martes, marzo 07, 2006

El "nucleo duro" de ETA

Muchos columnistas hablando de ETA se centran en su nefando objetivo de destruir España, señalando la maldad inherente de la idea de secesión y clamando que debe hacerse lo imposible para erradicarla. El independentismo, sin embargo es una idea. Y como reza el tópico, una idea no puede destruirse; al menos no fácilmente.

Una banda terrorista puede clamar que defiende una idea, pero en el fondo no deja de ser una organización criminal como cualquier otra. Independientemente de sus ideales, ETA necesita seguir los mismos pasos que cualquier otra organización opresora para sobrevivir, y parece que aún sin matar, siguen en ello. Cartitas con ofertas irrechazables "invitando" a pagar el impuesto revolucionario para su "protección". En otras palabras, actuar como una mafia cualquiera.

La última oleada de mini-atententados de la banda estos meses ha estado dirigida única y exclusivamente a "incentivar" el pago de estas extorsiones, siguiendo el ciclo habitual de represión cíclica del que hablaba el otro día. Todo apunta (como las informaciones de retrasos de hasta diez años en el pago indican) que ETA está teniendo problemas para continuar financiándose, siguiendo el continuo drenaje de recursos que empezó a sufrir durante la era Aznar. El problema para la banda es que varios de los elementos que la mantenían con vida están desapareciendo lentamente, haciendo cada vez más difícil su capacidad de recaudar.

Primero, los extorsionados ya no tienen necesidad de mantenerse callados por miedo a represalias. Eso se debe a dos factores. Por un lado, cada vez hay más empresarios que no están dispuestos a tragar con el impuesto, y piden protección policial. ETA es capaz de castigar estas denuncias (secuestros, bombas...), pero sólo hasta cierto punto; si el número de rebeldes es excesivo, la capacidad de coacción de la banda deja de ser creible. Si las represalias son menos amenazantes, es cada vez más racional no cooperar. Esto aumenta aún más las dificultades de los extorsionadores, que se ven desbordados rápidamente. Si el desacuerdo se hace público y extensivo, mantener la represión es casi imposible.

La reacción de ETA puede ser concentrar su campaña de extorsión, centrándose en menos objetivos de los que extraen más recursos, pero entonces sufren del problema de la sobreexplotación. Si son demasiado agresivos pidiendo dinero, el coste de pagarlo puede ser superior al riesgo de una denuncia a la policia; eso fuerza a la banda a no poder pedir demasiado, impidiendo que pueda recaudar. Otra opción es la que han tomado recientemente, aumentar la represión, aunque esto implica ciertos riesgos. Cada atentado aumenta la probabilidad de ser detenido por la policia. Por añadido, tienen que alcanzar a un número suficiente de "traidores" como para dar una señal clara que pagar es necesario, algo que es cada vez más difícil.

Acabar con ETA como organización criminal es factible, y depende en gran medida de trabajar para que esta sea incapaz de obtener financiación. Como experiencias anteriores de lucha contra la mafia muestran, sin embargo, romper una organización de estas características es muy complicado. El tendón de Aquiles de ETA es que está tratando de financiar una guerra, no hacerse rica a base de extorsiones, y que necesita extraer demasiados recursos para continuar luchando. Los atentados, la tregua, se conseguirá en parte asegurando que esos recursos dejan de estar al alcance de la banda.

El problema es la idea. Si la idea que mueve la banda, la secesión, no es alcanzable por ningún método que no incluya las armas, el incentivo para dejar la violencia se reduce muchísimo. Me temo que para conseguir el final de la violencia será necesaria la promesa que en las urnas cualquier tema es discutible una vez han callado las armas. Y sí, estoy hablando de una ley de claridad al estilo canadiense. No hay ninguna encuesta que dé una mayoría suficiente de secesionistas en ningún rincón de España, y de hecho el porcentaje de quienes la defienden permanece invariable desde hace 25 años, así que el coste real de todo ello sería cero.

Policialmente podemos obligar a ETA a un terrorismo de baja intensidad, centrado en extorsiones desesperadas y bandidaje ocasional. Erradicarla totalmente es casi imposible.

15 comentarios:

MiguelNR dijo...

Euskadi puede independizarse, aunque las leyes no lo regulen.

Si la mayoría de los vascos quisieran la independencia, y me refiero a una mayoría absoluta, sería imposible detener el proceso.

No, no es mera retórica, es que juridicamente esto también es posible (juridicamente en términos genéricos); de la misma manera que España no le pidió permiso a nadie para existir, Euskadi puede fundar una asamblea constituyente y fundar "su propia legalidad", como cuerpo político.

Desde el Derecho vigente que da cuerpo al Estado español, esta nueva legalidad no solo sería alegal, es decir, no estaría a corde al derecho actualmente vigente, sino que también, claro, sería ilegal.

Pero no se puede olvidar que una ley con otra ley se cambia, y las leyes se someten a los procesos políticos.

Cuidado: no se le puede pedir a ningún partido político, y sobre todo los mayoritarios, que reconozcan conscientemente que ese escenario es posible, porque de hecho, uno de los mandatos que tienen todos los partidos políticos es cumplir la ley, y por otro lado, tanto el PSOE, como el PP, como IU, y tantos otros, creen en España, y no es una mera frase hecha, es que de hecho es así, y tienen el derecho a promover y defender lo que piensan, y además, cumplir el derecho vigente, que de hecho, es una obligación, y un mandato democrático inexcusable.

La diatriba es falsa: el problema no es que Euskadi no pueda ser independiente, el problema es que dicha idea no se puede imponer por las armas y la violencia, y por otro lado, existe ese fundamentalismo, por el cual, toda libertad deriva en un tipo de decisión concreta.

Los etarras, al igual que los neoliberales (con todas las distancias guardadas y con perdón), creen que la libertad conlleva, obligatoriamente, la secesión, ya sea individual o territorial.

Se puede decidir libremente seguir viviendo juntos, y según las estadísticas del Euskobarómetro, dependiente del Gobierno vasco, las posiciones ideológicas mayoritarias en Euskadi están entre el federalismo y el autonomismo.

El independentismo es minoritario, y eso, es una decisión soberana del pueblo vasco.

ETA atenta, de una manera fascista, contra la voluntad soberana del pueblo vasco, y eso es un hecho.

Citoyen dijo...

Perdona Egócrata por el offtopicazo. me gustaría que echaras un vistazo a los dos artículos que escribí en socialdemocracia.org que enlazo desde aquí http://auxarmescitoyens.blogspot.com/2006/03/el-derecho-laboral-y-las-nuevas_06.html

Se me ha ocurrido que tal vez pudieras opinar también sobre el tema y, por qué no, echarme una mano con el asunto la contrarréplica a los liberales (rallo me ha dicho que me iba a contestar) :P

Berlin Smith dijo...

Dices bien: el problema de la izquierda y derecha estatales es que nunca se han atrevido a lo valiente dmocráticamente: convocar un refréndum en cataluña y paçis vasco para determinar si se quiere la indepedencia. Y sin tapujos, Ahora puede qu sea tarde.

Un tipo como Felipe fue capaz de ganar lo de la OTAN, que no podrá hacer una campaña bien planteada se ganaría my holgdamente.

Y el déficit de credibilidad de España como nación se hubiera terminado. Luego se puede hablar de si seremos federales o no, pero Egibar no podría decir eso de las técnicas modernas sin ir a la cárcel, salvedad hecha de la inmunidad parlamentaria.

MiguelNR dijo...

España no tiene ningún déficit de credibilidad, y darle algún tipo de legitimidad a dicho argumento, que es un argumento insostenible, para explicar la violencia etarra es vomitivo, y da cuenta de lo tétrico de la situación en este país.

Anónimo dijo...

Hay otro problema respecto al posible fin de ETA ya sea por agotamiento o por que los principios (la idea) ya no casa con el ambiente social. Contrariamente a lo que se cree y a lo que suele hacerse creer ningún grupo terrorista es un bloque ideológico y doctrinal unitario. De hecho los grupos terroristas son especialmente vulnerables a la disensión y a las luchas internas debido a la dificultad de controlar y castigar desde la dirección a cada uno de los grupos en un ambiente clandestino. Esto le ocurre tanto a ETA como al terrorismo islámico o como le ocurrió al IRA, y de ahí el alto número de grupos escindidos que una organización veterana ha ido dejando a lo largo de su historia.

Esto quiere decir que dentro de un grupo terrorista existen grupos (que suelen quedar bien definidos ya que sus integrantes suelen ir a parar a la rama que más casa con su forma de ver las cosas; los radicales el la militar, etc), con objetivos, medios o niveles de sacrificio totalmente diferentes que responderán e intentarán hacerse con o modificar la dirección del grupo en momentos en los que esa disensión se agudiza, como puede ser durante un acercamiento político o un proceso de paz. Esto lleva a la paradoja de que ,previo a un proceso de negociación hay un recrudecimiento de la violencia, no sólo debido a la razón que suele darse, el poner muertos encima de la mesa, sino por que la parte desea que todo sigue igual puede intentar cancelar el proceso y retomar el liderazgo doctrinal con una campaña de violencia bien orquestada.

En un ambiente como el que tenemos ahora mismo, en el que un amplio grupo esta deseando dar por fracasado un supuesto periodo de negociación antes de que se sepa nada de éste, la estrategia del ala radical tiene muchas probabilidades de funcionar.

Draco.

Egocrata dijo...

Miguelnr, que tu creas que España no tiene un déficit de credibilidad (idea que comparto) no quita que porcentajes significativos de electorado en dos autonomías opinen lo contrario. Tampoco quita que algunos sean brutos y les dé por pegar tiros.

Si les das una oportunidad clara de solventar el problema, y les dejas que se estrellen en las urnas, no veo el riesgo. Canadá no ha explotado, pese a todo.

MiguelNR dijo...

Si yo digo que 2+2 es igual a 5 estoy equivocado.

Si me permites, te rectificaré en una cosa:

Ni el PSC ni CIU consideran que en Cataluña haya un deficit democrático.

En segundo lugar, el PNV no puede llevar a ningún lado su modificación estatutaria, que fragmenta Euskadi y que impone, al resto de España, reglas que deben ser votadas por todos, porque son reglas comunes. Por otro lado, el programa del PNV no es un programa independentista.

Conclusión:

Primera: Lo que dices no es cierto, no hay dos comunidades autónomas que crean que hay un déficit democrático.

Segunda: Aquí, los únicos fascistas que no creen en la legitimidad democrática, son los etarras, y eso es algo, me temo, que no puedes rebatir, habida cuenta de que, estoy seguro, eres un demócrata.

Tercera y última: insisto, España, no tiene absolutamente ningún tipo de déficit democrático ... si cabe uno, y se llama ETA.

Egocrata dijo...

No, no digo que hay dos CCAA que creen tener un déficit democrático. Digo que un número no irrelevante de gente en esas CCAA (sobre el 15%) nos llevan 25 años tocando los cojones diciendo que sí lo hay.

Si la manera de hacer callar a los de una comunidad en que son especialmente gilipollas y fascistas es decirles "si 2/3 del país vasco vota por la secesión, la teneis", no veo problema en concederles eso. Es como dar el derecho al vuelo espacial sin motor; no será ejercido.

Lüzbel dijo...

Realmente el porcentaje de independentistas siempre ha sido estable y no precisamente mayoritario en Cataluña o Pais Vasco.
Sería, Egocrata, fácil darles el referendum, incluso invitando a observadores internacionales para que no se quejen de que ha habido tongo.
Y luego ver que la mayoría no quiere ser independiente.

El problema a esto es, si resulta que el independentismo es minoritario, ¿porqué no se desactiva desde el PP o el PSOE cuando lleguen al poder dandoles el referendum?

A mí me parecería buena idea en lo práctico (por lo que comentas) y porque creo justo que la gente decida que quiere hacer políticamente. Pero me da la sensación de que en el tema de los nacionalismos periféricos no sólo saca tajada CiU o el PNV. Creo que desactivar el independentismo periférico podría quitar bazas electorales al PP en la España Eterna, y no creo que lo consintieran.
Después de todo, los nacionalismos se crean por contraposición a otros. Si al nacionalismo español no tenemos nacionalismos que contraponerle...¿qué nos queda?

Un saludo.

Egocrata dijo...

¿El Barça- Madrid?

Sería más fácil :-).

mariano zapatero dijo...

Me gusta leer que hay españoles que ven en el derecho de autodeterminación la solución a los problemas de España. Ciertamente, y hablo como independentista catalán, ahora mismo no lo ganaríamos, pero nuestra especifidad sería reconocida y quedarían las puertas abiertas a seguir nuestro propio camino algun día. Lo que no veo nada claro es que se pidan los 2/3 de los votos para independizarse. La mitad más uno ya debería ser suficiente. Egócrata, a ver si nos lo justificas en algun post...

MiguelNR dijo...

Dos cosas.

Primera. En las reformas de los Estatutos ya hay un referendum en la propia Autonomía. Es la mejor pregunta, porque no se pregunta algo abstracto y que no es capaz de dar cabida a la multitud de corrientes y matices que el debate político puede generar, sino que se pregunta algo concreto; si ese Estatuto es apoyado por la mayoría de personas que acuden a votar, esta plenamente legítimado.

Segundo. ETA no solo pide la autodeterminación, pide un sentido de voto concreto, porque hay que ser ******** (poner el insulto que cada uno crea conveniente) para pensar que han ejecutado a padres de familia en medio de la puñetera calle solo porque en el referendum, en vez de poner exactamente una pregunta, pongan otra similar, y para eso, preguntando sobre algo mucho más concreto.

No solo piden que los vascos voten lo que quieran, además quieren la independencia.

Los vascos ya votan, pero ETA no ha desaparecido, con lo cual ese, NI ES, ni PUEDE SER, el problema.

Es absurdo, no se sostiene, y es más, es que la propia disquisición es vomitiva, porque es entrar en las razones de un asesino para ejecutar a gente inocente.

Es decir, la diatriba ni existe, ni puede existir, por una mera cuestión de la mínima moral exigible, por una cuestión de ética democrática y por una cuestión de la más elemental humanidad, que se tiene que dar aquí, y en el desierto del Gobi.

Tito el Elfo dijo...

Coño, es que si ETA luchara por el derecho a la secesión pero pidiera el voto en contra serían gilipollas profundos.

No entiendo porque un asesinato por razones políticas (que es lo que ETA hace) no debe ser solucionado con medios políticos. Se pretende matar ideales a cañonazos, para variar.

MiguelNR dijo...

Primero. El derecho a la secesión no es el derecho a la autodeterminación. Ya empezamos a usar mal la lengua castellana xD; tu puedes autodeterminar que no quieres secesionarte.

Segundo. El asesinato por motivos políticos no es un ideal político, es, básicamente, fascismo, y ni siquiera fascismo a nivel ideológico, sino práctico.

Tercero, y en conclusión, ETA no parará de asesinar hasta que no logre la secesión, ergo, no va a parar de matar nunca hasta que le demos la razón, ergo, no podemos dársela, porque es un chantaje fascista.

Es lo malo que tiene, ser demócrata.

Egocrata dijo...

La diferencia entre derecho de autodeterminación y de secesión es estúpida. Uno es derecho a poder votar sobre la secesión, y el segundo es derecho a poder largarse. Ya me dirás qué vale uno sin el otro.

El asesinato es fascismo, cierto. Pero defender la secesión no lo es. Si no les dejas defender la secesión por otros medios, ya me dirás qué salidas tienen.