viernes, octubre 28, 2005

Crímenes en la Casa Blanca: "Scooter" Libby imputado

Aquellos que siguen la política americana (y esta bitácora) habrán oido del caso Valerie Plame, la filtración a la prensa del nombre de una agente de la CIA para desprestigiar a su marido, un crítico contra la guerra (más aquí).

Bien, hoy ha caído el primer imputado por el caso, y parece que no será el último: Lewis "Scooter" Libby, jefe de gabinete del vicepresidente Cheney. Los cargos son perjurio, obstrucción a la justicia y falso testimonio al gran jurado que investiga la filtración. Apenas media hora después que la imputación fuera pública, Libby ha dimitido. En contra de lo que muchos esperaban (yo incluido) Karl Rove, el jefe de gabinete del presidente, no ha sido imputado, y no han habido cargos por revelación de secretos oficiales... de momento.

¿En qué se traducen estos cargos? Primero, la mano derecha del vicepresidente ha caído en acto de servicio, tratando de bloquear una investigación federal. No es una situación bonita, en especial cuando la investigación era acerca una campaña para tirar mierda a un crítico de la guerra de Irak. Aún no siendo tan grave como podría haber sido, tenemos a uno de los arquitectos de la guerra y hombre clave en la Casa Blanca acusado de delitos graves. Y lo más divertido, que no pueden ser minimizados por los republicanos, que trataron de cargarse a Clinton por perjurio. Esto se traduce en un daño político serio y real, y un fuerte, intenso escrutinio a los motivos que llevaron el país a una guerra que muchos americanos ahora cuestionan.

Segundo, a falta de más datos (prometo ir informando), puede que sea sólo el primer paso. Esta investigación no ha acabado, y Karl Rove (y otros) aún pueden caer. La Casa Blanca va a seguir viviendo en la misma nube de incertidumbre, con la espada de Damocles sobre la cabeza de su mayor cabeza pensante. El juicio será una pesadilla, y es muy probable que las cosas vayan a peor para esta administración.

En fin, algunos dicen que se está criminalizando la política. Por desgracia, parece que esto sucede porque algunos políticos están cometiendo crímenes. Es algo que todos hemos visto, una y otra vez, y que parece que los políticos no aprenden: cuando alguien hace algo feo, lo mejor que puede hacer un presidente es cargárselo de inmediato. Parece que la maldición de tantos dirigentes ha alcanzado a Bush.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Rove aún no se ha salvado. Las últimes informaciones indican que se le continúa investigado.

Se agradece que informeis de estos temas, que no suelen recibir demasiada atención por estos lares.

Draco.

Egocrata dijo...

Gracias a tí por leerlas. Me parece raro que la "política imperial" esté tan mal cubierta en España.