lunes, marzo 07, 2005

Campaña en el País Vasco: ZP haciendo el pino

La (pre)campaña en el País Vasco ya está en marcha, y parece que los partidos empiezan a poner las cartas sobre la mesa. Bueno, más concretamente, aquellos partidos que aún no las habían mostrado, o en otras palabras, los socialistas.

Por una vez, parece que el PSE ha decido usar los dos grandes activos que tenían a mano, y hacerlo a fondo: su capacidad de maniobra, y el inquilino de la Moncloa.

Sobre la capacidad de maniobra, sólo hace falta comparar con el resto de partidos vascos. Ibarretxe y el PNV, tras ese falso favor de Batasuna del que hablamos, viven atado a su plan de manera irremediable. No sólo atados, sino que además no puede tocar una coma, tras irse a estrellar con él a Madrid. EA se han decido vaporizar detrás del PNV, así que muy lejos no pueden ir, igual que IU. El PP, por gentileza de la quijotesca tendencia a la intransigencia que ha exibido siempre en Euskadi, ni está en movimiento ni se le espera. El PSE, a todo esto, no se ha anclado a ninguna parte, y puede tratar de encajarse donde hay votos... es decir, entre el nacionalismo moderado, jugando a ser un PSC Euskaldún, y el constitucionalismo que busca el voto útil, huyendo de ese PP enrocado en el no a todo.

Aquí tenemos, pues, el porqué del "plan López" que tanto temen algunos. Por un lado, juega a dar una salida moderada al PNV, tratando de atraer a esos votantes que lo de Ibarretxe no lo ven claro. Por otro, juega con la mayor expectativa electoral para vaciar algo al PP de votos. De momento, el plan del PSE gana credibilidad entre los moderados del PNV cada vez que es atacado por... el PP, claro. Si no gusta a los intransigentes, es probable que sea bueno. El voto útil del PP se basa, sobretodo... en utilizar a ZP como locos en campaña.

ZP, en el País Vasco, ha cuajado, como ya comentamos. Está bien visto, no asusta a los moderados, y puede hacer promesas, ya que está en el sitio de dar concesiones. Lo del talante puede parecer una chorrada, pero la imagen de negociador no lo es, y esto no tiene precio. Si se le añade el aura de presidende del gobierno (y su capacidad de atraer los medios como tal), es un activo importante.

En vista a todo esto, el discurso de Zapatero de ayer tiene bastante sentido. Por un lado, una retórica mucho más abierta que la del PP, usando palabras que son guiños a los nacionalistas, y ofreciendo una salida al PNV. Por el otro, no salirse del guión de no a la violencia ni un momento, no importan los rumores. Si consiguen el encaje de bolillos de permanecer duros contra ETA y sus acólitos (se les ha pasado lo de legalizar a Batasuna, por ejemplo, que molestaba) y tender puentes al mismo tiempo, la cosa les puede salir bien. El PNV está muy ocupado tratando de hacer una mayoría largándose del centro y capturando votos ex-Batasuna, así que ese espacio está allí.

Veremos cómo acaba.

2 comentarios:

Manu dijo...

Los socialistas ya habían presentado sus propuestas hace tiempo. Faltaba Zapatero por ir al País Vasco a respaldarlas. ;)

Egocrata dijo...

La ventaja que tienen es que han podido irlas dosificando y matizando, ya que no estaban atados a nada. A ver qué sale, creo que están en una posición de sacar un buen resultado. No excelente (no los veo ganando, vamos), pero si dolorosillo para algunos.