miércoles, septiembre 07, 2005

La multiplicación de los panes y los peces

Al PP se le tiene que reconocer algunas cosas. Entre ellas, una jeta impresionante al hablar del sistema autonómico. Hoy presentan alegremente su propuesta de reforma del sistema de financiación de la sanidad, piden 1800 millones de euros, y se quedan tan anchos que para que este dinero aparezca no hace falta subir los impuestos. ¿De dónde viene? Ah, misterio. Resulta que el estado tiene arcas sin fondo.

En fin, el ejercicio de cinismo de siempre. Llevan varios días hablando cómo si la transferencia de la Sanidad a las autonomías fuera una cosa aberrante, cuando es obra del gobierno Aznar, y se quejan de las propuestas de reforma del gobierno, cuando las recetas vienen directamente de la ley también propuesta y aprobada por los gobiernos populares. Para hacerlo aún más divertido, se quejan que la aplicación de la ley no se ha completado (falta el fondo de cohesión y establecer la cartera básica de recursos) cuando ellos fueron los primeros en "olvidarse" de concretarlas.

Aún así, si no fueran tan rematadamente nihilistas en su negación de todo lo que es PSOE, aún se les podría achacar cierta coherencia. Su negativa a subir los impuestos en las comunidades que gobiernan se entendería si eso viniera acompañado de alguna idea lógica de cómo reformar el sistema de financiación. El PP sabe que en España hay básicamente cuatro autonomías que pasan por caja para pagar más de la cuenta, Baleares, Valencia, Madrid y Cataluña, y ellos gobiernan tres. Si hubiera algo de lógica en el mundo, el PP estaría apoyando las propuestas del tripartito en materia de financiación, y sentándose a ver el espectáculo del PSOE andaluz y extremeño histérico con la aprovación de un sistema menos abusivamente explotador de los recursos de las comunidades ricas.

Pero no. Rajoy, Acebes y Zaplana prefieren sacar su espantajo con bigote preferido a navegar por cualquier lugar cercano a la lógica, y así les va. De momento, el PP en Valencia ha aprobado un estatuto que defiende los derechos históricos previos al decreto de nueva planta de 1714 y el PP balear ha presentado una propuesta de reforma de la financiación igual, igual, igual a la del tripartito. Cuando Piqué levantó la voz y protestó de las torpezas del liderazgo de su partido en Madrid no era sólo por el 11-M, si no porque está harto que sus jefes le pongan en situaciones imposibles respecto al electorado catalán.

A todo esto, antes que salgan los de siempre pidiendo la privatización de la sanidad o un sistema mixto a la americana, un par de detalles. Estados Unidos gasta 5.267 dólares al año por habitante en sanidad, sumando sector público y privado. Francia, el mismo año (2002) gastó 2.736 dólares por persona, contando también ambos sectores. La tasa de mortalidad infantil en EUA es un 50% peor a la francesa (6,5 por mil contra 4,26) y la esperanza de vida es dos años menor (77 contra 79). El 31% del dinero gastado por EUA en sanidad, por cierto, va a papeleo por aseguradoras. Canadá, otro país con sanidad pública universal, gasta sólo el 17%.

Lisa y llanamente, la sanidad pública sale mucho más barata, en agregado, que cualquier otro diseño, que acaba por ser más caro, excluyente, y horriblemente ineficiente. Y esto no es cuestión de ideología, son datos. No hay ningún ejemplo que contradiga este hecho.

3 comentarios:

Daniel Rodri­guez dijo...

Hombre, el problema de la sanidad estadounidense es probable que sea otro, ya que al fin y al cabo no deja de ser también un sistema mixto en el que el estado pone más pasta per cápita que en muchos otros países.

Pero en cuanto al asunto principal, lo cierto es que no parece que el Estado haya aumentado el dinero que da a las autonomías según crecían los ingresos del estado y los gastos autonómicos por el aumento de población. O al menos de eso se quejan, aunque tratándose de políticos y dinero es como para fiarse.

Por último, te reconozco que la sugerencia de Maragall de pagar por renta y recibir por población me parece bastante más sensata, justa y sencilla que la actual. Lo que no sé, conociendo el percal, es si Maragall la pretende sólo para ellos o para todos.

Egocrata dijo...

Lo de la Sanidad en EUA no es por falta de mercado, es por problemas intrínsecos al mercado de seguros sanitarios. Estoy escribiendo un post largo sobre el tema; te dejo el debate para entonces.

Sobre el asunto principal, el gran problema es que las cuentas son mazo de espesas y están sin publicar....

Egocrata dijo...

Por cierto, el artículo que enlazas no explica los mayores costes burocráticos del sistema americano, o el hecho que EUA tenga más médicos por cápita que Canada, UK o Japón y siga teniendo un sistema sanitario más caeo e ineficiente.