lunes, octubre 17, 2005

Mercados unificados e impuestos

Pedro Solbes hoy ha dicho muchas cosas. Algunas, muy sensatas. Otras, no tanto.

Primero, hablando de sistema de financiación, y diciendo que transferir el IVA e impuesto de sociedades a las autonomías sería romper el mercado interno. Bien, pues no. Estados Unidos, ejemplo rutilante de economía de mercado, el impuesto de sociedades tiene un tramo federal y un tramo estatal, y el IVA (sales tax) es únicamente cosa de los estados. Lo comentaba el otro día; creo que mejor que tanta transferencia del IRPF, en España sería mejor ceder tramos del impuesto de sociedades. Lo que está claro es que el sistema actual no está ayudando a igualar la riqueza entre regiones, y necesita una revisión en profundidad.

Lo que si ha dicho muy sensato es que la inflación es grave, pero no tanto como parece, ya que la inflación subyacente "sólo" está un punto por encima de la media europea, y que parte de esta se debe a mercados poco competitivos e inflexibles. En fin, sería hora que algunas de las privatizaciones más chapuceras de gobiernos anteriores (cof, energía, cof) se arreglaran un poco, aparte de tratar de recuperar la directiva europea de liberalización de servicios de una puñetera vez. Por cierto, el exterminio de la maldita PAC haría maravillas para bajar el precio de los alimentos frescos; se podría importar mejor y más barato de lugares del mundo donde no hay sequía.

Y sí, incluso ha dicho lo de generalizar el despido de 33 días, cosa que me parece razonable desde hace bastante.

13 comentarios:

Isidoro dijo...

Excelente post, Egócrata. La verdad es que cada vez que se habla de federalismo en España, muchos se ponen nerviosos. Pero no entiendo porqué. El federalismo es la mejor forma de conjugar la responsabilidad fiscal -accountability- con la solidaridad interregional -crear fondos de compesación y cohesión al margen de los impuestos del gobierno central-. Pero bueno, mientras tanto seguiremos con este diálogo de besugos.

Mislata dijo...

Buen post Egocrata, algún día dejaré de hacerte la rosca.
Link a Libertad Digital?Despido más barato?Eliminar subsidios?

Se van a levantar muchas cejas por aquí.

Anónimo dijo...

No cuela ninguna de las dos. La redistribución sólo es posible desde un organismo central que englobe a ricos y pobres. Transferir el IVA a las comunidades eliminaría este organismo central. Entre otras razones porque se recauda más por IVA que por IRPF.

Eso de "un puntito más" será para él, para mí es un 33% más que la media europea.

Topgun dijo...

Cómo bien sabes soy un federalista convencido y te felicito por tu post pero con respecto a los impuestos discrepo (cómo también sabes bien). ¿ Por qué no un tipo cero para el impuesto de sociedades? o sea, su sustitución por otros, en realidad.

Ya existen paises en Europa con el tipo cero (Lituania por ejemplo) con resultados excelentes para los ciudadanos. A mi entender, el impuesto de sociedades es un impuesto que castiga a los "excelentes" y premia a los "fracasados" y para los que sólo ven lo "deben" ver, es un impuesto que en realidad pagamos todos indirectamente.

Egocrata dijo...

Anónimo, esa redistribución se continuaría haciendo. El estado tendría un tramo de cada impuesto, y las autonomías otro, que podrían recortar o no.

La solidaridad territorial, como está ahora, no está igualando nada. Leete este post. :-).

Topgun, el impuesto de sociedades debe existir. Todos los impuestos progresivos "penalizan" a los triunfadores, porque estos son los que más se están beneficiando de las infraestructuras que ha construido el estado, y su sistema jurídico. Tienen que pagar por esos servicios, como todo el mundo.

wininu dijo...

alimentos importados más frescos y más baratos? jajaja, muy bueno... Orígen no tiene nada q ver con destino, generalmente

Topgun dijo...

Egócrata,
¿Qué quiere decir eso de que debe existir? ¿? ¿lo ha prescrito el médico quizás?. No es mucho más justo y claro que los impuestos los paguemos las personas una vez y no 50 de forma subterránea, te lo explicare con un ejemplo.

Supongamos una empresa fabricante de un producto cualquiera en un País donde no existe absolutamente ningún impuesto y fijaremos como objetivo el obtener un 5% de rentabilidad o beneficio. el precio franco fábrica es de 1.000 Euros y se desglosa de la siguiente forma (muy a groso modo:

Materiales 500
Mano de obra 450
Beneficios 50
total 1.000


1.- añadamos el IVA (16%) e impuestos varios sobre el trabajo (38 %)

materiales 580
Mano de obra 693
Beneficio 67
Total 1.340
Precio después impuestos 1.544

2.- añadamos el impuesto de sociedades (30 %)

materiales 580
Mano de Obra 693
Beneficio 95

PV total 1.587


La conclusión es que el producto le cuesta al consumidor 587 euros más ya que el único parámetro inamovible es el beneficio a conseguir. No existen empresas que trabajen para perder dinero y las que hay (públicas) todavia nos salen más caras pues debemos pagar el producto, los impuestos y las pérdidas.cuesta

Topgun dijo...

Cuesta entender que al final somos nosotros quienes pagamos los impuestos y no las empresas.

Egocrata dijo...

Tu ejemplo es ficticio, ya que los beneficios no son inamovibles. Si la demanda es muy elástica (los consumidores reaccionan comprando mucho menos a las variaciones de precios) los impuestos repercuten en el beneficio de las empresas (deben disminuirlos), no en los consumidores. Y viceversa.

Por otro lado, los impuestos, desde un punto de vista liberal (el tuyo), son para pagar servicios que da el estado, no redistribuir. Si las empresas como institución usan esos servicios (servicios que no utilizarían los empleados individualmente) es lógico que el coste de lo que hacen lo paguen ellos.

Topgun dijo...

perdona que discrepe, pero el precio de venta se fija con el objetivo de obtener un beneficio ¿cual es ese beneficio? pues, en teoría el prefijado. Cierto es que al final del año ocurriran mil cosas y ese beneficio será mayor o menor al planificado en el budget pero sin ese punto de partida nada tiene sentido.

De todos modos mi comentario en lo que queria hacer incapie es que cualquier política fiscal que grave la actividad o sus beneficios es un impuesto que paga el consumidor

un saludo

Egocrata dijo...

El beneficio no es prefijado. Veamos.

Supongamos que tengo una fábrica de bolígrafos, y un buen día el estado le da por ponerme un impuesto sobre mis beneficios.

Eso hace que mi tasa de beneficio por boli vendido descienda, así que siguiendo tu lógica, subo el precio para compensarlo. Los consumidores ven que el bolígrafo se encarece, y se pasan a rotulador de punta fina y la estilográfica. Mis ventas bajan en picado, y me arruino.

Sin embargo, siempre puedo decidir seguir con los mismos precios, y en vez de ganar un 5% por bolígrafo, ganar un 2,5%. Sigo vendiendo lo mismo, al mismo precio, pero sin embargo el estado está recaudando, y los consumidores no se dan cuenta.

En mercados más inelásticos, como la gasolina, un impuesto no fuerza a las empresas a bajar sus márgenes. Como no hay alternativa (vamos, no hay coches a vapor) el incremento de precio se lo comen los consumidores. Claro, la gasolina se grava por otras razones (externalidades, mantenimiento de carreteras, etc...), pero ese impuesto si repercute en el bolsillo de quien la compra.

Elasticidad de precios y en quién repercuten los impuestos es de lo primero que te enseñan en microeconomía...

Topgun dijo...

Egocrata,
Es una discusión larga y me da la sensación con el ejemplo que me das mucho más larga todavía, ya que al afirmar que si a una empresa su beneficio se le reduce un 50% por causas fiscales sobrevenidas, pues se queda tan riquemente al no poder incrementar el precio de venta.... pues no. Eso es una catastrofe para esa empresa y debera buscar alternativas para volver a conseguir el beneficio objetivo (en el caso que nos ocupa el 5%).

wininu dijo...

egócrata tiene razón, depende del tipo de actividad, algunos impuestos en unas actividades serán trasladables y en otras no. Cuando hay poder de mercado el precio se podrá subir (si afecta a todos los agentes pq si algunos no lo sufren...) pero si hay demanda elástica el consumidor cambiará de producto y adiós, la empresa no le convendrá repercutir, al menos, todo el impuesto.
En competencia perfecta los precios no los fija el productor y no podrá repercutir el impuesto él directamente, a menos que éste afecte a todo el sector, y si esto fuera así habría q ver si podría hacerlo. Es el caso de los agricultores con el gasóleo q aunq son muchos les afecta a todos pero el mercado no tiene capacidad para trasladar el sobrecoste por q los precios los fijan los almacenistas y distribuidores.