jueves, enero 06, 2005

CNN cancela un programa, arrollado por un humorista

No hace demasiado, Crossfire, un programa de "debate" de la CNN, saltó a las primeras páginas. El motivo fue una entrevista a Jon Stewart, presentador del programa Daily Show (un telediario satírico) en Comedy Central, y auténtico humorista de culto en Estados Unidos.

La cosa fue más o menos como sigue. Crossfire era un talk show donde dos mentecatos (un demócrata y un republicano) y dos invitados (un demócrata y un republicano) se liaban a gritos repitiendo tópicos y consignas de partido. Como si en una mesa se sientan Jiménez Losantos y Carlos Carnicero y se lían a chillar, pues igual. Una basura. Para hacerlo aún peor, muchas veces debatían más sobre lo que dicen los medios que sobre los hechos, en puro plan masturbatorio periodístico.

Bueno, el día que entrevistaron a Stewart fue distinto. El tipo había estado enviando a parir el programa previamente, y se presentó con las pilas cargadas. Lo primero que dijo, antes que le preguntaran nada, fue que "parad de hacer daño a América" (literalmente), ya que eran periodistas nefastos que sólo daban coba a los políticos. Evidentemente, pillaron un cabreo de narices, y acabaron discutiendo y acusando a Stewart de hacer mal periodismo... cuando trabaja en una cadena de humor. Podéis echar un ojo al video, no tiene desperdicio. (texto aquí)

Pues bien, unos meses después, la CNN se ha cargado el programa. No sólo eso, sino que Jonathan Klein, presidente de la cadena, ha dicho explicitamente que lo que dijo Stewart (mirad el video, leñe; es divertido) era cierto, y que el programa, de hecho, era básicamente el mal que él criticaba. Increíble, realmente. Un humorista se carga un programa de la cadena de noticias más grande del mundo.

La entrevista con Stewart, por cierto, ya es considerada como un hito histórico por muchos. No se ve a menudo a alguien darle una soberana paliza a dos periodistas petulantes por hacer mal su trabajo, realmente. Por encima de todo, por que era necesario. El periodismo en Estados Unidos ha caido en una catatonia preocupante, especialmente tras el 11-S. Nada que ver con la SER tras el 11-M, en serio. Y cuando un país tiene peores medios de comunicación que España, es que algo va muy mal.