viernes, abril 29, 2005

Escenas de la vida en Yale: concierto Spring Fling

Parece mentira lo ricas que son las universidades de élite americanas. Primero, por lo que pagan. Estudiar una carrera aquí vale $45.000 al año, así por las buenas. No todo el mundo paga todo eso (si uno es realmente pobre y logra que lo acepten, hay becas y créditos), pero igualmente ya da una idea de los recursos disponibles. El precio es por algo, eso está claro: la educación es excelente, y todo en una universidad relativamente pequeña (sobre 8.500 estudiantes) con los mejores profesores.

Aparte de la educación, por eso, a veces parece que no saben donde gastar el dinero. Un ejemplo es el Spring Fling, la fiesta de final de curso, por decirlo de algún modo, que tuvimos esta semana. Dicho lisa y llanamente, no reparan en gastos. Comida y bebida (sin alcohol) gratis, y un concierto para los estudiantes en que siempre traen a gente interesante. Aquí ha venido gente como Counting Crows, Ben Harper o Wilco otros años, vamos. Este año venían tres grupos, y uno de ellos excelente: The Shins.


The Shins, en Yale

Vale, lo de hacer un concierto a las seis de la tarde, a plena luz del día es algo herético, pero oye, era gratis. Y la verdad, tienen un directo excelente; vibrante, lleno de energía y sin miedo a probar cosas. Incluso cantaron un par de canciones nuevas. Una gozada, en serio.

Aparte del concierto, le presté bastante atención a los estudiantes. A fin de cuentas, son la futura élite del país (Clinton, Bush, Kerry y Lieberman, entre muchos otros, vienen de Yale), así que uno se pregunta qué tramaran. Bueno, la verdad, pocas sorpresas. La gente de 18 a 22 años de aquí son la misma horda de alcohólicos decadentes de cualquier otra universidad que conozco, y eso que beber alcohol está prohibido para menores de 21. Casi tanta marihuana como en cualquier otro sitio, por cierto.

No somos tan distintos....