miércoles, marzo 30, 2005

La directiva Bolkestein

No, no es una peli mala de espias. Es la parcialemente fenecida (hasta después del referéndum francés, espero) directiva de la UE para la liberalización del sector servicios, un módico 70% del PIB europeo. En contra de lo que diga la gente de IU, los tres partidos troskystas franceses, los comunistas y Jaques Chirac (que tras 40 años en política, creo que ha defendido los dos lados de todo posible conflicto alguna vez en su vida ya), esta directiva es algo necesario, y que sólo beneficia a los consumidores.

Aumenta la competencia en algo en que hay poca. ¿Qué produce esto? Sí, bajan los precios. Como ha pasado en todo sector (bien) liberalizado allá fuera, desde compañías aéreas a telefonía, pasando por la compra de coches. Los mercados libres favorecen al consumidor, no a las empresas, algo que algunos no entienden demasiado. Si se ignoran las paridas ideológicas de turno (como que la UE es una enorme burocracia; de hecho, es muy pequeña) y los insultos gratuitos, Gabriel Calzada tiene razón. La cuestión es, por qué no dice las cosas con la sana calma y tranquilidad que demuestra el Economist. Españolitos, siempre de mala leche.

6 comentarios:

Carmen dijo...

A mí también me parece bien la verdad, pero en estos temas ya se sabe: a muchos les parece una barbaridad liberalizar cualquier cosa, y no se dan cuenta de que el proteccionismo no tiene nada bueno (excepto en industrias nacientes).
Saludos!!! ;)

Pablo Celan dijo...

A mí me ha deprimido lo ocurrido con la directiva Bolkestein. Y desde luego me ha extrañado el silencio del PSOE en todo esto, que no ha dicho ni mu. Mi pregunta es: ¿tiene ello que ver con que Chirac es el mayor responsable de su retirada y de que ha convertido el rechazo a la Directiva de Servicios en un puntal de su campaña por el sí en el Referendum sobre la Constitución Europea? Si es así --y creo que lo es-- tal vez deberíamos preguntarnos por aquellas proclamas de soberanía nacional y contra la sumisión a EEUU. En fin,creo que vale la pena tirar de este hilo.

Ah, Egocrata: enhorabuena por el blog. Aunque no coincido siempre cada vez me hago más asiduo. Ánimo y sigue escribiendo.

Egocrata dijo...

El PSOE, mal que nos pese, está actuando responsablemente. La directiva es necesaria, pero no tan urgente como asegurar que Francia vota a favor de la constitución. Así que el gobierno no hace demasiado ruido, calla, y espera que la directiva emerja de nuevo después del referendum francés, como todo producto salido de la comisión.

Por cierto, el PSOE, de izquierdas, es mucho más pro-mercado que Chirac, de derechas. Eso que a la izquierda no le gusta el mercado es una falacia desde hace tiempo.

(vale, a la izquierda francesa no le gusta. Pero no hablemos de dinosaurios).

Egocrata dijo...

El PSOE ha actuado de manera responsable. Es más importante ayudar a Francia en el referéndum que no aprobar una directiva que reaparecerá, a buen seguro, no mucho después del voto.

Por cierto, el PSOE está a favor de la directiva; la izquierda ya no teme al mercado.

Pablo Celan dijo...

Según Manuel Medina: "Nuestra intención con las modificaciones que queremos introducir a esta directiva es clara: evitar que se aplique el principio de país de origen en los servicios de un estado a otro. Ya que con ello caeríamos en un dumping social desleal imposible de aceptar".

[fuente: http://www.hispanidad.com/noticia_ep.aspx?ID=20050303122710]

A mí me parece que suprimir el principio del país de origen es acabar con el "espíritu" de la DB. La noticia habla por otro lado de la intención del PSE de modificar radicalmente la Directiva. Mucho me temo que eso es no aceptarla.

Egocrata dijo...

Esto es ahora, pre-referéndum. Ya volverán al redil.