lunes, octubre 24, 2005

Un nombramiento importante: Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal

La noticia del día no es huracanes, estatutos o manifestaciones por una, grande y libre, no. La noticia del día es que Ben Bernanke ha sido nominado por el presidente Bush como sucesor de Alan Greenspan en la Reserva Federal, el segundo cargo más importante (sin exagerar) de Estados Unidos.

A falta de su confirmación en el Senado, decir que sorprendentemente es una muy buena noticia. Tras la patética nominación para el Supremo no hace demasiado (Miers) Bush ha vuelto a escoger a alguien con unas credenciales intachables (como Roberts) para un puesto importante. A saber, es un economista serio, con una reputación sólida, no es un suppy-sider lunático ni acólito de la escuela austríaca, y no parece propenso a decir cosas raras que causan pánico. Si se le puede criticar algo es que en los meses que ha estado como jefe de los consejeros económicos de la Casa Blanca ha sido un poco pelota puertas afuera, pero vamos, no parece una mala elección.

En fin, no todo lo hacen mal. Aún así, esta semana es probable que el caso Valerie Plame les estalle en las narices, así que no van a llevarse muchas más flores desde esta bitácora...