martes, enero 31, 2006

Sanidad, el "dolor de cabeza de América"

Así define el Economist el estado del sistema sanitario americano. No es una publicación que pueda ser acusada de progresismo estatalista galopante, y la conclusión a la que llegan es más o menos la misma que todos los observadores razonables (servidor incluido...) obtienen tras estudiar el problema: el sistema es un auténtico desastre.

Algunos datos adicionales, que complementan los que ya mencioné hace unos meses. Estados Unidos gasta un increíble 16% del PIB en sanidad, el doble que la media de los países ricos. Un 30% del gasto, como mínimo, es directamente desperdiciado en papeleo y gastos de gestión. Por si fuera poco, un 60% del total del gasto acaba de hecho saliendo del bolsillo del contribuyente, sea porque el estado cubre a los pacientes más caros (enfermos crónicos, gente mayor y rentas bajas en medicare y medicaid), sea por la lluvia de subsidios, ayudas y desgravaciones que las aseguradoras y farmacéuticas obtienen de los presupuestos. Si sólo se contara el gasto público por habitante, Estados Unidos ya estaría confortablemente en la media de la OCDE, con el pequeño problema que el resto del mundo tiene cobertura sanitaria universal, y los americanos dejan a más de 46 millones de personas sin asegurar. Y hay más, es cuestión de seguir leyendo.

La conclusión del Economist es demoledora: "America, like this adamantly pro-market newspaper, may have no choice other than to accept a more overtly European-style system.". No sorprende a nadie, pues, su opinión sobre algunas reformas que pretenden introducir la administración Bush, consistentes en más responsabilidad individual del consumidor y más liberalización. Sencillamente, no funcionará.

Cuando una publicación que tiene como principal divisa su fe en el libre mercado pone a parir, literalmente, un sistema sanitario como el americano, y aboga por una solución a la europea, me parece que es hora de aceptar la evidencia. La sanidad pública es más eficiente que el libre mercado. Hay veces que estas cosas pasan.

11 comentarios:

Dr Zhivago dijo...

Me encanta leer tus comentarios sobre la actualidad, en ellos se ve bien que sabes de que hablas, y en esta ocasión también. Yo soy médico español y trabajo en España, pero he tenido la oportunidad de trabajar en el sistema americano y evidentemente estan a años-luz de nosotros en muchas cosas y aunque no hay que incurrir en onanismos mentales como hacen nuestros políticos que se llenan la boca diciendo que tenemos uno de las mejores sanidades del mundo la sanidad americana es ineficaz en cuanto que injusta, e ineficiente. Uno de sus problemas, que los médicos españoles (la mayoría unos fachas peseteros) ve como una maravilla son los elevsadísimos sueldos de los médicos (allí son millonarios), aquí y en el resto de Europa, salvo los más ambiciosos o emprededores no somos más que una clase media más o menos alta según los casos

Isidoro dijo...

Como siempre, muy buen post. Y bueno, el comentario de dr zhivago muy acertado. Yo también he conocido el sistema sanitario americano y la verdad es que si tienes un buen seguro, todo genial. Pero vamos, me tuvieron que hacer una resonancia magnética y eso le costó a mi seguro casi 4000 dólares..... En fin, que menuda ruina. Y claro, los costes, las ineficiencias que se generan son brutales. Básicamente, los médicos, las clínicas siempre tiene incentivos para declararte malo y hacerte más pruebas de las necesarios. Como dicen en mi pueblo cuando pedimos vino: "como para una boda". Y claro, esto quién lo acaba pagando: el consumidor. Vamos, que me enredo, que toda la razón del mundo.

Alex Guerrero dijo...

Si el Dr.Zhivago estuviera en lo cierto, y el responsable de este caos financiero americano fuera la divergencia de salarios habitual en USA, entonces ¿habría solución al problema sanitario europeizándolo? ¿qué médico en su sano juicio saltaría al sector público si en el privado le pagaran diez veces más?

Tal vez no es tanto un problema de política sanitaria como de las disfunciones negativas que crean esas disparidades salariales del 'libre mercado' (cough). Un MedicAid y un MediCare gigantescos que sustituyeran al sector privado no necesariamente resolverían el problema, dado el funcionamiento del mercado laboral (!!).

Egocrata dijo...

Presionarían a la baja los salarios, eso está claro. Si el estado te paga el seguro, ¿cuánta gente querrá ir a un médico de pago privado, fuera del sistema? El poder de mercado del proveedor estatal es enorme.

Mislata dijo...

Buen post e interesante artículo de The Economist. Gracias.

Es una suerte que estes por allí para tener una visión obejtiva de como funcionan las cosas en EEUU.

Estaría bien que ya que es un tema que has estudiado, escribieras tus propuestas acerca de como mejorar el sistema de salud en España.
Que el americano sea peor no quita que el nuestro no pueda y no deba mejorar.

Una cosa que personalmente me toca bastante las narices,es que el Estado, el proveedor de la sanidad pública ofrezca a sus trabajadores la opción de contratar un seguro privado (por lo general ADESLAS) a través de MUFACE.

Si el Estado piensa que sus trabajadores merecen otro sistema (y estos también ya que van de cabeza a ADESLAS) mejor que el público, bueno pues esa es una opción que se debería poner a disposición de todos los demás.¿No?

Todos moros o todos cristianos

Un saludo

Pepelu dijo...

¿Alguien ha preguntado a esos 46 millones de personas, The Economist o tú, si quieren que les cubra el seguro público? ¿Por qué no consideras las colas de espera europeas, especialmente en España, como la imposibilidad del sector público de cubrir a TODOS los ciudadanos? Eso es prueba de su ineficacia. ¿Prueba de su ineficiencia? La sanidad catalana, hecha la adecuada limpieza de restos del autobombo al que nos tienen acostumbrados, está al borde del colapso siendo necesario aliviar su carga con incrementos de impuestos sobre combustibles.

Patético. Soñando con un idílico modelo europeo que está en quiebra o, si no lo está, es infinítamente más caro, además de ineficaz.

¿Cuál es vuestro problema con la libertad? ¿Por qué la odiais? ¿Por qué esa tendencia al totalitarismo?

Haz números. Pon en el bolsillo del TRABAJADOR lo que la EMPRESA y el TRABABAJADOR cotizan por esta sanidad pública que mantiene a ese TRABAJADOR meses y meses en dolorosa espera, física y psicológica. ¿Con ese dinero, qué cobertura tendría en la sanidad privada? ¿cuándo sería atendido?

¿Por qué crece de forma tan considerable el número de asociados al seguro médico privado? Si pueden pagar dos seguros, uno público y otro privado ¿por qué una sanidad pública universal?

Para tí es demoledora la aseveración gratuita sin fundamento alguno que hace The Economist. Para mí es demoledora mi experiencia personal de veinte años con seguro privado. El año pasado sin ir más lejos el seguro privado me hizo seis pruebas en una semana que el seguro público, para la que menos tardaba, me daba mes y medio. De haber esperado hoy no estaría escribiendo este comentario.

En fin, seguid con vuestro mundo de fantasías pero al menos deberíais ser conscientes del daño que haceis a los demás, especialmente a los que no tienen dinero para pagar dos seguros.

Anónimo dijo...

Al hilo de esta entrada, me acaba de llegar este artículo sobre la crisis de las farmaceuticas estadounidenses en comparación con las europeas:

http://www.businessweek.com/technology/content/jan2006/tc20060127_009334.htm

.. dijo...

Pepelu, igual deberías preguntarte porque los seguros privados en España son bastante más baratos que en Estados Unidos.

Si lo hicieses verías que es porque funcionan como complemento de la sanidad pública, permitiendo que el usuario realice tratamientos y pruebas que no se consideran de urgencia (a veces si lo son) y si detectal algo grave (y de tratamiento costoso) lo reenvían directamente al sistema público en el que recibe el tratamiento correspondiente. El usuario siempre puede negarse, claro, pero salvo que pueda permitirse el tratamiento en Houston, no recibirá mejor atención en una clínica privada española (aunque tendrá una habitación más cómoda)

Dr Zhivago dijo...

Con respecto a Alex Guerrero decirle que yo en ningún momento dije que el responsable financiero de algunos males de la sanidad americana fuese el salario de los médicos, dije que éste era uno de los problemas, no el único y no propuse desde luego ninguna solución y menos bajarle los salarios a mis colegas americanos.
Con respecto a Pepelu, por suerte para él, veo que no ha tenido ningun problema de salud serio, si lo tuviese vería lo pronto que acaba en un hospital público, podría ver que en muchas enfermedades graves los seguros privados tienen una cobertura que no llega ni para empezar, los seguros privados (sabiamente, ya que son empresas privadas y no ONGs) aprovechan que la cobertura sanitaria pública es universal y que detrás siempre tendrán su colchón cuando el proceso ya no de beneficios. Además la gente desconoce mucho del funcionamiento de la sanidad privada, por ejemplo muchas madres prefieren parir en la sanidad privada por la comodiad de la habitación individual, la epidural,etc, pero ¿saben si el pediatra está capacitado para atender a un neonato enfermo, si hay pediatra, si hay uci de naonatos?

Egocrata dijo...

Pepelu:
¿Me estás diciendo que hay 46 millones de personas encantadas de la vida de estar con el culo al aire, y que casualmente todas son de renta baja?

¿Me estás diciendo que es más eficiente un sistema que se come un gasto médico por cápita el doble que el español, y que tiene una población con una esperanza de vida 3-4 años peor y mortalidad infantil un 50% más altas? (eso es EUA).

No se si te das cuenta, pero cuando hablo de porcentaje del PIB, tengo en cuenta lo que paga el empresario y el trabajador. El sistema americano da peores resultados, cubre menos gente y es más caro, y uno tiene que ser ciego para no verlo, acusando al Economist de progre enemigo de la libertad.

Por cierto, los seguros privados son básicamente gente impaciente que decide pagarse saltarse las listas de espera para cosas poco serias. Si los atropella un camión, te aseguro que acabarán usando el sistema que pagan con sus impuestos, no el seguro privado.

Álvaro dijo...

Creo que pepelu no ha entendido q 46 millones de personas no tienen seguro: no tienen acceso a la sanidad. Bueno tenerla la tienen, pero en cuanto el tratamiento, la prueba, o la misma consulta alcanzan un precio desorbitado no pueden pagarla. Más o menos como un coche. Te dan fuerte y la reparación te cuesta dos riñones. Dos riñones que no puedes pagar. Pues al desguace con el coche... al desguace con tu vida.