viernes, mayo 20, 2005

El PNV en su cortijo

Lo de votar en el parlamento vasco esta legislatura será cómico. Con lo del empate permanente, la gente de EHAK no tiene que mover un dedo para poner a todo el mundo de los nervios. Al PNV se le ha acabado esto de mandar como si estuvieran sólos, realmente. Lo curioso es que hasta EA, sus socios de gobierno, ya se han dado cuenta. Incluso Aralar ha dicho que lo de seguir empantanados no es buena idea. Parece pues que el "veto" que decía el PNV imponían los malvados socialistas se extiende.

La verdad, sólo haciendo cuatro números se ve que en el parlamento vasco casi cualquier combinación deja a tres partidos con capacidad de veto efectiva, si EHAK no se mueve. El PP puede vetar al PSOE, EA y Aralar puede vetar lo que diga el PNV. Aún con los radicales abertzales votando, el PNV necesita a EA (y que los diputados moderados de su partido no cojan un rebote) y el PSOE necesitaría al PP (si el escenario surrealista se cumple). ¿Qué significa esto? Pues que la política vasca será pactada o no será, lisa y llanamente. Y eso no tiene porque ser malo, más bien lo contrario.