jueves, octubre 20, 2005

El nuevo odio

Un grupo de idiotas exaltados ha provocado graves incidentes en la investidura de Santiago Carrillo como doctor honoris causa en la autónoma de Madrid. Parece que la campaña de algunos por remover los viejos fantasmas que se decidieron borrar en la transición está teniendo sus siniestros frutos.

Se decidió olvidar todo eso, y se hizo por una buena razón. Gente como Fraga o Carrillo se sentaron, dejaron de lado los odios del pasado, y pusieron el país de nuevo donde debía haber estado siempre. Ahora algunos no sólo sacan los cadáveres a paseo, si no que mienten para hacer aún más horrorosa la historia, atizan el miedo al rojo, y se creen que en democracia vale todo para derribar un gobierno que no les gusta.

Mira, la izquierda en la guerra civil hizo casi tantas barbaridades como la derecha. Y si no hizo más fue probablemente porque perdieron la guerra. Eso lo sabemos todos. Sacar de nuevo fantasmas del pasado para justificar gritos y predicciones apocalípticas sin sentido no sólo es estúpido, es irresponsable.

Nota: ya condené lo de Pío Moa, la muerte de Manolete y todos los dictadores comunistas. No hace falta que intenteis atacarme con esas bobadas.

11 comentarios:

Isra dijo...

Luego acusan de remover el pasado...jajaja

Augie March dijo...

Un link a Ian Gibson... joder. Ese "mienten" porque lo dice Gibson... Pues para empezar, sin leer lo que ninguno de los dos ha escrito, el libro de Gibson es de 1983. Parece ser que I.G. desconocía (o conocía demasiado bien) los documentos de la URSS que parece que aporta C.Vidal en su libro.

En fin, muy loable reeditar tu obra de hace 22 años para escribir un prólogo panfletario contra otro libro. Quizá estoy siendo injusto al sojuzgar a Gibson como oportunista, ¿no?.

Insisto, ese "mienten" es gratuito. Usemos método, por favor, o por lo menos criterio. La medalla, lamentable como la medalla a Melitón Manzanas, mucho menos "genocida".

...dejaron de lado los odios del pasado, y pusieron el país de nuevo donde debía haber estado siempre.

Exacto. ¿Qué dirías si una universidad nombrara Doctor Honoris Causa a Franco, postumamente? Que le de la medalla Miguel Ríos en el Retiro. Una universidad española... vergüenza, por favor.

José Javier dijo...

Estoy de acuerdo contigo que con la transición se pasó página y se intentó olvidar las barbaridades cometidas durante la república, la guerra civil y los 40 años de dictadura del General Franco.

Pero mi pregunta es, ¿quién empezó a remover el pasado? ¿No fue Rodríguez Zapatero con su "recuperación de la memoria histórica"?

¿No fue una estupidez retirar la estatua de Franco como fin de fiesta del 80º cumpleaños de Santiago Carrillo?

La estatua de Franco tenía que ser retirada, pero con luz y taquígrafos, no con nocturnidad y pasados de copas.

Y a Santiago Carrillo, yo no le hubiera concedido el doctorado "Honoris Causa"

Manuel dijo...

... la izquierda en la guerra civil hizo casi tantas barbaridades como la derecha ...

Quizás sí, pero con una, a mi juicio, gran diferencia. Las barbaridades en la izquierda las hicieron básicamente, grupos incontrolados ante la impotencia, incapacidad, ineptitud o llámale-como-quieras del gobierno. Las barbaridades en la derecha se hicieron con el conocimiento y en muchos casos con el aliento o incluso la orden directa de los que mandaban.

¿Hubiera hecho la izquierda barbaridades en la postguerra de haber ganado? A lo peor sí, pero lo único que sabemos a ciencia cierta es que la derecha las hizo, y no solo en la postguerra, sino muchos años después.

En la transición mucha gente olvidó voluntariamente muchas cosas para poder salir adelante, llamadle miedo, llamadle prudencia o llamadle como querais. Pero han pasado ya muchos años y yo, como dicen que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla, creo que ha llegado el momento de recordar. No digo represaliar, no digo ajustar cuentas. Solo digo recordar. Y que cada palo aguante su vela.

Isidoro dijo...

Estoy con Egócrata, mejor seguir hacia delante y no remover el pasado. Santiago Carrillo hizo barbaridades como las hizo Fraga. Y lo mejor de todo es que ya no se presentan a unas elecciones ninguno de los dos. Pero vamos, que en este tema no es para sacar pecho nadie.

Avelino dijo...

Eres un radical de pancarta y bocadillo, tal y como sospechaba.

Mira que acusar a los únicos y verdaderos conocedores de la única verdad, esos esforzados tertulianos que día sí y día también luchan heróicamente por quitarle la venda de los ojos a aquéllos desgraciados que osan no opinar como ellos....

Anónimo dijo...

"¿No fue Rodríguez Zapatero con su "recuperación de la memoria histórica"?"

No.

Viene de antes. Repásate la bibliografía y las discusiones desatadas a partir de 1992 con el centenario de la muerte de Franco. Es el inicio de la lucha historico-política que tenemos hoy.

Te recomiendo:
Franco Caudillo de Angél Palomino (1992)
El legado de Franco VV.AA.(1993)
Los años mentidos (1993)y No nos robarán la Historia de Ricardo de la Cierva (1995)

En el mundo de la historia el tema lleva mucho más tiempo desatado del que nos quieren hacer creer muchos.

Draco.

Egocrata dijo...

No sé, yo creo que Carrillo hizo cosas despreciables en los 30, pero se redimió en los 70, durante la transición. Se le deben agradecer muchas cosas.

¿Que no es un santo? Bueno, ahora no sé, en los 30 no lo era. Pero oye, si hicieron santo a San Pablo, creo que Carrillo merece cierto perdón.

Poldec dijo...

A mí me parece lamentable y condenable lo que han hecho esos gilipollas.
Pero tampoco me gusta que le den un Doctorado Honoris Causa a ese personaje. Es cierto lo que comentáis de su importante papel en la transición pero nunca ha pedido perdón por lo que hizo, por lo que se le debe juzgar su trayectoria completa.
Aún así, la violencia es repudiable se use contra quien se use. Hay otros cauces para protestar contra ese galardón.

desecho dijo...

1) Se está aceptando la implicación de Carrillo en Paracuellos, probablemente nula que es simplemente un slogan de la COPE y afines.
1.1.) Esto lleva a un falso discurso equidistante: Carrillo vs. Fraga. Carrillo durante los 30 era un cargo medio en una época turbulenta. Fraga era ministro en los últimos gobiernos de Franco.
1.2.) Lo que subraya sobre todo el enlace de I. Gibson es la falta de escrúpulos de C. Vidal y su rol más de propagandista que de otra cosa. Si manipula citas, sesga la bibliografía y oculta fuentes ¿qué credibilidad puede tener?
2) preocupa que los medios afines al trío calaveras Jiménez-Vidal-Villa estén soliviantando los ánimos de la población con fines espúreos que no tienen nada que ver con la información, sino con la manipulación política.

Zeitnot dijo...

Creo que estás muy equivocado sobre quién está hurgando en viejas heridas. La respuesta aquí