viernes, enero 21, 2005

Que alguien detenga ese hombre

Como señalan por Barcepundit, parece que el giliflautas de Jimenez Losantos causa estragos. Isabel Clara-Simó, que debe escribir de muerte pero de política no sabe un pimiento (quizá por eso escribe en el Avui), dice

"El Consejo General del Poder Judicial -donde, por cierto, trabaja mi amigo Alfons López Tena, que se ve obligado a emitir continuos votos particulares- tiene unas posiciones a menudo ultraliberales, es decir, ultraconservadoras.".

Es una parida absoluta, y la tía se queda tan ancha. Y todo porque melones como los que habitan en Libertad Digital se ponen etiquetas que no son. Conservador-ultramontano-de-incognito no es ser liberal, leñe. De todo hay en la viña del señor, no voy a negarlo, pero cualquiera que haya hecho más de 10 minutos de teoría política podría decir que la mayoría de gente que escribe en Red Liberal provocaría un ataque de cagarrinas profundo a Madison, Locke o Berlin, por citar a tres liberales de verdad. El ser pro-israeli, pro-mesianismo Bush, pro-banca o antieuropeo no vale.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Cómo no! Ya tardaba el izquierdoso que está por encima del bien y del mal en dispensar/retirar certificados de conservador/liberal, esas ideologías que tanto detesta.

Egocrata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Egocrata dijo...

Por encima del bien y del mal no, más bien que he hecho bastante teoría política a nivel académico. De todos modos, lo de las etiquetas es algo un poco secundario, cierto.

Lo que más me molesta es yo me pondría muy cerca de ser Liberal en el sentido de Rawls o Berlin (un poco más a la izquierda, pero cerca), y en cambio nunca podría entrar en el mismo barco que FJL, por ejemplo. Me han quitau la etiqueta :-).