viernes, mayo 13, 2005

Momento gafoso (vol.VI): Weezer en Nueva York

Bueno, si el ritmo de posts de ayer fue bajo, se debe a una de mis excursiones a la gran manzana, a disfrutar de un concierto. Ayer, Weezer, en el Roseland Ballroom. Madre mía, como lo disfrute. Veamos.

A pesar que se hicieron esperar (las puertas abrieron a las 6.45, y Rivers y compañía empezaron a las 9), valió la pena. Incluso aguantar la mediocrilla banda de teloneros, Ringside, otro ejemplo de grupo que suena mucho peor en directo que en el estudio. Como nota no demasiado educada, una parte importante del público se pasó un buen rato abucheando a los teloneros y pidiendo a gritos a Weezer, algo que no pensaba encontrar aquí. En fin.

Pasado el prólogo, Rivers Cuomo y los suyos tomaron finalmente el escenario. El cantante de Weezer tiene una pinta de freakie inadaptado social tremenda, pero cuando cogió el micro y empezó el concierto con un "Tired of Sex" cargada de energía, estaba visto que la cosa iba en serio. Vamos, menudo concierto. Canción tras canción, recogiendo desde clásicos ("Buddy Holly", "Undone", "The Good Life") hasta canciones de su (excelente) nuevo álbum, no dieron un momento de tregua, ante un público absolutamente entregado. Cantaron todas y cada una de mis canciones favoritas (excepto "Keep Fishin' "), se lanzaron en solos y variaciones con una soltura y energía tremenda, y se marcaron la mejor versión de "Island on the Sun" que uno puede imaginarse. Una auténtica maravilla de concierto, el mejor que he disfrutado por aquí Estados Unidos.

La vuelta a New Haven se hizo larga, como de costumbre, llegando a a casa casi a las dos de la mañana, y siendo bastante más pobre. Pero vamos, anda que no valió la pena. Nada como escuchar una de tus grupos favoritos clavar un concierto.

2 comentarios:

Egocrata dijo...

Por cierto, no hay foto porque olvidé la cámara :-(. Lástima, porque estaba muy cerca del escenario, y Rivers lleva las mismas gafas que yo (casi).

Egocrata dijo...

Otra nota al margen: vi a Shirley Manson, la cantante de Garbage, que salía del estudio de la CBS al lado, tras grabar el programa de Letterman. Nueva York tiene estas cosas.