwin, incluyendo mutaciones, genética y profundizando en el por qué suceden los cambios, y que aún puede mejorar más. Es posible que un día se encuentren líneas de fósiles que no cuadran con el cuadro actual, por ejemplo. Es posible que haya mecanismos paralelos a la selección natural, como desequilibrios ecológicos, suicidios a lo lemming (informático) o polén del espacio exterior. Pero sus apreciaciones pueden ser probadas como falsas, su explicación puede ser refinada, y sus predicciones puestas a prueba.

Es una estupidez poner fábulas como el diseño inteligente al mismo nivel que teorías científicas en clase de biología. Es una estupidez intentar pasar un sucedaneo de religión por lo que no es, metiendo religión disfrazada en la ciencia. Es como enseñar los efectos de los colores en la mente en clase de literatura castellana; no procede.

El Vaticano, ente sospechoso donde los haya, reconoce que la evolución no se contradice con la fe y con la Biblia; no tiene problemas en admitirlo. Para un grupo de tarados ultrareligiosos empecinados en su proselitismo en Estados Unidos, eso no parece tener importancia. En fin, con un caso camino del Supremo, este debate parece que se resiste a morir. Hay vida inteligente en Estados Unidos, no lo dudeis; lo que es preocupante es que la estupidez sea tan pervasiva.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

La mejor prueba de que no existe un diseño inteligente, es precisamente comprobar como algunos aún se creerán dichas estupideces.
Otros, las que las promueven, ya sabemos que recurren a ideas y fórmulas muy antiguas como mezclar la política y religión, pretendiendo con ello mantener narcotizada a la sociedad.

Egocrata dijo...

Por cierto, el post de arriba está escrito por un creyente (católico). No es antireligioso.

wininu dijo...

lo q no sabía es q la teoría de la evolución contrariara la idea de Dios

Hawking anda intentándolo pero precisamente fue él mismo el que proporcionó mucho para la elaboración de la teoría hoy aceptada del Big Bang, y como no sabemos cómo se produjo ni por qué sólo podemos acudir al de siempre...

Quizá a los de kansas les resulte demasiado difícil asimilar tanto pasado en manos de la ciencia y tan corto espacio de tiempo y tan alejado, el big bang, en manos de Dios. Se darían cuenta q a lo mejor daría a pensar q el hombre no tiene nada q ver con lo divino, si no q puede q fuera casualidad... q tampoco tiene porqué

jclavijo dijo...

Respecto a la relación entre riqueza y democracia hay tb. otro problema añadido: las reformas hacia la democracia de países no democráticos y, sin embargo, progresivamente ricos y el privilegio de lo económico sobre lo político o viceversa.

Me acuerdo en este sentido de los casos antitéticos de Rusia y China. La primera liberalizó su aparato político (al menos sobre el papel). La segunda continúa siendo una dictadura comunista con implementaciones y fuertes de economía de mercado.

Buen: los resultados de na y otra reforma están a la vista.

Un saludo

Anónimo dijo...

La evolución como teoría evoluciona hacia su auto-eliminación. Han fallado los intentos de hacer vida a partir de las mezclas de aminoácidos, de armar eslabones perdidos con hueso de monos o de entender por qué la prueba del carbono 14 da siglos de muertos a muestras de animales vivos. El big ban contradice a la segunda ley de la termodinámica y para lograr que los procesos evolutivos ocurrieran se precisa mil veces el tiempo que los evolucionistas calcularon al inicio (el sol era tan grande que abarcaba la órbita de la tierra en ese entonces).

Cierto que se puede "mejorar" (remendar) la teoría de la evolución, pero mientras tanto aparecen más pruebas CIENTIFICAS de una creación por un ser inteligente (no un mounstruoso espagueti volador). Además de los numerosos hallazgos arqueológicos, genéticos, últimamente se aplicó la física cuántica para demostrar que el granito que existe en la tierra se formó instantáneamente.

Creo que los evolucionistas cometen el mismo error que los creacionistas cometieron en un principio: no estudiar la otra teoría.

La Biblia, es el libro antiguo mejor documentado que posee la humanidad... por ejemplo, de las obras de Platón y Aristóteles se conservan unas docenas de manuscritos, de la Biblia unos 6.000 en los idiomas originales, hebreo y griego, y unos 40.000 en idiomas antiguos, como el copto, latín y armenio.

No espero que me crean, apliquen el método científico, investiguen! Conocererán la verdad y la verdad os hará libres (Jn 8:32)

gonvaldi@gmail.com

R@fª dijo...

Los tiempos cambian, aunque muchos quieran aferrarse a ellos y no mirar hacia el futuro.

Cierto es que la ley de la evolución no es perfecta, pero también es verdad que hace 1000 años la gente practicamente no sabia nada en comparación con lo que hoy sabemos.

Se seguira perfeccionando siempre que ante un obstaculo o falta de pruebas la gente se invente teorías como la de Kansas, y quieran meter a dios o dioses por medio como única y verdadera solución a la pregunta.

Puede que la teoría de la evolución no sea ni la más bonita ni la que más guste, pero prefiero creer algo basado en pruebas y ciencia que no "La Biblia, es el libro antiguo mejor documentado que posee la humanidad" solo porque de "respuestas" y quede mejor ya que ésta no se va desarroyando como el resto de teorías científicas según se alcanzan nuevos conocimientos sino que "como es la palabra de dios" tiene que ser verdad