sábado, marzo 05, 2005

Reformando la constitución

Primero de todo, lo de el periodista de El Mundo es un poco grave. Decir que una consulta al consejo de Estado es algo indefinida es como quejarse que una pregunta no incluye su respuesta. Si se formula la consulta es por algo, gente. Que reformar la constitución no es cosa de broma.

Aparte de esto, la verdad es que se ha hablado poco de las propuestas en sí, y mira que no son mala idea. Todas estaban en el programa electoral del PSOE (contra la creencia popular, pero la mayoría de las veces los partidos -PP y PSOE- cumplen lo que dicen), y todas son bastante lógicas. Las comentaré un poco.

La primera es la más tonta. Reformar la sucesión de la corona, para que las mujeres no estén discriminadas. Si bien las malas lenguas dicen que la norma es así para evitar que la fanta-limón llegara a Reina (padres de la patria: gracias), es un poco tonto cambiarlo ahora. La corona como tal es un arcaismo toda ella, así que ya que estamos, que siga siendo una antigualla hasta en eso. No que me moleste la monarquía, pero uno no reforma los fósiles.

El resto son más lógicas. Lo de incluir una mención a Europa no está mal, aunque no es demasiado relevante. Quedará bonito. Añadir el nombre de las comunidades autónomas estaría bien. Ya puestos, que borren los procedimientos de acceso a la autonomía. No creo que los usemos más (a no ser que anexionemos Portugal), y el sistema de reparto de competencias ya no necesita esas cosas, así que podríamos aligerar ese título un poco. Distinguir entre nacionalidades, regiones, comunidades nacionales y paises de los pitufos me la trae al pairo; si hace a alguien feliz y no tocamos el sistema de competencias (que de todos modos, va por otra vía), pues mira, esto sale barato.

La reforma difícil, pero necesaria, es la del senado. Ahora mismo, no sirve para nada. No tiene poder real de veto (solo de retraso, y corrección de errores), y además representa a las provincias, no a las autonomías, ya que nadie se esperaba realmente que todos se apuntarán al carro autonómico. Tiene una función constitucional que no puede llevar a cabo, vamos; no estaría mal que se le diera un poco de contenido.

En la reforma, será curioso ver qué ofrece el PSOE y qué acepta el PP; estoy seguro que sorprenderá a más de uno. Si se ofrece una cámara territorial clásica, que represente a las autonomías más que a la población, el PP sería muy tonto si no lo coge. Básicamente, tiene más autonomías que el PSOE, así que no les molestará la idea. No creo que ZP sea tan tonto como para dar un veto al PP de facto haciendo esto, de todos modos; pero seguro que los dos partidos harán muchos números. Será divertido ver el PP defendiendo un planteamiento autonomista, de todos modos.

Las cuatro reformas, por cierto, son bastante asumibles para el PP. Quizás la que menos es la de poner lo de nacionalidades, pero creo que eso al PSOE tampoco le importa mucho, siempre que quede claro que si no pasa es culpa de otros. Así que veo bastante seguro que habrá cambios, que ya tocan, especialmente el senado.

3 comentarios:

Topgun dijo...

Un post lleno de sentido común que en ti no siempre es lo más común. (es un elogio aunque no lo parezca)

Carmen dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo. Me ha sorprendido sobre todo lo que comentas sobre la corona, que es algo que todavia no había oido decir a nadie, supongo que por eso de que parece que queda mal no querer que una mujer pueda llegar a reina, pero es que la monarquia es tan absurda que debe seguir siendo retrógrada en sí misma, sino estaríamos manteniendo una institución anacrónica pero permitiendo que se beneficie de la modernidad, y eso a mí no me parece justo, lo que habría que hacer es eliminar la monarquía, pero bueno, eso ya es otro tema.
Sobre lo del Senado está claro que de una u otra forma hay que modificarlo, sólo para que sirva de algo.
De todas formas seguro que los partidos políticos se enredan en unas cuantas discusiones antes de dar un paso al frente, así que nos queda un tiempo hasta que hagan algo de verdad ;)
Saludos!!!

Egocrata dijo...

Topgun, es el elogio más raro en años :-). Gracias.

Carmen, es curioso pero por lo que he leído por ahí, un presidente de la república (incluso uno ceremonial, al estilo alemán) sale muchas veces más caro que una casa real, y además no es un embajador tan estupendo como un rey en política exterior.

Miraré a ver que encuentro. De todos modos, no sería yo el que me pondría triste por ver a los Borbones desfilar. (Siempre he defendido los Habsburgo :-P ).