lunes, marzo 07, 2005

Campeonato del mundo de cínicos (vol.V), edición Cataluña

Ya los echaba de menos. Hoy Artur Mas, en un alarde de "sinceridad" política bien entendida, ha ofrecido su solución a la ¿crisis? del gobierno catalán: que le dejen mandar a él. Bravo. Acusan a tu partido de corrupción, empieza a salir gente por las esquinas diciendo que pagaron comisiones, y tu solución es que te premien con la presidencia de la Generalitat.

Lo podría decir de manera más elegante, pero... joder, que morro.

A todo esto, la gente de ERC lo empieza a ver claro también. Si Maragall efectivamente estaba diciendo una chorrada, con poner cara de serios les basta para salir beneficiados. Si las comisiones existían, saben que se van a merendar a CiU con patatas. Así que el único partido que realmente puede tumbar a Maragall tiene todo el incentivo del mundo en quedarse con él, esperando que se suicide sólo, o que las comisiones acaben con CiU.

Así que, a todo esto, de crisis poca, porque ERC no tiene ningún interés en provocarla. En fin, que no creo que veamos adelanto electoral a corto plazo, como dicen por Escolar.net, por ejemplo. De hecho, Carod y Huguet ya están dándole leña a CiU y sus ansias de grandeza, tanto en comisiones como en sus ganas de mandar. Aún le va a salir cara a Mas la querella...

2 comentarios:

Manu dijo...

¿Y qué me dices de que CIU no quiere que Maragall comparezca ante la Comisión de Investigación? xD

Egocrata dijo...

Esto me lo había perdido. Qué narices tienen...