martes, mayo 17, 2005

Se tiene que ser burro: señalando espías, otra vez

Lo del periódico El Mundo y sus pajas mentales del 11-M está llegando a un límite delirante. No hace demasiado los "avispados" investigadores de Pedro Jota se ponían la medalla de haber desenmascarado a alguien que trabajaba secretamente de informador para el gobierno. El hecho que esta revelación pudiera poner a ese hombre (Fernando Huarte) en peligro o que toda la información y la red de contactos y chivatos se desvaneciera de golpe en el aire pareció no importar ni a El Mundo ni a los talibanes liberales de la derecha. El PP, demostrando que lo del sentido de Estado es algo que no va con ellos, saltó alegremente a la palestra, aún cuando Huarte trabajaba para su gobierno.

Bien, hoy El Mundo vuelve a las andadas. Revelan que Maussili Kalaji es policía nacional, tiene una amplia red de contactos, e infiltrados en un montón de células islamistas. Oh, gran revelación, que demuestra absolutamente nada, salvo que sus informantes no le dijeron nada sobre el 11-M.... y que destruye, de un plumazo, toda la red de confidentes que este hombre pudiera tener, a mayor gloria de Pedro Jota, su megalomanía, y las teorías conspiratorias que se saca de allá donde nunca sale el sol para vender periódicos.

Para acabarlo de arreglar, Zaplana y los suyos quieren explicaciones, muchas explicaciones. Podría preguntarle a su compañero de partido Acebes, que estaba al mando de la policía, por ejemplo. Pero no. Prefiere aprovechar la demolición de otra red de confidentes de la policía para provecho político. Después dirán que no usan el terrorismo como arma política.


3 comentarios:

Carmen dijo...

he leído el enlace de la noticia y no veo que la noticia tenga ningún contenido interesante, a parte de sacar a la luz la labor secreta de un miembro de las fuerzas de seguridad del Estado que colaboró en las detenciones por el 11M, y dejarle a él consecuentemente al descubierto. Pero no implica nada, no significa nada, sólo da datos que no deberían poder dar, imagínate si ahora los diarios se dedicaran a identificar a todos los agentes que tienen contactos con potenciales delincuentes para obtener información...la habríamos liado.
Un saludo!!!

Ictíneo dijo...

Subscribir lo que decíais Carmen y tú, pero sin embargo me gustaría subir el tono de la afirmación.
No es que se sea burro, es que seguramente Pedro Jota Ramirez y quienes le filtran estas informaciones están antentando contra la Seguridad del Estado de una manera mucho más sutil que la obvia de desmembrar trabajo pasado y futuro, aparte de minar la confianza de futuros colaboradores en la eternidad del silencio de tumba de un Estado sobre sus fontaneros. Dejando de lado la forma sutil, la obvia, seguramente, debería suponer, como mínimo, que se aplicaran una exigente investigación interna en dichos cuerpos para detectar los filtradores (claro que bien puede ser información no devuelta del mismo Acebes, menudo psicopata parece para dudar de que lo esté haciendo él mismo con su propia documentación) y después se aplicaran las medidas legales del codigo penal relativas a criterios de confidencialidad y reserva protegidos (entre dos y cuatro años de talego para Pedro Jota y que practique sus aventuras y las grabe en video).
Con lo que esta jugando el Inmundo no es ya fuego, es una bomba que mata gente. Y eso va a haber personas honestas que no se lo van perdonar nunca.

Sobre los motivos sutiles, sólo espero una (también sutil) contrareacción publicada en los breves del ABC para al argumentarla no quedar como el psicótico que soy. Como veo que son lectores y comentadores comunes ambos de LPD, allí espero que puedan leer sobre ello.

Egocrata dijo...

En fin. Lo raro es que aquí no se haya exclamado nadie.