lunes, mayo 16, 2005

Votando eternamente en Vitoria

Demostrando que no hay reglamento a prueba del azar político, en el parlamento de Vitoria se han quedado encallados hoy con un eterno empate a 33 para escoger al nuevo presidente de la cámara vasca. Todo apunta que pueden estar así toda la vida, ya que EHAK ya ha dicho que a Atutxa no le votan, y el PSE y el PP no están para dar favores al PNV gratis a estas alturas. Así que a no ser que a alguien en EB se le crucen los cables, o que la gente EHAK tenga otro ataque de voto creativo, se estará votando tres veces al día de aquí al 2009.

La belleza de los resultados de las últimas elecciones es que no habrá manera de hacer nada en el parlamento vasco si unos y otros no se hablan. El PNV puede tener la presidencia de la cámara si se baja del burro y pone a alguien que no sea Atutxa. Supongo que tarde o temprano se darán cuenta que no han ganado esas elecciones, y que continuar actuando como si estuvieran solos es bastante estúpido.

O quizás tengo demasiada fe en el PNV.

3 comentarios:

gulliver dijo...

La situación es todavía peor, porque se prevee el mismo empate y atasco para la elección de Lehendakari y no digamos nada de la gobernabilidad.

Como el burro que se murió de hambre y sed porque no se decidía entre la alfalfa y el agua, el PNV y EA parecen estar en un atasco interno, por el equilibrio entre los partidarios de la moderación y de los de embarcarse en la nave independentista. Lo bueno de este empate es que obligará al final al PNV a salir de su inacción y buscar alianzas, bien con el PSE, bien con el PCTV.

Un gobierno PNV-EA-PSE sería desde luego lo mejor para la estabilidad y reconciliación en el País Vasco. Esperemos que se imponga la moderación. Ya ocurrió anteriormente cuando eligieron como presidente a Imaz, en lugar de a Egibar.

Saludos

Trampu dijo...

El PNV esta acostumbrao a manejar Euskadi como si fuera su cortijo particular. Lo han hecho durante 25 años, asi que es normal que les cueste darse cuenta de que las cosas han cambiado.

Supongo que tiraran hacia un pacto con el PSOE. Pactar con EHAK es algo no apto para cardiacos, y al final, políticas aparte, lo que les interesa es gobernar.

El problema es que ambos (PNV y PSE) son esclavos de lo que dijeron en su momento...

Egocrata dijo...

¿Quién se acuerda de lo que dijeron? Siempre pueden decir que es necesario para el bien de Euskadi, etc. La cuestión es quién se baja del burro primero.