martes, enero 31, 2006

Oprah, el falso autor y los medios

Jon Stewart es uno de los (falsos) periodistas más influyentes de Estados Unidos. Aparte de ser un comediante excepcional, y el futuro presentador de la gala de los Oscar, es un tipo tremendamente inteligente, con una capacidad tremenda para analizar la realidad a través del absurdo. Su programa diario, "The Daily Show", un falso informativo que analiza, en clave de humor, las noticias del día, es habitualmente uno de los programas más tristemente cuerdos de la televisión americana.

El blanco favorito de Stewart desde hace tiempo, sin embargo, no son los políticos, sino los periodistas. Le resulta deprimente en extremo que un humorista en Comedy Central sea considerado una persona influyente, un líder de opinión, y el tipo no duda en enviar a parir la prensa seria cada vez que puede. Sin ir más lejos, el año pasado Stewart literalmente logró que CNN cancelara un patético programa de debate (Crossfire) tras ser entrevistado en él, y dejar en evidencia la estulticia de los presentadores.

Ayer volvió a la carga desde su programa, que logró ser patético y hilarante al mismo tiempo. La idea era comparar la cobertura que los medios (CNN, Fox y MSNBC en especial) daban de dos noticias, una novela de James Frey y la política en general.

La novela es uno de esos escándalos incomprensibles que tanto obsesionan a la prensa americana de vez en cuando. Oprah Winfrey, musa de marujas y presentadora de enorme audiencia, recomendó en su programa hace unos meses un libro titulado "A Million Pieces" de James Frey, unas memorias en las que el autor explicaba su caida en el alcoholismo, vicio y drogas y su posterior redención. El problema, como reveló la página The Smoking Gun, es que todas sus historias eran una sarta de mentiras.

El horror, el horror. Circo mediático activado. Primero, el autor da una entrevista en CNN, en hora de máxima audiencia, donde reconoce que alguna libertad se había tomado. La prensa, los comentaristas, a todas horas analizan la entrevista, lo que dice, lo que se prueba como verdadero. Oprah llama durante la entrevista y le perdona, porque el libro le emocionó. Pero siguen saliendo revelaciones. Oh, el horror. Y el viernes, en el programa de Oprah, James Frey es entrevistado y puesto en ridículo por la presentadora, que está tremendamente decepcionada, triste, y se siente traicionada por las mentiras del autor. De nuevo, todas las cadenas muestran trozos de la entrevista, y comentaristas a derecha e izquierda envían a Frey a la hoguera. "Engañó a Oprah", dicen. Se ha hecho justicia.

Ayer Jon Stewart cogió imágenes de todos esos comentaristas cabreados, ese horror a la mentira, a la falta de honestidad, a maquillar hechos y embellecerlos para impresionar el público y vender libros... y las contrastó con el trato que dedica la prensa a los políticos en general, y Bush en particular. ¿Qué encontró? Preguntas fáciles y orquestradas, vaguedades, no querer comprobar los hechos y hablar sólo de opiniones, y nadie tomando partido por nada que no sea la táctica política y la entrevista irrelevante. Cuando se trata de un libro, todo es una cruzada por saber la verdad. Cuando se trata de política, ir a la guerra y escándalos varios, todo es unos opinan esto, otros lo contrario, y la verdad es opcional. El contraste fue realmente patético.

El estado de los medios de comunicación en Estados Unidos es sencillamente lamentable. Centrados en un mar de irrelevancia, tratando de resolver las historias más absurdas, completamente despreocupados de cualquier intento de ir hasta el final en aquello que es importante y desconectados de la realidad, resulta casi doloroso, patético, ver como un humorista los despelleja. Poco a poco, las caricaturas (como el discipulo de Stewart Stephen Colbert) toman el mando.

En fin.

Nota al margen: sí, esto también ocurre en España. Pero creedme, ni de broma al mismo nivel que aquí en Estados Unidos. Lo de aquí es horroroso.

5 comentarios:

Laia dijo...

bueno, y porque no te has puesto a hablar de los reality shows...

Laia dijo...

realmente, es un video hilarante:-)

Alex Guerrero dijo...

Ese país se va al garete. Y con él, todos nosotros... :(

Egocrata dijo...

¿El de Crossfire? Sí, es realmente tremendo. Yo lo cacé en directo, y pensaba que iban a llamar a seguridad :-).

Lo de los Reality... ugh. American Idol. Uggggh.

Laia dijo...

bueno, mis amigas miran uno ahora que se trata de hacer disenyo de ropa. al peor disenyador, le echan!!
(algun dia deberian hacer uno con el/la que mejor F----A...esto si que venderia!)