viernes, octubre 21, 2005

El nuevo intervencionismo patriótico

La Comunidad de Madrid, capitaneada por la presuntamente liberal Esperanza Aguirre, sigue con su cruzada contra toda empresa demasiado libre y no suficiente madrileña que tenga a tiro. Vamos, contra Gas Natural.

Ahora les da por abrir un expediente por una transmisión de activos a Mordor a Cataluña. Supongo que eso que las empresas puedan operar sin interferencia estatal, libre mercado y todas esas historias folclóricas no se aplican cuando se debe tocar las narices a empresas no amigas. Si continuan tratando a los catalanes como hordas bárbaras, al final la derecha va a conseguir que realmente estos quieran largarse.

Luego se preguntan por qué ERC saca tantos votos...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para publicar una noticia de tanta envergadura creo que sería conveniente que la persona estuviera perfectamente documentada, conociera el problema y, sobre todo, que no tubiera faltas de ortografía. Presuntamente no se acentúa, campeón.

Egocrata dijo...

Aparte de criticar mi ortografía, ¿alguna cosa más?.

("Tubiera" es con "v", pedazo melón).

Alex Guerrero dijo...

Jajajaaj... :)