jueves, marzo 17, 2005

Protestando por protestar: los presupuestos, al constitucional

Lo de mezclar juzgados y política parece que al PP le hace gracia. Ahora Zaplana, armado con unas tres toneladas de palabrería jurídica y oscuras regulaciones presuntamente rotas, recurre los presupuestos al constitucional. Supongo que el tipo es consciente que aún haciendo las cosas según su altísimo gusto por la belleza procedimental igualmente hubieran pasado. O a lo mejor no, y aún no se ha enterado que está en minoría. En fin, tratando de tumbar en los tribunales lo que perdieron en el congreso. Bravo.

El PP parece que sigue sin estar cómodo en la oposición, y aboga por hacer tanto ruido como sea posible, en todos los frentes. No escogen una batalla, las pillan todas... y como consecuencia, el electorado recibe la mayor parte del tiempo mensajes sobre temas que le importan poco o nada. Van a hacer un caballo de batalla de la retirada de una estatua de un asesino en masa (Franco no fue otra cosa, lo siento), de castillos en el aire sobre el 11-M, y de una cuestión de procedimiento en el parlamento que no cambió mayorías. Y después se preguntarán porque la gente parece ignorarles.

O se ponen la pilas y se focalizan en temas serios en los que tengan algo de ganar (no, el matrimonio gay tampoco es ese tema) o lo tienen crudo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Sobre qué se supone que deben protestar?

Niske dijo...

¿Te parece un tema poco serio los presupuestos generales del Estado?

Alucino

Egocrata dijo...

Los presupuestos son un tema muy importante... pero no cuestiones de procedimiento. Que critiquen que crean deficit, no estos detalles tontos.