martes, marzo 22, 2005

Se tiene que ser burro: señalando espías

El periódico El Mundo es sencillamente vergonzoso. Tras sacar como un espantoso escándalo las conversaciones y visitas de un cargo de tercera del PSOE a un preso islamista, ahora van más allá, y dicen que era, de hecho, un espia.

Bien, muy bien. ¿Se han parado a pensar que quizás, sólo quizás, esto está jodiendo alguna que otra investigación policial pero bien? ¿Se han parado a pensar que el tipo este ahora se ha convertido en un bonito objetivo terrorista? ¿Se han parado a pensar que cualquier cosa que haya podido escuchar en los últimos años es papel mojado, ahora que es público que era un agente?

Es increible. Por ahí andan, todo felices, poniéndose medallas. Irresponsables un rato. Lo siento, pero merecen que les caiga un puro por revelación de secretos oficiales, como mínimo. Y no, esto no tiene nada que ver con las conexiones del PSOE con los malvados terroristas. El PP sabía que el señor este era espía, y era el que le daba las órdenes antes de los ataques. Igual que el resto de funcionarios.

2 comentarios:

Carmen dijo...

Tienes toda la razón. Muy buen post ;)
Saludos!!!!

Titoel Elfo dijo...

Nada, todo sea por vender periodicos. Lo peor es que el Mundo saldra de rositas de esto...